https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Doble discurso IOMA: Homero Giles acusa de fraude a los médicos pero nombró a un jefe de Gabinete procesado

Se trata de Mariano Cardelli, jefe de Gabinete de Homero Giles, quien viene de cumplir funciones en el PAMI. Según la UFI Nro. 3, es investigado como uno de los responsables por contrataciones irregulares de empresas informáticas. La causa multimillonaria vincula a ocho cómplices.

Desde que llegó al poder, el gobierno de Axel Kicillof parece decidido a hacer lo necesario para acceder al control total de la enorme caja del IOMA. De hecho, una de las primeras maniobra realizadas a tal fin apuntó a estigmatizar a los profesionales de la salud y dividir al gremio que los nuclea. Fue en ese marco que el titular del IOMA, Homero Giles, impulsó varias denuncias penales contra una docena de médicos a quienes acusó de “fraude en perjuicio de la administración pública”. 
Kicillof me dijo que no podemos ceder ante el fraude y la corrupción en IOMA”, manifestó oportunamente Giles, en una regla que solo pareciera ser válida de las puertas para afuera.
La vinculación de Mariano Cardelli, actual jefe de Gabinete del IOMA, con causas de corrupción corresponde al 2015, cuando los fiscales Eduardo Taiano y Javier Arzubi Calvo pidieron la indagatoria de Luciano Di Césare, ex director del Programa de Atención Médica Integral (PAMI). El motivo fue una contratación de casi 140 millones de pesos por servicios informáticos a la empresa Red Hat. La acusación, negociaciones incompatibles con la función pública.
Según se desprende de la causa judicial, la contratación fue por la suma total de 138.433.649 pesos, con el objeto de brindar una plataforma para servicios informáticos. En la maniobra, Cardelli fue el funcionario del PAMI que autorizó la solicitud de presupuesto para la contratación.
En efecto, Cardelli y sus cómplices contrataron a la empresa citada “mediante trámite simplificado y por exclusividad en el servicio”, a pesar de que tanto la dirección General de Investigación y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) como la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) coincidieron en que no había motivos para realizar un trámite simplificado y que no existe exclusividad para el servicio contratado, dado que otras empresas del mercado también lo podían ofrecer.
Los fiscales del caso concluyeron que “no cabe dudas que los funcionarios direccionaron la elección de la empresa Red Hat interesándose en el beneficio de ésta firma”.
Vale destacar que no es este el único antecedente de Mariano Cardelli. Ya en el 2014, la Cámara Federal de la ciudad de Buenos Aires había decidido revocar los sobreseimientos de Cardelli y del por entonces director ejecutivo del PAMI Luciano Di Césare, por irregularidades en el programa “Hospitales del Bicentenario”, la contratación de 6 mil empleados, viajes al exterior y la autoasignación de elevados salarios.
Sin dudas, el nombramiento en la función pública de un personaje tan polémico como Mariano Cardelli dice más de Kicillof y de Giles que de él mismo.