EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Telefónica. Las mejores proyecciones descuentan un potencial alcista del 70%

 

Los analistas se muestran cada vez más optimistas con los progresos de Telefónica. El beneficio neto en 2020 alcanzará los 1.700 millones


Telefónica comenzó el año pisando el acelerador y sus títulos de anotan una subida superior al 15% desde enero, con algunas operaciones muy sonadas, como la venta de las torres de Telxius, que han devuelto parte de la confianza en el valor.

Gestoras de renombre como Bestinver incorporaron a Telefónica en sus fondos, alentadas por la reestructuración del negocio, a pesar de los grandes desafíos que todavía hay por delante. Y en particular, la venta de los activos en Latinoamérica, que sigue siendo el principal foco.

La venta de las torres de Telxius, que Telefónica cerró a una ratio récord de 30 veces beneficios, demostró la capacidad el grupo para poner en valor sus activos. Y los analistas se muestran cada vez más optimistas con los progresos de la operadora.

El consenso de analistas de Bloomberg calcula un potencial alcista a doce meses del 22%, pero esta cifra es matizable, dado el extenso grupo de expertos que cubren el valor.

Las mejores estimaciones triplican el potencial alcista


No obstante, las mejores proyecciones, que en muchos casos son las más actualizadas, arrojan un precio objetivo a doce meses para Telefónica de 6,3 euros, que implica un retorno potencial del 70%.  

Por ejemplo, la estimación más alta es la de Morningstar, cuyos expertos calculan un precio objetivo de 8,7 euros, seguida por Alphavalue, con una valoración de 6,87 euros, y por Deutsche Bank, con 6,4 euros.

Además, el Banco Santander Oddo se colocan en los 6 euros, mientras que el Banco de Sabadell valora los títulos en 5,9 euros, por 5,7 euros que calculan en Renta 4 Banco y 5,5 euros en Gaesco Valores.

No obstante, a partir de la presentación de resultados del 25 de febrero, es previsible que los analistas revisen sus modelos para incorporar en sus estimaciones la operación de Telxius (que no entra en el cierre del año) y las nuevas proyecciones que ofrezca el grupo.

Desconexión entre precio y valor


La cuestión es que el 47% que se dejo Telefónica en bolsa el año pasado refleja la inquietud de los inversores y pone negro sobre blanco respecto a la creciente desconexión entre el valor del grupo y la cotización en el mercado.  

“Yo así lo pienso” opina Juan Peña, analista de Gaesco Valores, cuando explica que, aunque el valor reaccionó bien a la noticia de Telxius, luego se queda un poco apagado, como si tuviera “poca fuerza alcista” y los inversores tuvieran “miedo a la compañía”.  

También comparte esta tesis de la desconexión entre valor y precio Iván San Félix, analista de Renta 4 Banco. Al fin y al cabo, el grupo es líder en España, el Reino Unido y Brasil, además de que cuenta con la infraestructura más avanzada de Europa y una red de fibra casi completada en España.

El incierto futuro de la división de Latinoamérica es el principal lastre

Respecto a la transación de TelxiusSan Félix opina que "Telefónica tiene un valor oculto que este tipo de operaciones saca a relucir". El grupo tiene más alternativas y "lo importante es que el valor vaya recuperando al ir ganándose la confianza de los inversores", añade este experto.

Es cierto que la pandemia ha hecho daño pero están haciendo las cosas bien y “la monetización de infraestructuras va por el camino correcto”, apunta Peña, pero falta ver “que pasa con Latinoamérica”. Con esta visión coincide San Félix cuando apunta que el futuro en la región “es incierto”. De momento, "no veo la monetización de Latam", recalca San Félix.

El beneficio neto de Telefónica alcanzará los 1.700 millones


Respecto a los resultados, los inversores tampoco pueden esperar grandes sorpresas en unas cuentas en las que “se van a repetir la mayoría de las dinámicas” del tercer trimestre, apunta Peña.

En Barclays, por ejemplo, prácticamente no han revisado las estimaciones y prevén una ligera caída de los ingresos en el año del 0,3%, debido principalmente al efecto divisa. En cuanto al beneficio neto, calculan que Telefónica ganará 979 millones.

La cifra está muy en línea con los 1.000 millones de beneficio neto que estima Peña, “sin contar con las sorpresas” que suele dar Telefónica en forma de extraordinarios. No obstante, el consenso de Bloomberg está más optimista y vaticina un resultado neto de 1.700 millones.

En el trimestre, y respecto al negocio ordinario, en Gaesco Valores calculan un descenso del 10% en los ingresos. También creen que el efecto divisa en Latinoamérica pasará factura, pero además apuntan a la debilidad en el Reino Unido.

La cuestión es que, al ser Telefónica un operador móvil en el mercado británico, “depende mucho de las ventas de terminales”, que se han visto afectadas por las restricciones a la movilidad, recalca Peña.

Más transacciones pueden venir en camino tras la venta de Telxius


Con todo, es innegable que la venta de las torres de Telxius anunciada a principios de enero supuso un giro radical en la estrategia de Telefónica y abre un horizonte más amable.

“Creemos que vendrán más transacciones, lo que reduciría aún más los riesgos del balance”, apuntan los analistas de Bloomberg Intelligence.

De hecho, estos expertos calculan que se podría conseguir una reducción de 1,3 veces en el apalancamiento si se materializan todas las operaciones corporativas que hay sobre la mesa, empezando por Latinoamérica.

Si algo ha dejado claro la pandemia del coronavirus, es que el fundamento estratégico de las desinversiones sale más reforzado que nunca. Por ejemplo, una de las alternativas más interesantes pasa por monetizar la fibra de España. "Es un activo muy bueno y está muy bien valorado en el mercado", apostilla San Félix. 



finanzas.com