BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Exclusivo: La estrategia de Larreta para llegar competitivo a 2023

 Horacio Rodríguez Larreta se subió antes de lo pensado a la pelea por la presidencia. En la Ciudad aseguran que por la exposición de la pandemia, el jefe de Gobierno ya alcanzó los objetivos de imagen positiva y conocimiento a nivel nacional que planeaban para después de las elecciones del año próximo y ahora el desafío será administrar ese capital y mantenerse competitivo hasta 2023.

El alcalde buscaba sostener el perfil bajo hasta después de las legislativas de 2021 y recién ahí empezar a trabajar de manera más explícita su candidatura presidencial. Pero primero la pandemia y luego la discusión por la coparticipación lo metió en el escenario nacional. Ese cambio de planes anticipó un enfrentamiento con el kirchnerismo y la competencia por el liderazgo de Cambiemos con Macri, un escenario que el jefe de Gobierno porteño hubiera preferido evitar.Macri a Larreta: "No es necesario hacer parricidio"

Su posicionamiento como uno de los principales dirigentes opositores resolvió la cuestión del "conocimiento" de su figura en el interior del país, pero ahora en el larretismo creen que el principal desafío será mantener el 60% de imagen positiva que le otorgan la mayoría de los sondeos, conscientes que "llegó demasiado rápido". "Hasta la pandemia nuestro desafío para los próximos años era como consolidar conocimiento nacional y una imagen positiva alta, ahora será administrar ese capital", reconoció a LPO uno de los hombres de mayor confianza de Larreta.

La irrupción de Mauricio Macri y la marcha convocada para el 12-O fueron una muestra de lo que enfrentará Rodriguez Larreta . El alcalde porteño apuesta a consolidarse como una alternativa de centro y por eso huye del extremo que hoy trabajan Macri y Patricia Bullrich.

Las conferencias de pensa de Larreta junto a Alberto y Kicillof le ahorraron años de instalación nacional.

En el gobierno porteño creen que el principal activo de Larreta es la "eficiencia". Consideran que ya mostraron que pueden "administrar un distrito con recursos, también gestionar en plena pandemia y ahora hay que demostrar que se puede gestionar bien aún con el ahogo económico que nos plantea el kirchnerismo", según explicaron a LPO.

Larreta ya demostró que puede gestionar con eficiencia con fondos, que puede gestionar en una pandemia y ahora tendremos el desafío de mostrar que podemos hacer una buena gestión aún ante el ahogo económico que nos plantea el kirchnerismo.

La baja en la coparticipación que empujaron Alberto Fernández y Cristina Kirchner implica 150 millones de pesos menos por día para la Ciudad y a eso se le suma la caída en la recaudación por la pandemia, que redujo los ingresos entre un 30 y 40%. De eso hablan en la Ciudad cuando hablan de menos recursos.

Sin embargo, en el entorno de Larreta niegan que este en marcha un "megaajuste" de la estructura del gobierno porteño, adicional a la reducción de personal y el freno de obras que anunciaron durante la pandemia. "Larreta ya achicó dos veces la estructura del Gobierno y resistimos bien las presiones de ex funcionarios de Nación y Provincia que quisieron venir a la Ciudad luego de la derrota del 2019", agregan.

Por eso, Larreta ya trazó un plan para mantener un buen nivel de gestión pese a la baja de recursos. Se trata de un plan que calcula ingresos y gastos para los próximos tres años, de manera de sostener un equilibrio de acción de Gobierno, esparciendo obras en el tiempo.

Además, el equipo de Larreta ya empezó  a renegociar los principales contratos de servicios de la Ciudad, eliminando todos los ítems que no son esenciales y buscando que la actualización quede por debajo de la inflación. El contrato por la recolección de residuos es uno de los más onerosos del distrito.

Larreta junto a Martín Mura y otros miembros de su gabinete.

Además de los contratos de servicios en Parque Patricios plantean que habrá un disminución en la obra pública y deberán reordenar las cuestiones financieras. Miran de reojo la cotización del dólar por el peso que tiene en la deuda porteña. Antes de la devaluación, el ministro de Hacienda, Martín Mura, había pasado a pesos la mitad de la deuda de la Ciudad, pero con el movimiento del dólar, la deuda en dólares subió al 60 por ciento del total.

A pesar de los chisporroteos por la coparticipación, en Parque Patricios niegan que la relación con Alberto Fernández esté rota. Aseguran que fue Santiago Cafiero quien ayudó a destrabar el conflicto por la apertura de las escuelas, después del fracaso de las negociaciones con Nicolás Trotta. Con Vilma Ibarra, una de las funcionarias más cercanas a Alberto, suelen trabajar el día a día de las aperturas y destacan su buena predisposición.

En el gobierno porteño diferencias a Alberto de la intransigencia que adjudican a Cristina Kirchner. Destacan el buen diálogo con Santiago Cafiero que sirvió para destrabar el regreso de las clases y también elogian la buena disposición de Vilma Ibarra.

Respecto a las elecciones del año próximo el panorama sigue muy abierto. La interna con Macri aún no está resuelta, pero si el ex presidente se planteara encabezar la lista de diputados nacionales por la Capital, en el entorno de Larreta advierten: "Todavía no empezamos a pensar en las listas".

Para provincia, hasta ahora no se ve ningún candidato que le haga sombra a María Eugenia Vidal. Pero sería para el 2021, para el 2023 la ex gobernadora ya dejó muy en claro que no le interesa repetir en La Plata. "Ya le di todo lo que tenía para darle a la provincia", suele repetir.

Por eso, para el 2023 sigue en pie la posibilidad que haya un enroque entre Diego Santilli y Vidal, con el actual vicejefe de Gobierno compitiendo por la gobernación y Vidal por la Ciudad.

Como sea que terminen decantando las candidaturas, según canten las encuestas en el momento indicado,  Rodríguez Larreta ya decidió que pasada las elecciones del año próximo, iniciará el armado nacional de su candidatura, una tarea en la que seguramente gravitará Eduardo Macchiavelli, uno de sus hombres más cercanos en la política, que condujo la campaña de su reelección en la Ciudad.

En esa etapa, Larreta empezará a tomar distancia del día a día de la gestión, que según afirmaron a LPO allegados al jefe de Gobierno, cederá a otro de sus hombres de mayor confianza, su jefe de Gabinete, Felipe Miguel.