EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Oportunidad de inversión mixta para propietarios: entregan sus terrenos en Capital Federal a cambio de dólares y m2 a construir

Para concretar ese canje inmobiliario y garantizar el éxito de la operación, la firma H-54 brinda asesoramiento técnico y jurídico a los dueños de las propiedades.


Con un mercado de la construcción golpeado por la falta de dólares y con el valor de la divisa que cambia día tras día, se hace cada vez más difícil establecer el valor de los inmuebles. Frente a esa disyuntiva, los propietarios de lotes o propiedades con capacidad edificable en la Ciudad de Buenos Aires se ven seducidos por canjear m2 viejos por m2 a estrenar para no perder con la pesificación.


Para concretar esta operación, las empresas desarrolladoras de edificios buscan lotes –ya sean baldíos o construidos- en los barrios más demandados de Capital Federal: Palermo, Belgrano, Recoleta, Núñez, Caballito, Villa Crespo, Villa del Parque y Barracas. A cambio, sus dueños reciben un porcentaje en dinero y el resto en departamentos.


Esta nueva opción de canje inmobiliario constituye una ventaje para los que necesitan hacerse de liquidez de inmediato, sin tener que esperar que termine la obra para vender las unidades, pero sabiendo que a futuro se beneficiará con el valor del m2 en dólares a estrenar.


“Casas, fábricas o PH se pueden transformar en edificios. Hoy esas propiedades pueden estar desocupadas por el contexto económico o alquiladas a precios poco convenientes. Por eso, nuestra iniciativa apunta a que esos dueños puedan sacar mejor provecho de esa propiedad teniendo en cuenta el volumen edificable”, explicó Solange Esseiva, propietaria de la firma H-54, quien brinda asesoramiento a los dueños de esos terrenos para garantizar el éxito de ese intercambio. 


El volumen del canje va a depender de la negociación entre ambas partes: hay algunos que devuelven los m2 viejos en m2 nuevos, otros ofrecen entre el 20 y el 30% de los departamentos construidos (ejemplo: de un edificio de 10 pisos ofrecen entre 2 y 3) y algunos hacen un mix entre un adelanto en dólares y el resto en ladrillos.


“Las posibilidades de negocios son amplias y el propietario podría llegar a recibir hasta la mitad en dólares si el lote está ubicado en una zona premium, como la avenida del Libertador, y el resto en departamentos en ese mismo edificio a construir o unidades ya terminadas por el mismo desarrollador en otro emprendimiento”, precisó Esseiva.


Como la construcción de un edificio puede demandar entre 2 y 3 años, la firma H-54 se encarga de tramitar el pago de un alquiler al propietario –si es que vivía en ese lugar- mientras se termina el edificio o el reembolso del alquiler que perdería en el que caso de que viva de una renta. Además, se encarga de hacer una investigación exhaustiva de la constructora para constatar sus antecedentes y que el dueño no corra riesgos innecesarios.


“Una vez que las partes se ponen de acuerdo y pactan el tipo de permuta que concretarán, se firma la escritura y el propietario del terreno, recién entonces, se desprende del lote, garantía hipotecaria mediante, para resguardar sus derechos”, concluyó Esseiva.