https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Moody’s: la presión va a seguir y va a haber una devaluación

La calificadora de riesgo Moody’s consideró este martes que el acuerdo con los bonistas que el Gobierno anunció el lunes le da “tranquilidad” a la Argentina, pero igualmente “el país tendrá que pagar US$100.000 millones de deuda con el sector privado (incluyendo el FMI) en el futuro, y eso lo va a tener que hacer tomando dinero del mercado de capitales“. 
En un seminario virtual, el vicepresidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody´s Investors Service, Gabriel Torres, adelantó que en las próximas semanas revisarán “la calificación argentina actual, que es CA- (la anteúltima de la escala), luego del nuevo escenario donde la operación de deuda permite que la Argentina salga del default técnico en el que incurrió en mayo”.
“Argentina extiende plazos de pago pero no reduce la deuda total“, agregó Torres, quien destacó que esta operación “reduce la necesidad en recurrir al mercado al 2025”.
“Este acuerdo le da tranquilidad por un tiempo, pero la Argentina no tiene acceso a los mercados. Los países pagan sus deudas tomando más deuda, no con impuestos”, dijo y agregó: “Este tema de la capacidad de financiamiento no se resolvió con el canje“. 
“El gran tema que surgirá es la tasa de interés que venga después de la entrega de los bonos, la “exit yield”, que servirá como tasa de referencia para el financiamiento privado internacional”, agregó el analista.
“Argentina bajó la tasa con este acuerdo de deuda del 7% al 3%. Pero eso no significa que si tiene que salir al mercado pagará eso. Se cree que estará en torno al 10%. Y si el gobierno puede pedir prestado al 10% va a ser complicado para los demás tomar crédito. Para invertir en Vaca Muerta la tasa del 10% va a ser mucho más difícil, dijo. 
En otro orden, Torres dijo que “a futuro, lo que estamos mirando, dado que esta parte (de la deuda) se ha resuelto, es qué acordará el gobierno con el FMI y qué políticas va a implementar”, señaló.
Para Torres, el problema fundamental que enfrenta el país no es la cantidad de deuda, sino que.“la Argentina no tiene acceso a mercados y no tiene acceso a mercado de deuda propia”.
En opinión su opinion, la Argentina tiene que tratar de ir en el camino de “un desarrollo de mercado propio” como hizo Brasil en su momento.
Respecto a esto último, advirtió que “este problema no se puede resolverse con un solo gobierno, demandaría años o incluso una generación”
Sobre la renegociación de la deuda con el FMI, Torres expresó que el organismo multilateral “renegocia pero, a diferencia de sector privado, no hay quitas: el Fondo es prestamista última instancia, presta cuando otros no prestan y por ello pone condiciones”.
“Queda por ver qué está dispuesto a aceptar el Gobierno de la condicionalidad del FMI”, agregó.
Sobre el nivel del comportamiento de las reservas, sostuvo que “preocupa las caída de reservas y la dinámica cambiaria; las reservas están bajo presión”.
“Nos preocupa la caída de reservas, algo que hemos visto muchas veces en el pasado. Hay un dólar artificialmente bajo con un límite a la compra. Y siempre aparece el riesgo de que luego haya una devaluación muy fuerte. Pero las devaluaciones en la Argentina tienen un impacto muy fuerte en el día a día, tiene un impacto inmediato“, sostuvo Torres
“Los límites a las importaciones, como fue el de los libros por ejemplo, refleja que están contando las monedas…los dólares. Porque las reservas líquidas son US$5.000 millones o menos, no tienen los 40 mil millones para hacer lo que quieran con las reservas”, advirtió. 
Fuente: Urgente24