EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

5 MINUTOS - INFORME SEMANAL FINANCIERO - LION CAPITAL

RESERVAS Y FMI 

Esta semana tuvo lugar la apertura anual de sesiones ordinarias del Congreso, encabezada por Alberto Fernández. El discurso que transmitió tuvo algunos mensajes claros sobre a donde se apuntará el objetivo en temas importantes para la economía. 

Los ajustes de tarifas durante el 2021 serán limitados y el Gobierno tiene poco apuro por cerrar un nuevo acuerdo con el FMI. Esto se da en una semana en la que el organismo internacional avanzó fuertemente para definir los giros de DEGs para sus socios, es decir dólares frescos para los países miembros del FMI, donde Argentina recibiría alrededor de USD 3500 M. 

Estos dólares son la solución final a los vencimientos del Club de Paris y los pagos de intereses que deben abonarse este año. De esta manera, con un perfil de vencimientos aclarado para 2021, recién hacia fin de año sería necesario para el Gobierno avanzar con una reestructuración de la deuda con el fondo. 

Durante esta semana el BCRA continuó comprando dólares en el MULC, acumulando aproximadamente esta semana unos USD 700 M, en una tendencia favorable que vemos desde principios de febrero. 

Esto se debe en parte al buen ritmo de liquidación de exportaciones que se está llevando a cabo, lo que permite al BCRA ir renovando su poder de intervención en el mercado de bonos, donde continuaría comprando bonos y otorgando liquidez en la plaza de CCL. 

Sin embargo, resaltamos que esos USD 700 M no se reflejan en un aumento de las reservas internacionales en la misma proporción, justamente por lo dicho previamente, lo cual parece estar afectando directamente a los precios de los bonos Hard Dollar. 

Otro aspecto a tener en cuenta es el flujo vendedor de dólares proveniente de las personas obligadas a pagar el impuesto a la riqueza con fecha de vencimiento hacia fines de marzo, lo cual agrega más oferta al mercado de MEP/CCL. 

El tipo de cambio oficial está desacelerando lentamente su ritmo de devaluación, a un ritmo del 36% para esta semana que finalizamos, la velocidad más lenta registrada en los últimos 6 meses. 

Los futuros de dólar han visto caer sus tasas implícitas casi un 40% en los últimos meses, favoreciendo las expectativas planteadas por el ministro Guzmán, que planteó una devaluación del dólar oficial del 25% durante 2021.

 “Algunas ONs dollar linked con vencimientos más largos pueden ser una opción de cobertura más atractiva, entendiendo que difícilmente el dólar se aprecie en términos reales durante varios años seguidos .” 


PANORAMA E INVERSION 


Se continúa observando caídas en los bonos Hard Dollar, en un momento en el cual los inversores vuelven a mirar las paridades de estos bonos para definir qué nivel de quita están priceando actualmente, entendiendo que hacia 2024 será imposible afrontar los servicios de deuda. 

Vemos que actualmente los precios de los soberanos Hard Dollar están descontando una quita de 70% en el capital invertido (un nivel de recorte de la magnitud de las peores reestructuraciones realizadas en la historia). 

Es en esta zona de precios entendemos que si bien hay riesgos concretos y muchos desafíos por ver cómo se resuelven, también hay momentos que el mercado puede estar exagerando con las expectativas negativas y es ahí donde aparecen las oportunidades. 

Los niveles de paridad actuales parecen ser, a largo plazo, una oportunidad para perfiles agresivos. En la curva de pesos, vimos como ajustaron fuertemente los precios de los bonos dollar linked, segmento de bonos que hace ya varios informes mencionamos que dejaron de parecernos atractivos en un contexto de estabilidad cambiaria. T2V1, con vencimiento en noviembre de este año tiene poco atractivo si calcula una devaluación cercana a la planteada por Guzman. 

Algunas ONs dollar linked con vencimientos más largos si pueden ser una opción de cobertura más atractiva, entendiendo que difícilmente el dólar se aprecie en términos reales durante varios años seguidos. El perfil de vencimientos actual de bonos en pesos tiene ciertos desafíos hacia mitad de año, pero el mercado no está mostrando preocupación al respecto sino todo lo contrario, donde todos los bonos cortos están rindiendo entre 35% y 40% TNA. 

Donde puede haber valor es en el tramo largo de CER donde la curva empinada permite conseguir rendimientos reales del 6% por ejemplo con un DICP, con una duración de 6 años.