BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Efecto blue: los autos más baratos ya no lideran las ventas

 

En septiembre se comercializaron 34.705 unidades, 3,9% menos que hace un año. El Fiat Cronos, por primera vez, es el modelo más vendido del mercado. El segundo, la pickup Hilux. En relación a años anteriores, se percibe una tendencia de consumo a autos de mayor valor.


Los patentamientos de autos en septiembre tuvieron una leve baja de 3,9% respecto a un año atrás, con 34.705 unidades registradas, según informó la asociación que agrupa a las concesionarias. El dato puede aparecer como alentador, teniendo en cuenta que se produce en medio de la crisis generada por la pandemia, pero también es cierto que se compara con un septiembre del 2019 malo. La caída de las ventas desde comienzos del 2018, sumado a la incertidumbre política que abrió las PASO, hizo que esos últimos meses del año pasado fueran de baja actividad. En la comparación con agosto lo que representa una suba del 13,3%, donde se habían registrado 30.630. De esta forma se alcanzan los 249.224 patentamientos acumulados en los nueve meses transcurridos del año.

Lo que arroja el análisis de los datos difundidos por ACARA es el cambio en el comportamiento del consumo en el mercado hacia vehículos de mayor valor. El modelo más vendido del mes fue el Fiat Cronos y en el segundo lugar se ubica la Toyota Hilux. El primero es un auto que no está dentro de los 0km más económicos. Su valor promedio es de $1.300.000. La marca tiene, en su oferta, alternativas más accesibles como el Moby o el Uno. El sedán se ubica, por primera vez, en lo más alto del podio. En tanto, la pickup de la marca japonesa parte de un precio de cerca de 2 millones en la versión más accesible. También dentro del primer pelotón de 0km se ubican modelos de precio elevado como, por ejemplo, la pickup Amarok y la Ranger, También el SUV T-Cross.

Hace tres años, en septiembre del 2017, cuando el mercado pasaba por una etapa de crecimiento, los primeros puestos del ranking estaban dominados por autos chicos y de menor precio como el Volkswagen Gol, el Chevrolert Onix o Prisma, el Renault Sandero, el Toyota Etios, el Peugeot 208, el Ford Ka y el Fiat Palio. El único vehículo de mayor precio era la Hilux. Esa composición, con 0km de menor valor, es la que marca el perfil del mercado tradicionalmente.

Este giro tiene más de una explicación. Una de las causas principales es el efecto de la brecha cambiaria. Con una economía golpeada por la crisis que viene de años, más el impacto de la cuarentena, el poder adquisitivo de la mayor parte de la población se derrumbó. No sólo por los precios sino también por los elevados costos de mantenimiento. La diferencia entre el “blue” y el oficial genera una ventaja para quienes tienen ahorros en dólares que, por lógica, son los sectores de mayor nivel socioeconómico. Este sector de la sociedad apunta a vehículos de segmentos superiores. También juega un papel importante la demanda de pickups impulsada por actividad que venden en dólares o que no tuvieron un retroceso económico como el campo, la minería y la petrolera.

Un tercer factor de este perfil de consumo de vehículos de alto precio se encuentra en las trabas a las importaciones. Las pickups de producción nacional están reemplazando a los SUV que venían del exterior. De hecho, las versiones más equipadas y con doble tracción son las más demandadas. Si bien son vehículos de segmentos distintos, ante la falta de opciones, pueden ser un sustituto adecuado. Otro tema a tener en cuenta de esta migración de la demanda es que las pickups están exentas del pago de Impuestos Internos que las hace más atractivas en relación a SUV importados que sí pagan.



ambito