BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Igualan las obligaciones de fintech con las de los bancos

 El Banco Central estableció que se igualan las obligaciones de las fintech y otras empresas financiadoras con las de los bancos.

Así las empresas que otorguen créditos por fuera del sistema financiero tradicional deberán cumplir con las mismas normas informativas de protección al usuario que rigen para los bancos.

Esto incluye a fintech, emisoras de tarjetas de crédito no bancario y financiadoras de venta de electrodomésticos, entre otras.

La norma establece que estas empresas deberán cumplir las mismas reglas sobre publicidad y transparencia en materia de tasas de interés.

También en comunicación por medios electrónicos y regímenes informativos de transparencia y reclamos que el resto del sistema bancario.

Todo esto, a través de un proceso gradual que se extenderá hasta marzo de 2021.

Así se igualan las obligaciones de fintech con las de los bancos.

También deberán inscribirse en el “Registro de otros proveedores no financieros de crédito”, siempre que superen los $ 10 millones de financiaciones otorgadas.

Y sin importar si solicitan o no asistencia crediticia a entidades financieras.

Según un relevamiento de la autoridad monetaria, cerca de cuatro millones de personas accedieron a financiaciones con este tipo de empresas en el país.

Esto es equivalente a entre el 10% y 11% de la población adulta, a 19 % de la Población Económicamente Activa (PEA), y a 30% del total de deudores del sistema financiero.

Al mismo tiempo, el 77% de las fintechs de préstamos cobran de sus clientes un Costo Financiero Total (CFT) que supera, como mínimo, el 150% anual.

Mientras que más de la mitad de las fintechs percibe un CFT por arriba de 400% anual.

Las fintech se encuentran agrupadas en la categoría de “Otros Proveedores No Financieros de Crédito”.

Se trata de empresas que, sin ser entidades financieras, realizan como actividad principal o accesoria la oferta de créditos al público en general.

Otorgando de manera habitual financiaciones alcanzadas a personas (humanas y jurídicas) tanto para la compra de bienes y servicios como sin destino específico.