BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EE.UU.: Qué supone un Congreso dividido para los mercados y la economía

 A la espera de conocer el resultado final de las elecciones en Estados Unidos y ver quién se proclama vencedor, lo que sí parece claro es que no Donald Trump ni Joe Biden van a obtener una mayoría clara.

A esta hora, el candidato demócrata cuenta con 238 votos electorales, y el republicano, con 213.

“Parece en estos momentos ya seguro que la Cámara de Representantes caerá del lado demócrata, repitiendo la mayoría que tenía en la actualidad; en el Senado, sin embargo, la renovación de un tercio de los puestos parece que no será suficiente para que el partido demócrata arrebate la mayoría mantenida hasta la fecha por los republicanos, aunque este aspecto todavía podría cambiar”, apuntan en Banca March.  

Ante este escenario, los expertos explican cómo puede afectar un Congreso dividido a la economía del país.

Mercados 

“Desde el punto de vista de los mercados de renta variable, un Congreso dividido en este punto es el escenario menos deseable, independientemente de qué partido gane, ya que esto podría significar retrasos en la ejecución de las políticas y en lo que, creemos, es un paquete de estímulos muy necesario a corto plazo”, destaca Fabiana Fedeli, directora global de activos fundamentales de la gestora holandesa Robeco.

Esta experta apunta dos consecuencias para la renta variable. “A corto plazo, hasta que se despeje la incertidumbre sobre el resultado, podemos esperar que los inversores se pongan más a la defensiva y algunas de las consecuencias de la ‘marea azul’ que hemos visto surgir desde el verano y aún más durante los últimos días es probable que se frenen: las acciones de los mercados emergentes y las divisas, incluida China, el tema de las energías renovables (con la expectativa de que una administración de Biden favorezca políticas más respetuosas con el medio ambiente) y los cíclicos sobre las grandes tecnologías”.

“También es probable que veamos algún alivio sobre posibles consecuencias de una victoria de la ‘marea roja’, como el petróleo, o Rusia, que es un país que se espera que incurra en sanciones bajo la administración de Biden. Sin embargo, esto podrían ser consecuencias a muy corto plazo y hasta que tengamos algo más definida la victoria”, añade Fedeli.

Economía

Los expertos coinciden en que los mercados quieren un ganador ya, y no les preocupa demasiado si es Biden o Trump.

La diferencia estará, eso sí, en las políticas que podría llevar a cabo cada uno de ellos, y su impacto en la economía.

“La división de las cámaras forzaría a ambas partes a sentarse a negociar el esperado quinto paquete fiscal de ayudas a la economía estadounidense y complicaría la puesta en marcha de grandes cambios a nivel de política económica durante la próxima legislatura”, comentan en Banca March.

“Un punto clave a tener en cuenta es el calendario de un paquete de estímulos de EE.UU., ya que un retraso sería negativo para la economía, el consumo y los ciclos del país. Dada la polarización en los mercados de valores, entre valores cíclicos y de crecimiento, y dadas las altas expectativas en los valores tecnológicos que han impulsado el alza en los mercados de valores, la siguiente etapa de crecimiento del mercado tendrá que provenir de las acciones más cíclicas”, apunta Fedeli.

“Independientemente de quién gane finalmente las elecciones, sí que estimamos que tanto la política monetaria como la política fiscal se mantendrán excepcionalmente expansivas”, apuntan en Renta 4 (MC:RTA4).




investing