EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La liquidez del banco central está sedando a los inversores | | CapitalBolsa

 El índice de volatilidad Cboe, conocido como el "indicador del miedo" de Wall Street, cayó a un nuevo mínimo de la pandemia de COVID-19 el martes, cuando las acciones estadounidenses se dispararon a nuevos máximos ante las expectativas de que el estímulo fiscal y las señales de progreso en una campaña de vacunación en todo el país estimularán un repunte económico más amplio.

El VIX bajó recientemente 0,54 puntos a 19,49, su nivel más bajo desde el 21 de febrero de 2020, días antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara el brote de coronavirus como una pandemia mundial.

Una caída impulsada por una pandemia que redujo alrededor de un tercio del valor del S&P 500 en marzo pasado llevó al índice VIX a un máximo casi récord de 85,47, un nivel que solo se superó durante la crisis financiera mundial.

El índice ha caído desde entonces, ya que el S&P 500 se recuperó un 80% desde sus mínimos de marzo para alcanzar un nuevo máximo el martes, liderado por las acciones de tecnología.

Los inversores parecen haberse vuelto más optimistas sobre la trayectoria de la pandemia en las últimas semanas, a medida que se expande el lanzamiento de una vacuna en los EE.UU.

Estados Unidos ha administrado 110,737,856 dosis de vacunas COVID-19 y distribuido 142,918,525 dosis en el país hasta el martes por la mañana, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Los administradores de fondos en una encuesta mensual de BofA Global por primera vez en un año no nombraron al COVID-19 como el principal "riesgo en contra" del mercado, sino que citaron la inflación.

Aún así, el VIX se mantiene por encima del promedio de 15.4 visto para 2019.

Y los futuros de volatilidad que vencen más adelante en el tiempo siguen siendo relativamente elevados, una señal de que algunos inversores continúan manteniendo una postura cautelosa.

"El pico de volatilidad del coronavirus todavía persiste en la memoria de los inversores", dijo Chris Murphy de Susquehanna International Group en una nota. “Aunque la volatilidad a corto plazo ha disminuido, las cicatrices del Covid probablemente hagan que los inversores duden en reducir la volatilidad a medio y largo plazo. Vimos algo muy similar después de la gran crisis financiera”, dijo Murphy.