https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Quilmes: Mayra Mendoza ya no atiende a los representantes gremiales y siguen los despidos

Un audio de uno de los damnificados llegó a REALPOLITIK donde se escucha cuál es la situación actual de muchos de los empleados del municipio. “La bola que se le da al presidente ¿no? Un municipio que está echando gente”, expresa uno de los agentes en conflicto.

La doble indemnización impuesta a los privados para contener los despidos en el marco de la pandemia no alcanzó a los trabajadores del estado. En este caso, los señalamientos apuntan al distrito comandado por la camporista Mayra Mendoza, quien días atrás oficializó la no renovación de contratos vencidos a fines de mes.
“A mí el 30 de junio se me terminaba el contrato y recién el 27 de julio me informan que no se me renovó, al igual que a muchos”, cuenta uno de los damnificados con un tono de clara angustia. Y continúa: “Faltando una semana para cobrar me avisan esto, tuve problemas con todos los servicios a pagar, ni gas, ni luz, ni agua. No pagué nada”.
La situación descripta por uno de los ahora ex agentes municipales de Quilmes es no solo angustiante, sino también indignante: el municipio los hizo trabajar más de medio mes sin que supiesen que su contratación no seguía vigente. Esto, en un momento donde las susceptibilidades se encuentran entre algodones por el aislamiento y la cuarentena, fue interpretado como una muestra de desprecio para con los trabajadores quilmeños.
“Encima no me renuevan el contrato siendo paciente de alto riesgo. Yo tengo diabetes, el corazón agrandado. Inclusive, estando laburando perdí el ojo derecho y no lo pasé por la ART para que no me jodieran para renovarme el contrato”, relata el empleado que se quedó sin su trabajo. Y prosigue: “En el izquierdo (ojo) me tuvieron que hacer una costura láser para no perder la córnea. Estoy hecho mierda en definitiva”.
Desde el gremio que los agrupa no pudieron entablar un diálogo para resolver la situación. “Ahí está peleando ATE que lo tienen de acá para allá. ATE hace todo lo que puede, pero con el asunto de la pandemia no tienen tiempo para atender a la gente del gremio”, remarca el agente despedido. “La bola que se le da al presidente ¿no? Un municipio que está echando gente”, reflexionó.
En este marco, desde la agrupación Verde y Blanca de ATE advirtieron que los representantes de la entidad gremial ya no son atendidos por Mayra Mendoza y que la distribución de contratos para personas cercanas a las autoridades es recurrente. En este aspecto, manifestaron: “La relación con la intendenta está rota por las presiones personales de Claudio Arévalo y no por exigir que no despidan personal”. 

(www.REALPOLITIK.com.ar)