https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las manecillas del reloj mandan

Los empresarios quieren reducir al mínimo las  costosas horas extraordinarias. Ciertas clasificaciones de puestos asalariados tienen la ventaja de estar exentas de las exigencias del pago de horas extras. Al mismo tiempo, una compañía puede tener necesidades fluctuantes de trabajo. El empleo por hora permite al empleador pagar solo por el tiempo que un empleado trabaja. Existen seis factores a tomar en cuenta.
Los trabajadores de la salud, como enfermeras, fisioterapeutas y técnicos de laboratorio, se les paga por hora. Una de las razones es que los hospitales fluctúan y puede que no haya suficiente trabajo para una persona en un día. Sin embargo, los gerentes son asalariados porque no simplemente realizan el trabajo, sino que tienen un papel de responsabilidad en la dirección.
Las leyes del trabajo juegan un papel clave para determinar si una posición está sujeta a las horas extraordinarias. Cuando un empleado se dedica a actividades de comercio y lleva a cabo un trabajo con un conjunto específico de tareas rutinarias con sus directrices y normas, es muy probable que el empleado no esté exento del tiempo extra bajo las regulaciones estatales.
Si se trata de una persona con un alto perfil académico o de habilidades, tal vez la empresa prefiera ofrecerle una posición fija de 44 horas semanales, aunque entienda que no precisa de esa cantidad de tiempo para las tareas que racionalmente comprenden el logro de sus objetivos laborales. Un puesto fijo puede ser un elemento de atracción de talento.
El salario social no es más que el compendio de servicios públicos que ofrece un Estado. Como no requieren de gastos personales, se consideran una transferencia de riqueza de la sociedad.
Los obreros, más susceptibles de firmar acuerdos laborales con remuneraciones por hora, podrían encontrarse más aceptable no ostentar una posición fija si en su entorno social servicios básicos como la salud, la educación y la seguridad ciudadana cuentan con niveles viables de garantías.
Ahora bien, si los obreros u operarios dependen de cobertura médica para recibir servicios de salud o de flujos fijos para garantizar la educación de sus hijos, el tema de la compensación por hora es más complejo.
Independientemente de la empleabilidad del profesional, quizás prefiere trabajar por hora para controlar tanto su ingreso como su tiempo disponible para la procura de otras aspiraciones, como volver a estudiar, pasar más tiempo con la familia o más tiempo de ocio.
Nuevas aplicaciones tecnológicas hacen más fácil que incluso el teletrabajo pueda ejercerse bajo un régimen de compensación por hora. Un servidor computarizado portátil permite que empleados a distancia accedan a cuentas con sus claves, lo que facilita la supervisión y el cumplimiento del trabajo requerido en las horas contratadas. No es común, pero se va a expandir.



revista mercado