BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dos grupos de acreedores lanzaron dura crítica al Gobierno de Fernández

 Dos grupos de acreedores lanzaron dura critica al Gobierno. Ya no es plausible que el Gobierno de la Argentina culpe de sus problemas al legado económico que heredó

Dos de los principales grupos de acreedores que adhirieron al canje de la deuda, el Exchange Bondholders Group y el Comité de Acreedores de la Argentina, emitieron un durísimo comunicado contra el Gobierno, al que le exigieron un plan económico “coherente” y lo acusaron de empeorar la crisis con las últimas medidas.

Ya no es plausible que el Gobierno de la Argentina culpe de sus problemas al legado económico que heredó

“Ya no es plausible que el Gobierno de la Argentina culpe de sus problemas al legado económico que heredó. Después de casi un año en el cargo, el Gobierno argentino aún tiene que ofrecer una visión económica coherente y sostenible a la sociedad argentina y a los mercados”, indicaron los acreedores en un comunicado.

“Los acreedores ya cumplieron su parte, brindando una oportunidad histórica a la Argentina para comenzar de nuevo. Ahora le toca a Argentina y al FMI hacer su parte”, cierra el mensaje de los bonistas.

El principal grupo de acreedores de la Argentina, el Grupo Ad Hoc, que integraban BlackRock, Ashmore, Fidelity y T. Rowe Price, entre otros fondos, no adhirió al fuerte comunicado de los bonistas. El Exchange Bondholders Group está integrado por los inversores que poseían bonos del último canje de la deuda, y el Comité de Acreedores de la Argentina era el más chico de los tres grandes grupos que negociaron con el ministro Martín Guzmán.

El comunicado de los inversores representa la crítica más áspera surgida desde Wall Street hacia la política económica del gobierno de Alberto Fernández, y llega justo cuando el Gobierno forcejea para intentar controlar el dólar y evitar una pérdida mayor de reservas que termine por forzar una devaluación del tipo de cambio oficial, cuya brecha con las cotizaciones libres y el dólar “blue” continúa expandiéndose.

la crítica más áspera surgida desde Wall Street hacia la política económica del gobierno de Alberto Fernández

Los acreedores y el Gobierno cerraron este año un canje de la deuda que permitió postergar los vencimientos de la deuda y obtener un fuerte alivio fiscal durante los próximos años, un oxígeno fiscal para apuntalar la recuperación de la economía. Pero los acreedores dijeron que esa oportunidad que brindó el canje se esfumó al afirmar que “las secuelas de la reestructuración de la deuda son prácticamente un páramo para el crédito argentino”.

“Las autoridades económicas de Argentina no solo no han logrado restablecer la confianza, sino que las medidas políticas adoptadas inmediatamente después de la reestructuración de la deuda han empeorado drásticamente la crisis económica del país”, afirma el mensaje.

Luego los inversores cargaron contra la política monetaria del Banco Central implementada para contener el dólar, que sólo amplió la brecha cambiaria.

“En lugar de permitir que los precios alcancen el equilibrio y estimulen la actividad económica deseada, el Banco Central ha reforzado una política cambiaria que promueve las importaciones, desalienta las exportaciones y ha agotado las reservas a un nivel peligroso. La brecha resultante de más del 100% entre el tipo de cambio oficial y el paralelo garantiza virtualmente que las reservas no se puedan reconstruir”.

Los acreedores afirmaron que sin anclas políticas y una aparente falta de voluntad para tomar decisiones difíciles, la formulación de políticas económicas “socava la recuperación post-Covid” y fuerza a los mercados “a asumir lo peor y extrapolar a partir de 2021”.

fuente: La Nación