https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Siempre va de la mano un mercado bajista con una recesión económica?

El 11 de marzo 2020 el índice Dow Jones se convirtió en un mercado bajista por primera vez en once años, pasando de sus máximos históricos —de casi 30.000— a cotizar por debajo de los 19.000 en apenas unas semanas (en torno a un -35%)..
Este desplome de los mercados fue el más rápido de la historia y, sin duda, está directamente relacionado con la aparición del coronavirus y la preocupación mundial por la pandemia y sus implicaciones económicas.
Para muchos inversores, sobre todo los más jóvenes, ha sido el primer mercado bajista vivido. Pero los mercados bajistas son recurrentes en el ciclo económico y no será el último que experimenten las bolsas mundiales.

¿Qué es un mercado bajista?

Aunque no hay consenso estricto sobre lo que constituye un mercado bajista, porque influyen muchas circunstancias relevantes, en general, se considera un mercado bajista aquel que ha sufrido una caída de 20% o más desde sus precios máximos. Cuando la caída es entre 10 y 20% se suele denominar una corrección.
Podemos hablar de mercados bajistas tanto en sectores como en mercados y también en índices, en general. Por ejemplo, el petróleo sufrió un mercado bajista desde mayo 2014 hasta febrero 2016, llegando a caer más de un 70%.

Mercados bajistas sin recesiones económicas

Los mercados bajistas suelen venir acompañados de preocupación por la realidad económica, pero no siempre vienen acompañados de una recesión económica. Recordemos que una recesión económica se suele declarar cuando hay dos trimestres seguidos de caída del producto interior bruto (PIB) de un país.
El mercado bajista que empezó en marzo 2020 se debió a una serie de factores, entre los que se incluyen la caída de beneficios empresariales y el hecho de que el mercado alcista que había durado 11 años mostraba ya señales de debilidad. La causa inmediata que disparó las ventas sin duda fue la preocupación por los efectos de la pandemia mundial debido al COVID-19, así como una guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudí.
Entre 1926 y 2020 han acontecido 8 mercados bajistas de diferente duración y gravedad. Tres de los cuales no fueron acompañados de una recesión económica y pasaron en apenas seis meses. Hablamos de estos tres casos:
  • Caída de 21,8% en el S&P 500 a finales de la década de 1940.
  • Caída de 22,3% en el S&P 500 a principios de la década de 1960.
  • Caída de 29,6% en el S&P 500 en 1987, éste duró apenas tres meses.
mercado bajista

Mercados bajistas que precedieron a recesiones económicas

En otras tres ocasiones, el mercado bajista llegó antes de la recesión económica. El caso más reciente es la burbuja tecnológica a finales de los noventa, que condujo al mercado bajista de 2000-2002. El S&P 500 llegó a perder el 44,7% de su valor en el transcurso de más de dos años. Las valoraciones en plena burbuja alcanzaron niveles desorbitados, y muchas de las empresas tardaron años en recuperar los niveles previos a esta debacle bursátil.
Los otros dos casos en los que un mercado bajista anticipó una recesión económica fueron:
  • Caída de 29,3% en el S&P 500 a finales de la década de 1960.
  • Caída de 42,6% en el S&P 500 a principios de la década de 1970.
Estos dos mercados bajistas duraron entre 18 y 20 meses, y terminaron poco antes de que las contracciones económicas llegaran a su punto más bajo.

Los dos mercados bajistas más preocupantes de la historia

Los dos casos de mercados bajistas más notorios de la historia coincidieron en el tiempo con una recesión económica. Estamos hablando evidentemente del crack del 29, y la gran recesión de 2008.
La Gran Depresión, que se originó en la debacle bursátil de 1929 duró casi 3 años en los que el S&P 500 perdió más del 80% de su valor. El mercado bajista de la gran recesión 2007-2009 duró más de un año, en el que el S&P 500 perdió más de la mitad de su valor. La economía norteamericana entró en recesión en 2007 y la crisis de los préstamos subprime causaron problemas de liquidez y solvencia a una gran parte del sistema bancario, creando la tormenta perfecta para que el pánico inundara los mercados.
Una de las lecciones más importantes que podemos obtener de observar todos los episodios turbulentos de los mercados financieros a lo largo de la historia es que los mercados, al igual que la economía, son cíclicos. Por tanto, como seguirá habiendo mercados bajistas en el futuro, estructurar adecuadamente nuestra cartera a nuestro perfil de riesgo nos ayudará a sobrellevar de la mejor manera cualquier escenario adverso.




selfbank