https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Argentina tiene limitado poder de fuego para achicar brecha FX

La brecha cambiaria entre los tipos de cambio oficial y no oficial no encuentra alivio tras la reestructuración de deuda en moneda extranjera de Argentina.
El llamado contado con liquidación, un tipo de cambio derivado de la diferencia entre los precios de los bonos que se negocian localmente y en el extranjero, mantiene una distancia de casi el 70% con el oficial. Los inversores se preguntan si el poder de fuego del gobierno es suficiente para reducir, o al menos mantener, esa diferencia. Las herramientas hoy disponibles son escasas.
Tanto el banco central como la agencia estatal de pensiones Anses utilizaron en el pasado instrumentos para fortalecer el contado con liquidación a través de la venta de bonos. Si bien ambos organismos entraron al canje de deuda soberana bajo ley local, el resultado deja entrever las limitaciones para reducir la brecha.
“El instrumento elegido suele ser el bono de menor plazo, porque concentra mayor volumen y sufre de menor volatilidad. El mercado interpreta que este bono será el AL30”, dice Norberto Sosa, director de Invertir en Bolsa (IEB), en una entrevista telefónica.
La agencia de pensiones recibió a cambio de sus activos el equivalente a US$4.500 millones en nuevos bonos AL35, AL38 y AL41, según una persona con conocimiento directo, que pidió no ser identificada porque la información no es pública. El organismo no tiene en su cartera ningún bono AL30, el típicamente utilizado para estas operaciones.
En cambio, el banco central tendría más espacio para intervenir en el contado con liquidación, ya que canjeó el equivalente a unos US$7.611 millones, según las estimaciones de IEB. De ese total, se desconoce cuánto corresponde a bonos de corto plazo.
El Grupo SBS estima que el banco central no tiene muchos bonos AL30 y que la mayor parte de su stock está en AL29 y AL35. “Vender bonos en dólares en poder del sector público no parece ser la mejor estrategia de mediano plazo para calmar las presiones cambiarias y tampoco está garantizado que vaya a funcionar, porque aumenta la deuda neta” del Tesoro, explica Adrián Yarde Buller, economista jefe del Grupo SBS.
Un vocero del Banco Central aseguró que el organismo no realizó desde el canje ninguna intervención en este sentido.
“La capacidad para hacerlo es limitada, si bien el mercado parece haber entendido que en el corto plazo la brecha se estabilizará”, dice Sosa. El contado con liquidación se mantuvo alrededor de 125 pesos por dólar desde que el 27 de agosto el banco central decidió ingresar al canje.
El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo la semana pasada en una conferencia de prensa que el gobierno utilizará su “poder de fuego para intervenir y controlar la brecha”, luego de que el país consiguiera reestructurar US$65.000 millones de deuda bajo ley extranjera y US$41.000 millones bajo ley local. Guzmán descartó así que esté en estudio una devaluación del tipo de cambio oficial para reducir la brecha.
Fuente: Bloomebrg