EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fiebre del FMI: el ritmo de Guzmán, el truco del Mago y una pulseada por el asado con el arbolito pelado

 


Fiebre del FMI: el ritmo de Guzmán, el truco del Mago y una pulseada por el asado con el arbolito pelado
 

 

 

Hola, ¿qué tal? Soy Walter Brown, jefe de Redacción de El Cronista y, como cada semana, te invito a compartir este espacio dominical en el que los editores del medio económico más relevante del país nos proponemos no solo contarte "de dónde venimos", sino también recorrer el laberinto por el que se mueve la información para intentar descubrir juntos "hacia dónde vamos".

Por lo pronto, sabemos que dejamos atrás ya los primeros dos calendarios del gran almanaque presidencial de Alberto Fernández, el mismo que tiene la mayoría de los casilleros marcados con la cruz roja que sobrevino con la pandemia del coronavirus y que resalta el próximo 22 de diciembre, fecha prevista para que la Argentina realice un nuevo pago al Fondo Monetario Internacional con el "puchito" final de los Derechos Especiales de Giro que quedan en las reservas del Banco Central.

Para entonces, se habrá cumplido también el vigésimo aniversario de uno de los capítulos más oscuros de la historia argentina, en el que la falta de dólares y una deuda insostenible terminaron con ahorristas acorralados, estallido social, muerte, saqueos y la imagen del helicóptero que retiró de la Rosada a un Presidente eyectado por la crisis. 

Pero aunque para algunos la actualidad amenace con representar un dejá vú de aquel triste momento, para otros el comunicado emitido por el FMI tras la última de semana de negociaciones en Washington permite bajar la fiebre y vislumbrar un acuerdo con el que el ministro de Economía, Martín Guzmán, deberá bailar en el Congreso a partir de mañana cuando presente el proyecto de Presupuesto. 

De ello dependerá, como lo explican a continuación Tomás Carrió, Matías Bonelli, Juan Compte y Sebastián De Toma, que se mantenga desde el ritmo con el que se movió el dólar la última semana, hasta el color que tomó la pulseada oficial por el control de la política de precios; desde la concreción del plan de inversiones millonarias que una importante empresa tiene para uno de los sectores más relevantes del país, hasta la posibilidad de que no sea un lujo poner un regalo junto al arbolito. Veamos...

---------o---------

This was de rhythm of Guzmán

Por TOMÁS CARRIÓ, subeditor de Finanzas y Mercados

 

El cambio de ritmo no pasó desapercibido. El dólar oficial dejó atrás la velocidad crucero a la que venía viajando desde febrero y apretó el paso. La señal parece clara: la Argentina ya no tiene tiempo ni reservas que perder.

 

No fueron pocas las consultoras que marcaron, en diversos informes publicados esta semana, que el Banco Central (BCRA) empezó a acelerar el ritmo de depreciación del tipo de cambio. Desde Equilibra expresaron que "la variación diaria anualizada se aceleró desde 20% a principios de noviembre hasta 35% en la última semana". En 1816 dijeron que "el spot ya corre al 25,5% anualizado" y el economista jefe de Econviews, Andrés Borenstein, publicó el jueves en redes sociales un gráfico que mostraba a la devaluación anualizada de las últimas cinco ruedas en niveles del 30,2%.

 

Independientemente de los matices que, en buena medida, responden al período comprendido, todos destacaron el cambio de paso.

 

En febrero, el ministro de Economía, Martín Guzmán, pisó el freno con fuerza. Dijo que el Gobierno apuntaba a una pauta de depreciación, a lo largo de todo 2021, del 25%. El ritmo de crawling peg ya no imitaría la inflación pasada, sino que se apelaría al ancla cambiaria para frenar la inercia inflacionaria. Pero aun así, la inflación comenzó a acelerarse hasta viajar al 52% interanual y el dólar fue quedando rezagado.

 

Ante ese escenario, superadas las elecciones de medio término y con las reservas en franco descenso, no es casual que la atención del mercado se posara en cuál sería el nuevo ritmo de depreciación.

 

Tal vez esa incógnita pueda despejarse este lunes, cuando Guzmán se presente ante el Congreso para defender su proyecto de Presupuesto 2022. ¿Qué dice el texto? Que el Gobierno prevé que el tipo de cambio se ubique en $ 131,10 para diciembre del año próximo, lo que significaría una depreciación del 28% en el año.

 

¿Será ese el ritmo que le presentaron los equipos técnicos del Ministerio de Economía y del BCRA al FMI en Washington? ¿Puede modificarse dependiendo del dato de inflación que se conocerá el martes?

 

Lo cierto es que aún son muchas las incógnitas o incluso las variables que marcarán la velocidad a la que viajará el dólar hacia adelante. Lo único que parece seguro es que, con las reservas netas debajo de los u$s 5000 millones -según estima el mercado-, ya no se moverá solo al ritmo de Guzmán.

---------o---------

Precios e internas: el campo sonríe, pero no festeja

Por MATÍAS BONELLI, subeditor de Economía

Era el ala moderada (liderada por Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo) versus el ala dura (con Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior a la cabeza). Abrir el grifo exportador de carne, o apretar todavía más el torniquete.

La idea que se impuso fue la primera y el campo festejó. No porque vea con buenos ojos que todavía queden dentro del corralito los siete cortes parrilleros más populares, pero sí porque el Plan B era no solo mantener las restricciones, sino además aumentar gradualmente las retenciones.

El campo sonríe pero no festeja. Sabe que todo es muy frágil y que las internas dentro del Gobierno pueden cambiar todo. Hoy ganó una postura, pero mañana todo puede volver para atrás.

La vara con que se medirán las medidas anunciadas el jueves es una sola. Los precios serán los jueces. Si los "cortes populares" no muestran una actitud pasiva, se volverán a encender las luces de alerta y posiblemente el ala dura comenzará a decir en vos alta "yo te lo dije", y posiblemente se vuelvan a escuchar nuevas ideas para contener los precios.

 

El antecedente inmediato no es el más alentador. En noviembre algunos de estos cortes se encarecieron cerca de un 17%, y los ganaderos sostienen que el precio de la hacienda sigue subiendo. Hay inflación contenida; ahora será el propio campo quien deberán ver cómo se las ingenia para que eso no llegue a las góndolas.

---------o---------

Los trucos del Mago

Por JUAN COMPTE, editor de Negocios

Ya había llamado la atención la convocatoria: "Investor Day", al mejor estilo de Wall Sreet. Algo que no debería sonar raro: sus acciones cotizan en la Bolsa de Nueva York. Pero sí despertó curiosidad, ya que es una empresa que, raras veces, hace calls tan abiertos. Había un por qué. Miguel Matías Galuccio, alias "El Mago", ex presidente y CEO de YPF, develó el nuevo plan estratégico de su proyecto, algo que en cuatro años aceleró a ser mucho más que un mero start-up: hoy, Vista, su emprendimiento, es el segundo mayor productor de shale del país.

Vista ya no es "Oil & Gas". Renovó su marca corporativa. Le agregó "Energy for Tomorrow" a su nombre, a tono con el sendero verde con el que busca reducir sus emisiones.

La atenuación de su impacto ambiental no es el único objetivo del "plan plurianual" -por recurrir a un término en boga- que Vista definió para el período 2022-2026. La energética busca duplicar su volumen de producción, a 80.000 barriles diarios. Quiere exportar el 60% de eso, el doble del 30% que despacha de su extracción actual. La tabla del 2 también se aplicará a la cantidad de pozos conectados: hoy 20; 40 a 2026, mostró el chart.

Un esfuerzo que exigirá u$s 2300 millones de inversión. La mayoría de ese desembolso se priorizará en Bajada del Palo Oeste, su yacimiento estrella en Vaca Muerta. En su presentación, Galuccio no dio muchas precisiones sobre cómo los financiará, más allá de lograr una generación de caja de u$s 1000 millones. Tampoco abundó sobre qué hará para reducir la deuda, de u$s 600 millones a u$s 400 millones. O cuáles podrían ser las "eventuales futuras adquisiciones" que aparezcan en su radar y que se pagarían con esa billetera recargada. No le hizo falta entrar en precisiones. 

Desde su gestación, en octubre de 2017, Vista no tuvo problemas en conseguir fondos, tanto en la Bolsa mexicana, como en la de Nueva York o el pesificado mercado de capitales local. Tampoco, para renegociar condiciones con sus bancos acreedores. O compras, frente a rivales, por lo general, más musculosos. 

Así como se sabe que Galuccio goza de buen crédito en el mercado financiero, en la industria energética pocos dudan que, cada vez que el Mago hace un movimiento, siempre es porque tiene algún truco bajo la manga.

---------o---------

Comprar regalos navideños cuesta cada vez más

Por SEBASTIÁN DE TOMA, editor de Suplementos y One Shots

Dicen que las comparaciones son odiosas y, en este caso, hay que sumar que pueden también ser dolorosas, como en el caso que nos ocupa.

Online Money Advisor -una empresa británica- analizó los precios de diferentes opciones de regalos navideños en todo el mundo para revelar qué países tienen más o menos capacidad económica para comprarlos.

Para hacerlo, clasificaron en un ranking a los países en función del precio del producto y los compararon con el sueldo promedio para saber en qué parte del mundo es más fácil acceder.

Puntualmente, analizaron cuatro productos bien clásicos: un iPad Pro 11, un set de Legos, un oso de peluche clásico, una muñeca Barbie y el libro "El Principito".

De este análisis surgieron varios datos clave. Entre ellos que:

 

  • Los Estados Unidos es el país más barato para comprar regalos navideños.
  • Israel es el país más caro para comprar los regalos de Navidad.
  • Estados Unidos también es el país más accesible para comprar regalos navideños en comparación con el salario promedio. Un iPad, por ejemplo, solo significa el 15,5% del salario promedio de los EE.UU.
  • Por el contrario, y acá llegamos al título de estas líneas, la Argentina es el país menos accesible para los regalos navideños. Al comparar los precios con el salario promedio de un argentino, un iPad significa casi el 360% del salario promedio.

 

Hay que diferenciar accesibilidad de barato, sin embargo. Accesible significa que se puede acceder al regalo utilizando una porción menor del salario, mientras que el precio se considera en valores constantes, en dólares estadounidenses. Aunque, la verdad sea dicha, este detalle no hace mucho por la Argentina, que es el segundo país más caro, después de Israel y por delante de Islandia (lugares donde la población tiene, en promedio, un poder adquisitivo mayor). Para citar un ejemplo: aunque Dinamarca sea uno de los países más caros para comprar los regalos navideños, es el décimo más accesible cuando se compara el precio con el salario medio danés.

Volviendo a la accesibilidad, lo que sucede en la Argentina, donde comprar un iPad representa más de tres salarios promedio, ocurre en muchos otros países de latinoamérica como Colombia, Costa Rica, México y Chile. Pero en ninguno se da este fenómeno con una diferencia tan marcada como en la Argentina.

Algunos detalles metodológicos que pueden resultar del interés del lector:

 

  • Para cada país, se analizaron los costos minoristas de los regalos navideños más populares.
  • Los artículos elegidos fueron iPad Pro de 11 pulgadas con 128GB1 WiFi, LEGO 11008 Classic Bricks and Houses, GUND Philbin Chocolate Bear, 12-Inch, Brown (en los países donde no se pudo encontrar este artículo, fue reemplazado por un oso de peluche similar con las mismas dimensiones), Barbie Fashionista Extra Doll y El Principito de Antoine De Saint-Exupéry (Edición rústica).
  • Luego, a cada país se le asignó una puntuación de índice para cada elemento en función de su clasificación en la lista (elemento más barato / más accesible = 1 punto, elemento más caro / menos asequible = 39 puntos).
  • Cuanto mayor sea la puntuación, más caro será el país para el artículo en particular. Luego los sumaron para obtener un puntaje de índice total que nos permitió clasificar los países más y menos costosos para comprar regalos navideños.
  • Esto se hizo tanto para los precios de los productos como para los precios comparados con los salarios promedio mensuales de cada país.
  • Los datos salariales se obtuvieron de OECD.org y son correctos para 2020. Para el caso de Argentina, que no pertenece a la OCDE, el salario promedio se obtuvo de acuerdo a fuentes periodísticas.
  • Las monedas locales se convirtieron a dólares mediante la herramienta Google Finance y son correctas a la fecha del 11 de noviembre de 2021. Para la Argentina, se tomó el valor del dolar oficial para Google Finance y no dólar blue o dólar tarjeta.

 



Newsletter El Cronista