EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tensión en el gobierno porque el macrismo podría quedarse con el sistema de expedientes electrónicos

 La información ya circula en la cúpula de la coalición oficial y encendió luces rojas. Las firmas Everis y Datastar, muy cercanas al macrismo, podrían pasar a controlar el sistema nacional de expedientes electrónicos. Un recurso crítico que les aseguraría el acceso a información muy delicada.

Pablo Pereira, CEO de la filial argentina de la multinacional Everis, es muy cercano a Eduardo Martelli, ex secretario de Modernización Administrativa durante el pasado gobierno y amigo personal de Macri.

Mientras que Roberto Olivero, presidente de Datastar Argentina, tiene aceitados vínculos con el PRO y el Consejo de la Magistratura porteño, cercano a Rodríguez Larreta.

Las firmas Datastar y Everis pretenden quedarse con el contrato para instrumentar el sistema nacional de expediente electrónico. Amas fueron dos de las empresas favoritas del ex secretario de Modernización, Eduardo Martelli, amigo personal de Macri.

Ambas firmas pretenden quedarse con el contrato de Expediente Electrónico que acaba de llamar a licitación la Secretaría de Innovación Pública de la Nación.

Everis y Datastar tuvieron contratos millonarios durante el macrismo, otorgados por Martelli, cuando avanzaron en el desarrollo y puesta en funcionamiento del Sistema de Expediente Electrónico.

Martelli en su momento enfrentó cuestionamientos porque "olvidó" incluir en su Declaración Jurada ante la Oficina Anticorrupción, una sociedad offshore llamada Cristina Finances S.A.. Muy cercano a otro amigo de Macri, el ex ministro de Modernización, Andrés Ibarra, fue el encargado de llevar adelante del proyecto Expediente electrónico.

Tras la derrota del 2019, Martelli ingresó como asesor de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, para trabajar en la instrumentación de expedientes judiciales electrónicos, conocido como Sistema EJE. Tarea en la que sumó como proveedor a Datastar.

La secretaria de Innovación, Micaela Sánchez Malcom, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El expediente electrónico del macrismo se vendió como un avance ecológico de su gestión y en abril de este año, tras la firma del decreto 338/2020, se generó una gran polémica cuando Alberto Fernández habilitó nuevamente el uso de la firma en decretos de papel. El presidente tuvo que aclarar que no estaba en contra de la digitalización, sino que tuvo que habilitar nuevamente la firma en papel, ante las reiteradas fallas que presentaba el sistema de gestión documental del macrismo.

En la licitación también se presentó la firma Unitech, que junto a Everir formó parte del escandaloso contrato millonario que el ministro macrista Andrés Ibarra firmó en 2016 para implementar el sistema de recursos humanos (Sarha).

Ahora, la secretaria de Innovación, Micaela Sanchez Malcom, llamó a licitación para avanzar en los expedientes electrónicos, se supone sin las fallas heredadas de la anterior gestión. La parte técnica del proceso quedó a cargo del subsecretario de Innovación Administrativa, Luis Papagni, sucesor de Martelli.

En la licitación también se presentó Unitech, cuyo presidente y CEO es Aníbal Carmona, quien además es presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software.

Unitech, al igual que Everis, formó parte del escandaloso contrato millonario que se firmó en 2016 con el Ministerio de Modernización para la implementación del Servicio de Administración de Recursos Humanos (Sarha).