EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Hecha la ley, hecha la trampa Crean nuevo rulo con tarjetas de crédito para ahorrar en compras en dólares

 La picardía de los argentinos volvió a sorprender a Martín Guzmán, un ministro de Economía que en los últimos meses pareciera correr detrás de los incendios. Se trata de utilizar los dólares informales del mercado para cancelar los gastos en el exterior y saltear los impuestos de la AFIP.


En lo que se configura como un nuevo dolor de cabeza para la malograda gestión del ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, los argentinos crearon un nuevo “rulo”, que permite sortear la prohibición del Banco Central de financiar los gastos en cuotas en el exterior.

El mismo se trata de una alternativa legal, que permite comprar productos o servicios en dólares, salteando el recargo del 65 por ciento compuesto por el impuesto País y la percepción a cuenta de Ganancias y Bienes personales, ambos creados e impuestos por la AFIP.

Básicamente, puede ser utilizado por cualquier usuario de tarjetas de crédito emitidas en la Argentina, que cuenten con la habilitación para hacer pago de bienes y servicios en el exterior. Usualmente, al momento del cierre del período mensual de facturaciones, todos los consumos se expresan en dólares en el resumen de tarjeta, sin importar en qué moneda se haya realizado la operación.

Estos conceptos pueden ser cancelados en dólares por el turista argentino, ya sea en reservas líquidas que guarde en su domicilio en concepto de ahorro, o en la caja de ahorro en dólares que posea en el banco emisor. Del mismo modo, puede pagar los gastos en pesos, pero tendrá que tener en cuenta que el monto se convierte a dólares aplicando el tipo de cambio oficial más un 65 por ciento de recargo, compuesto por los dos impuestos que ya han sido mencionados.

Ante este escenario es que nace el nuevo “rulo”, destinado a evitar recargos en el pago de los productos o servicios. El mismo consiste en llevar adelante en el exterior las compras con tarjetas de créditos emitidas en Argentina y, cuando llega el resumen, comprar dólares en el mercado paralelo y pagar con ello el resumen de tarjeta. De este modo, se evita el recargo del 65 por ciento, lo que implica una reducción promedio de un 10 por ciento en dólares de los costos.

La noticia volvió a sacudir el despacho de Guzmán quien, una vez más, falló en anticipar la picardía de los argentinos. El gobierno trató de evitar que la noticia de esta nueva maniobra se cristalice en los medios de comunicación, pero la estrategia fue llevada adelante demasiado tarde. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)