BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Argentina: Dólar camino a $200


El último viernes, el Contado con Liquidación quedó en $145,75. Este no es un dólar ilegal: es el verdadero dólar libre que surge de comparar cuánto vale un mismo bono en pesos y en dólares. Es decir que $145,75 indica que el mismo bono vale $14.575 en Argentina y U$S 100 en Nueva York.
¿Qué es lo que está pasando? Muy simple: el gobierno emite sin parar y el Banco Central se quedó sin dólares. Esta combinación nunca termina bien. Para peor, las proyecciones indican que el BCRA deberá seguir emitiendo y no se prevén ingresos de dólares (la reciente baja en las retenciones representa un incentivo ridículamente tenue para motivar liquidaciones por parte del campo).

El gobierno no tiene dólares, pero aún más importante, no tiene credibilidad. Sin eso, no hay plan posible que vaya a funcionar.

Hay escasez de dólares porque en realidad, hay una avalancha de pesos. Veamos cómo está evolucionando la Base Monetaria, que es la oferta de pesos que hay disponibles en el mercado.

Para eso, voy a usar el criterio de “Base Monetaria Ampliada”. Esto incluye la Base Monetaria propiamente dicha (es decir, el dinero que imprime el central) + los Pases + LELIQs + LEBACs. 

La base monetaria ampliada nos muestra una medida “más abarcadora” de dinero, porque incluye otras categorías que también hacen a la oferta de dinero y en consecuencia refleja mejor la idea de cuánto se ha inyectado en la economía.

Acá abajo podemos ver la evolución de la Base Monetaria Ampliada. Este es el problema de fondo de la Argentina:
El gráfico de arriba tiene una particularidad: la escala está en millones de pesos (1 billón = 1.000.000.000.000).

En pocas palabras, la Base Monetaria ampliada está hoy en casi 5 billones de pesos (5 millones de millones).

Veamos ahora las reservas.

Si miramos únicamente el total de reservas internacionales del Banco Central la situación no parece ser muy grave. De hecho, el nivel de reservas parece estar en el promedio de los últimos años. Hoy estamos en U$S 41.379 millones:
Ahora bien, hay una relación muy importante que nos indica el “valor teórico del dólar” y que ha sido muy usada a lo largo del tiempo. 

Esta es la relación entre Base Monetaria Ampliada y las Reservas (calculando el ratio entre una y otra).

¿A cuánto debería estar el dólar?

Veamos:
El ratio Base Monetaria ampliada sobre Reservas nos muestra un tipo de cambio implícito de 118.

Pero en todo esto hay una trampa. Y es que el número de reservas internacionales que informa el Banco Central tiene mucha “creatividad” detrás.

Dicho en otras palabras, se computan como reservas muchos ítems que el Central no está en condiciones de usar.

Y acá es donde todo se descontrola. ¿De cuántos dólares dispone realmente el BCRA? ¿Cuántos dólares líquidos hay?

Tenemos que restar de las Reservas Brutas todo aquello de lo que no puede disponer:
Lo que esto indica es que el BCRA ya está usando, en la práctica, parte de los encajes de los depósitos en dólares del sistema financiero. Es decir, se quedó sin reservas propias.

¿Tiene esto solución? Una interpretación es que el gobierno habilitó la operatoria del futuro del yuán en el Rofex porque está negociando con China la activación del swap.

Imaginando que consigue activar TODO el swap (algo improbable), las reservas líquidas pasarían a ser de 17.279 millones.

Con este número de reservas y dada la base monetaria ampliada, el tipo de cambio implícito estaría entonces en $284 por dólar.

En definitiva, la realidad es cruda: virtualmente se prohibió la venta de dólares oficiales porque el Central no tiene más.

Pensar en un dólar contado con liquidación por arriba de $200, hoy parece hasta conservador. Sólo recuerden que valía $78 al 30 de diciembre de 2019.


Miguel Ángel Boggiano
CEO de Carta Financiera