BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CABA, la madre de todas las batallas El enfrentamiento entre Lousteau y Vidal debilita el proyecto presidencial de Larreta

 La interna de Juntos por el Cambio no da respiro ni por un instante. Las combinaciones se redefinen todo el tiempo, con un denominador común para la mayoría: el convencimiento de que el tiempo de Mauricio Macri ya pasó, y con él, el de sus principales aliados: Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto.


El ex presidente conserva, en su fuero íntimo, el deseo de retornar a la primera magistratura en 2023, o que al menos alguien de su círculo consiga hacerlo. Por esta razón eligió como estrategia evitar una candidatura para las elecciones parlamentarias de 2021, para no exponerse a la evidencia de un probable pésimo resultado habida cuenta del mal humor social en su contra, y rogar por un fracaso de la gestión de Alberto Fernández que le permita recuperar el terreno perdido. 

La estrategia prevé, además, que sus alfiles, Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto encabecen las listas de Juntos por el Cambio en CABA y provincia de Buenos Aires en 2021. Ambas opciones, a la luz de la relación de fuerzas actual dentro de la coalición, parecen escasamente viables.

Sin embargo, Horacio Rodríguez Larreta -quien hoy sería indudablemente el candidato presidencial de la coalición opositora-, ha visto aparecer algunos nubarrones en su camino a la postulación presidencial. La estrategia inicial era bastante sólida: Martín Lousteau iría como candidato de la alianza a la jefatura de Gobierno porteño en 2023 y María Eugenia Vidal se presentaría como cabeza de la lista de diputados de JxC en provincia en 2021, para luego competir por la gobernación en 2023.

Pero Vidal anunció que ya no quiere saber nada con asumir nuevas funciones vinculadas con la provincia, razón por la cual Larreta planificó un enroque: Diego Santilli encabezaría la lista de diputados bonaerenses en 2021, para luego postularse a la gobernación en 2023 y Vidal encabezaría la lista de diputados nacionales en 2021 por la CABA.

Pero la movida provocó una rebelión interna dentro de JxC. Por el lado de Lousteau queda claro que si Vidal encabeza la lista de diputados nacionales por la CABA el año próximo, en 2023 sería número puesto para suceder a Rodríguez Larreta en la jefatura de Gobierno porteña. Una buena gestión de Alberto Fernández lo pondría en línea para la reelección, por lo que, al no poder presentarse nuevamente Rodríguez Larreta a la ciudad, ni tampoco Diego Santilli, por haber cumplido dos períodos consecutivos de gobierno, la única manera de conservar el capital político del Pro consistiría en postular a la ex gobernadora. 

En el entorno de Lousteau ya comenzaron a considerar dos opciones ante la modificación del escenario político: que su espacio participe con una lista diferenciada en las elecciones de 2021 en la CABA, para negarle a Rodríguez Larreta una victoria contundente que lo posicionaría definitivamente para las presidenciales de 2023. En caso de obtener un buen resultado, Lousteau le pelearía la interna por la candidatura presidencial de JxC al jefe de Gobierno porteño.

Tampoco la mudanza de Diego Santilli a la provincia de Buenos Aires es tarea sencilla. Ni los intendentes del Pro, ni tampoco los de la UCR, aceptarían a un candidato porteño, sobre todo si continúa en vigencia la ley impulsada por Vidal en 2016 y que les impide postularse a una nueva reelección a la mayoría.

No por casualidad, en los últimos días se ha profundizado el diálogo entre Diego Valenzuela y Emilio Monzó. En la inteligencia de que el apellido que lleva le significa un gravísimo escollo a Jorge Macri, la candidatura de Valenzuela busca alcanzar mayor consenso dentro del Pro bonaerense. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)