https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Aumento del GNL, fábricas ya diseñan planes con restricciones

 

Piden inversiones en Vaca Muerta

Las fábricas ya diseñan planes con restricciones ante el aumento del 100% en el GNL mundial. La UIA elabora un informe interno en donde señala el menor ingreso de divisas por exportaciones, con la necesidad de dólares para hacer frente a la demanda interna. Rosato, de IPA, pide aprovechar el clima del acuerdo con el FMI para fomentar inversiones.

Los industriales comenzaron a preparar planes de contingencia para afrontar un invierno con cortes en el suministro de gas natural. Resignados, admitieron que la combinación de escasez de divisas en las reservas del Banco Central y la suba de los precios internacionales atentarán contra las proyecciones de crecimiento fabril durante buena parte del 2022. Lejos de quedarse de brazos cruzados, exigirán que el clima positivo a partir del acuerdo con FMI sea utilizado para lograr inversiones en infraestructura energética y convertir a Vaca Muerta en el motor del autoabastecimiento del país y de más exportaciones.

La alerta había surgido semanas atrás en el encuentro de empresarios del Norte (Uninoa) que se realizó en Tucumán.

Allí, los presidentes de las uniones industriales que representan a las economías regionales habían advertido por la ausencia de gas para el invierno. Esa duda hoy es realidad para los sectores y regiones dependientes de esa energía para fabricar.

En la UIA preparan por estas horas un informe interno en donde dejan claro que, incluso, los buenos tiempos para los granos en materia de precios internacionales no alcanzarán para compensar la salida de divisas internacionales que debería afrontar el Banco Central para pagar la importación de Gas Natural Licuado (GNL), que permite abastecer a hogares y fábricas.

«Puede haber Mayores ingresos por exportaciones del sector agroindustrial, pero en el caso del trigo, el grano de la actual campaña ya está prácticamente vendido: se comercializaron 13,8 millones de toneladas sobre un total de 14,5», analizaron.

Además, el ingreso adicional de divisas por subas de precios «se puede ver compensado por las mayores importaciones de fertilizantes, dado el rol de Rusia como proveedor de urea, fosfato diamónico y fertilizantes potásicos». Allí la explicación de la continuidad de pocos dólares a pesar de la buena racha.

El peso del gas en la matriz energética

Sucede que la matriz eléctrica argentina depende en un 65% del gas que, si bien se está produciendo a bajos costos y en grandes cantidades, al no poder ser trasladado desde su principal yacimiento ( Vaca Muerta) a los centros de consumo debido a la saturación de los gasoductos existentes, no alcanzará para abastecer al mercado interno, explicaron desde la UIA.

Como existe un gasoducto con capacidad de transporte, en la actualidad los excedentes se exportan a Chile. «De sostenerse la suba de precios de la energía, se producirá un impacto sobre la necesidad de divisas para las importaciones (principalmente de combustibles líquidos; Nafta, Gas Oil y GNL). Mientras que los precios locales de producción son de USD3,5 por millón de BTU, la última importación se hizo a un costo de USD25 y actualmente en Europa las cotizaciones se acercan a los USD50. No alcanzará a compensar la mayor demanda de divisas por gas y combustibles líquidos», detallaron.

Los industriales consideraron que «es crucial ampliar las inversiones necesarias para el desarrollo de Vaca Muerta y reservas offshore, tanto para la sustitución de importaciones como para la exportación».

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, destacó la oportunidad que se abre con la refinanciación de la deuda pública con el FMI. «Tenemos gas de sobra para abastecer a todo el país. Ahora habrá condiciones para que existan inversiones en infraestructura, justo en un momento en donde el gas será clave en la economía mundial», sostuvo.

Fuente: BAE