EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EN CASA Y EN EL SENADO 2 veces en 24 horas: ¿Qué pasa entre Axel Kicillof y CFK?

 

Primero, Cristina Kirchner lo citó en su casa de Recoleta, pero en menos de 24 horas volvió a hacerlo en su despacho del Senado. ¿Para qué cita a Axel Kicillof?

Los encuentros entre la vicepresidente Cristina Kirchner y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se dieron en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), antes de la discusión del Presupuesto nacional y del debate del bonaerense, y en un lapso menor a las 24 horas.

El primer encuentro privado fue el miércoles, cuando la vicepresidente lo recibió en su domicilio del barrio porteño de Recoleta, y el segundo, en su despacho en el Senado de la Nación.

Ocurre que el gobernador, por un lado, sigue siendo fuente de consulta en temas económicos y busca sostener el diálogo sin intermediarios, pero las reuniones se dieron también en el marco de los cambios que Axel Kicillof viene implementando en su gabinete.

En efecto, tras el breve viaje que hizo el mandatario bonaerense a El Calafate luego de la derrota en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el gobernador cambió parte de su equipo de trabajo más cercano:

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, fue a la jefatura de Gabinete por Carlos Bianco, y el de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos en lugar de Agustín Simone. Tanto Bianco como Simone fueron designados en otras áreas de menor exposición.

Axel Kicillof y Máximo Kirchner.

Axel Kicillof y Máximo Kirchner.

Los cambios, no deseados por el mandatario, abrieron un nuevo escenario y distribución de poder en el esquema bonaerense, donde hubo un empuje preciso de Máximo Kirchner, que este sábado asumirá al frente del PJ bonaerense.

 

Fue el pico de máxima tensión en el vínculo entre Máximo Kirchner y Axel Kicillof, una relación que cerca del jefe de La Cámpora aseguran que mejoró por estos días. Pero en La Plata no dicen lo mismo

La negociación con el FMI

Lula, Cristina Kirchner y Alberto Fernández, en el acto del 10 de diciembre. Foto: La Nación.

Lula, Cristina Kirchner y Alberto Fernández, en el acto del 10 de diciembre. Foto: La Nación.

Pero Cristina Kirchner busca también en Axel Kicillof su opinión sobre cómo se debe abordar la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

La diferencia con el presidente Alberto Fernández se evidenció el último 10 de diciembre ante una multitud en Plaza de Mayo. Allí ella advirtió que "no se va a aprobar ningún plan que no permita la recuperación". También le pidió a Fernández que incluya en la negociación la posibilidad de pagar parte de la deuda con dólares argentinos que están en paraísos fiscales: "A la Argentina no le faltan dólares, los dólares de la Argentina se los llevaron afuera. Necesitamos que el FMI nos ayude a recuperar de los paraísos fiscales que se han ido miles y millones de dólares en evasión. Comprométase a que cada dólar que encuentre en el exterior se lo vamos a dar al Fondo, de los que se la llevaron sin pagar impuestos, se la fugaron. Que sea un punto de negociación". Fue el mismo día en que el Fondo aseguró que las conversaciones estaban avanzadas

 

El Presidente le respondió a Cristina Kirchner: "Tranquila Cristina, no vamos a negociar nada que ponga en compromiso el crecimiento de la Argentina".

 

Entre las diferencias internas que hay en el Frente de Todos respecto al modo de abordar la negociación de la deuda, el exministro de Economía de la Nación durante la presidencia de Cristina Kirchner se posiciona bien cercano a la ex mandataria.



urgente24