BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los bancos centrales están aumentando el dinero a una escala sin precedentes - Por Moisés Romero - Visión del mercado

El dinero de las sucesivas QE ha ido a los bancos en su mayoría y apenas a la economía real. Los bancos centrales están aumentando el dinero a una escala sin precedentes. Pero todo ese dinero prácticamente no va a ninguna parte. La velocidad del dinero es la más baja registrada y se dirige hacia 1. La Fed puede no haber pagado explícitamente a los bancos miles de millones de dólares, pero creó un entorno en el que su éxito estaba casi garantizado. Siempre es bueno ser un banco de Wall Street. Ya sea que estemos en recesión o no (Vía Bloomberg).
Hay más. Morgan Stanley (NYSE:MS): "La divergencia entre los mercados y la economía nunca ha sido tan grande... y algo está detrás de esto". Que no le vuelvan loco. Recientemente, comí con uno de los gestores de moda de la Bolsa española. Parte del diálogo. "Los bancos centrales han secuestrado a los Mercados. Vivimos bajo una dictadura financiera nunca conocida, que nos ha adentrado en un Mundo Desconocido. Todos coincidimos, con números en la mano, en que los bancos centrales entraron en una carrera desenfrenada cuya desenlace ignoran, porque aunque tienen previsto en el guion no está demostrado que ese guion sea el correcto".
Jesse Felder@jessefelder
Bloomberg
Bloomberg
Este gráfico tomado de la visión de Gary Shilling muestra por qué los estímulos de CenBank tienen poco efecto en la economía: la velocidad del dinero, la relación entre el PIB y la oferta monetaria M2, que refleja la rapidez con la que se gasta y se vuelve a gastar el dinero, se ha derrumbado. La Fed ha aprendido sobre su capacidad limitada para estimular la actividad.
Holger Zschaepitz@Schuldensuehner
M2 Money Supply
M2 Money Supply
"En su afán por evitar la deflación, mejorar las constantes vitales de una economía global agónica en el mundo global, y taponar la enorme herida abierta por las cifras de paro creciente, los bancos centrales han sacado toda su artillería. Han inundado los mercados de liquidez, que, como demuestran las últimas cifras, está muy mal repartida: unos cuantos bancos de inversión, principalmente anglosajones, se han quedado con la mayor parte, que para eso se sacaron de la manga este invento. Han llevado los índices bursátiles en volandas y afianzado en los Mercados la peor de las situaciones: el Intervencionismo. El inversor final sigue presa del desconcierto, ahora que aún no se ha recuperado del pánico, de las pérdidas atroces generadas con la gran crisis financiera.
jeroen blokland@jsblokland
US - Velocity of Money
US - Velocity of Money
Los mercados financieros disfrutan de una fase de fantasía animada, por las autoridades, y los inversores encantados con asumir riesgos reflejan en las encuestas, así como en el posicionamiento, sentimiento positivo y optimista (detalles analizados en post recientes). Muchos habrán rentabilizado las ganancias de las últimas semanas y otros muchos estarían aún ansiosos por ganar, deseando entrar comprando activos de riesgo bajo la simple y perversa atracción del miedo a perderse la siguiente subida (FOMO o Fear of Missing Out). 
Vean la marcha de apertura de cuentas de trading entre particulares, recuento mensual:
ETrade Retail
ETrade Retail
La última actualización de NAAIM o National Association of Active Investment Managers muestra la súbita recuperación de los ánimos de los inversores, habiendo alcanzado referencias extremas y de máximos que estuvieron presentes a principio de año, antes de la llegada del virus maldito.
NAAIM
NAAIM
Las enormes bolsas de deuda creadas durante años para estimular la economía y monstruosa creación de los últimos meses para rescatar a los mercados, son dignas de una consideración seria lo que la sitúa en un plano alejado de lo que tantos expertos, instituciones y autoridades pretenden hacer creer.
La deuda se paga, la deuda resta potencial de crecimiento futuro, reduce la productividad y el crecimiento normal de salarios, debilita al emisor y convierte en frágil cualquier sistema, económico, financiero o bancario.    
La ingeniosa idea de comprar crecimiento económico y también problemas financieros con deuda sólo podía prosperar bajo un sistema de políticas de tipos  de interés 0 (ZIRP o Zero Interest Rate Policy) y de mercados secundarios de deuda intervenidos para aplacar cualquier reacción adversa que pudiera elevar la rentabilidad.
Cerca de 13 billones de dólares de deuda global ofrece rentabilidad negativa y alrededor de un 63% de la deuda global está por debajo del 1%. La rentabilidad real, descontada la inflación, de aproximadamente el 80% de la deuda es negativa.
Low-yielding debt
Low-yielding debt
Desesperación es un término amable para describir lo que está ocurriendo. Los ahorradores sufren la represión financiera o eliminación de la retribución a su esfuerzo y a sus previsiones de futuro, a sus ahorros, y se ven obligados a buscar rentabilidad en otros activos, de riesgo naturalmente.
Riesgos que muchos desconocen, no todos entienden ni saben medir adecuadamente. Algunos  rebasan la barrera del sentido común y apuestan sus ahorros a la riqueza que presuponen con gran codicia les brindará la inversión en activos de riesgo.
Mientras tanto, la crudeza de la realidad económica continúa en la semana número 18 del colapso del mercado de trabajo y de las expectativas de millones de personas hoy aún dependientes de subsidios especiales. Vean el número de personas, millones, recibiendo algún tipo de ayuda bien por desempleo o bien asociada a los programas de ayuda COVID.
Éstos últimos (señalados en rojo en el histograma siguiente) serán ampliados, presumiblemente, esta semana por el Congreso. Quizá limitados a $400 frente a los $600 del programa actual para tratar de evitar el incentivo a no trabajar ni buscar empleo que supone un sistema subsidiado en exceso. ¡Veremos!
US Labor Market
US Labor Market