BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

EL SUEÑO DE LA CASA PROPIA: UN ARGENTINO ENCONTRÓ LA MANERA DE QUE SEA MÁS FÁCIL PARA TODOS Y ESTIMA FACTURAR $2 M POR MES

La pandemia global de coronavirus hizo que miles de personas debieran pasar una mayor cantidad de tiempo dentro de sus hogares. Ante la imposibilidad de salir a pasear, visitar amigos o juntarse en otros lugares, miles de personas comenzaron a pensar en los beneficios que representaría tener un lugar más espacioso para poder vivir.
Por tal motivo, muchas personas empezaron a pensar la chance de construir una nueva casa, a partir del menor desembolso posible de dinero. En este contexto, tres jóvenes emprendedores desarrollaron una aplicación para que calcules cuánto cuesta construir un hogar y elijas dónde es mejor comprar los materiales.
Francisco Brañas es ingeniero Mecánico y junto al Ingeniero Industrial Julio Quel, y el físico Leonardo Dimieri fundaron en 2015 la startup Capp: una aplicación que promete revolucionar el sector de la construcción. La aplicación ya está disponible en la Ciudad de Buenos Aires, GBA, Mendoza, Córdoba y Rosario.
Gastos, cálculo de materiales, cantidades, proveedores, y precios. La aplicación calcula las cantidades de material necesarias para construir una casa o edificio, los costos y dónde encontrarlos de manera fácil. Se puede comprar, vender y gestionar todo lo necesario para edificar desde un celular o una pc.
La aplicación cuenta con el catálogo de precios de corralonesSi el corralón con el que alguien prefiere trabajar no está en la aplicación, el usuario puede cargar él mismo los precios de su proveedor de confianza y hacer igual el cálculo. Además, permite calcular el costo de la mano de obra, ya que tiene cargado el valor hora por categoría del sindicato UOCRA. Se posicionaron como la primera comunidad colaborativa en el sector de la construcción.
En 2021 desembarcarán en México y Brasil. La startup ya cuenta con inversores para acelerar su expansión por el continente. "Esto nos sucede mayormente en otros países, donde ya tenemos muchas descargas pero aún no contamos con corralones. Por ejemplo en México y Brasil, cargan ellos sus referencias de precios o directamente se limitan a usar nuestra herramienta de cálculo para obtener las cantidades", explica el ingeniero Francisco Brañas.
La plataforma cuenta con una herramienta de "cálculo y cotización" que permite planificar la obra sobre la base de certezas fiables, ir regulando el presupuesto y salir al mercado a obtener cotizaciones con una referencia. Al introducir los metros cuadrados y el tipo de material necesario, la app lanza una estimación de cantidad de material y el costo. 
Capp es también un marketplace que permite a los corralones vender a través de la aplicación. Ofrecen a cada corralón un ranking con los 100 productos que representan el 80% de lo que se vende en el mercado. Este año, estiman facturar $ 2 millones por mes. "La plataforma ha cerrado una muy buena experiencia en su ciudad de testeo (Bahía Blanca) donde el tráfico aumentó 1400% en los últimos 8 meses desde la salida estable de la plataforma de compras. Las ventas han oscilado debido a las continuas interrupciones durante la pandemia y la falta de stock en materiales claves, pero más allá de eso hemos seguido operando con un rate de compra del 2.5% el cual es muy bueno para cualquier medio de venta digital", dijo a Infotechnology Francisco Brañas. La plataforma cuenta con ocho comercios que comercializan sus productos dentro de la plataforma: "Desde este mes ya estamos recepcionando corralones y constructores de todo el país", concluye el emprendedor.


infotechnology