BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Una semana para relajarse, antes de las elecciones norteamericanas y de los bancos centrales

 Fuertes alzas hoy al cierre de las bolsas europeas, en una jornada de multitud de referencias macro y microeconómicas, que, en términos generales, han tranquilizado a los inversores. De cualquier forma, los mercados de valores del viejo continente mantienen el proceso lateral que iniciaron hace meses, por lo que los movimientos de sube y baja en esa formación tienen por ahora, poca significación.

Como hacemos periódicamente, vamos a traer a este cierre de mercado, el escenario técnico y fundamental que plantea Nicolás López de M&G A.V., que se ajusta básicamente al nuestro. Veamos:


Revisión a la baja del crecimiento en el 4º trimestre. Esta situación se está traduciendo en una moderación de las previsiones de crecimiento en Europa en el 4º trimestre, pero de momento se mantienen las expectativas de recuperación en 2021 y 2022. Con algunas excepciones, las medidas restrictivas buscan evitar los focos de contagio más importantes evitando un cierre de la actividad económica como el que se produjo en la primera ola, pero todo apunta a que estas medidas van a ir en aumento en las próximas semanas lo que seguirá poniendo presión sobre las previsiones de crecimiento.La segunda ola del Covid-19 se extiende por Europa. Pocas dudas quedan de que nos adentramos en una segunda ola del virus en la mayoría de los países europeos Los datos más recientes muestran una clara aceleración de los contagios y muchos países anuncian medidas restrictivas para tratar de moderar su avance en la medida de los posible. En España también se ha producido una nueva aceleración en el número de contagios después de unas semanas en que parecía que las cifras se estabilizaban o incluso disminuían un poco. La parte positiva es que, en comparación con la primavera, el número de muertes, ingresos hospitalarios o UCIs sigue siendo bastante más bajo. En todo caso la percepción general es que el problema de la pandemia nos va a acompañar durante algunos meses lo que ha elevado el nivel de incertidumbre sobre la economía y los mercados.

Los mercados, a la espera de las elecciones norteamericanas. El deterioro de las expectativas económicas ha tenido un impacto modesto en los mercados de momento. Desde hace algunos meses las bolsas europeas se mantienen en un tono lateral en espera de que se aclare un poco el panorama. La actual situación podría prolongar este compás de espera, pero de momento no ha provocado una pérdida de confianza en el escenario de recuperación de la economía a medio-largo plazo que es el factor clave para sostener el ciclo alcista bursátil. En los últimos días incluso se perciben algunos indicios de que el mercado espera que tras las elecciones norteamericana se tomen nuevas medidas de estímulos fiscales que serían muy bien recibidas por el mercado


Desde el punto de vista técnicos López señala: Hemos vivido una semana de transición en las bolsas, en espera de referencias importantes en las dos próximas semanas con las elecciones norteamericanas y las reuniones de los bancos centrales. El entorno en general ha estado marcado por el intenso repunte de los datos de contagio del Covid que sitúa a Europa de lleno en una segunda ola y a EE.UU. Camino de estarlo también. Esto ha generado un entorno más bien pesimista, que se ha traducido en un tramo bajista en la mayoría de los índices durante la semana. Este retroceso, sin embargo, se ha desarrollado dentro de los rangos vigentes en los diferentes índices, por lo que no se ha producido ningún cambio relevante en la estructura técnica de la semana pasada.

Los índices norteamericanos se han parado al volver sobre sus máximos previos. Mientras no los superen se mantiene la posibilidad de una fase correctiva más prolongada en el rango marcado en las últimas semanas, 2.300-3.600 puntos en el caso del S&P 500. La eventual superación de los 3.600 puntos confirmaría la reanudación del proceso alcista iniciado en los mínimos de marzo.

Tampoco ha habido cambios en Europa. El movimiento a la baja de esta semana no ha puesto en cuestión soportes relevantes, por lo que se mantiene el escenario de los últimos meses de corrección más o menos lateral, dentro de una tendencia alcista iniciada en los mínimos de marzo. El Ibex ha vuelto a mostrar tímidos signos de mejoría, todavía pendientes de confirmación. Vuelve a asomarse por tanto la zona de resistencia de corto plazo de los 7.000 puntos, cuya superación sería una señal positiva al menos para el corto plazo.




capitalbolsa