https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Vuelta atrás al desconfinamiento

Aunque la pandemia de COVID-19,  está muy lejos de llegar a su fin, muchos países y territorios en el mundo han reiniciado la mayoría de sus actividades económicas y han comenzado una «nueva normalidad». Sin embargo, cada vez más países y ciudades han tenido que dar un o varios pasos hacia atrás y volver a cerrar sus economías y a declarar medidas de aislamiento social estricta. Algunas lo han hecho por implementar reaperturas apresuradas. Otras se han enfrentado a brotes en sitios cerrados, lo que los obligó a reconsiderar sus estrategias.
A continuación, presentamos 10 países o ciudades que han tenido que regresar al confinamiento.
1. Alemania
Alemania fue el ejemplo de cómo contralar la pandemia. Con un modelo mixto entre un confinamiento estricto y una economía semiabierta, el gobierno de Angela Merkel obtuvo buenos resultados, incluso halagados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Hasta el momento, el país tiene más de 201, 000 contagios contra solo 9,144, lo que representa una tasa de mortalidad más baja que la de otros países europeos, como Italia, España o Reino Unido.
Sin embargo, el desconfinamiento que inició el 1 de junio mostró una fractura importante a finales de ese mes. Se detectó un foco de contagios vinculados a un matadero en la región de Renania del Norte-Westfalia, la segunda más afectada por el coronavirus en Alemiana. Al menos 1,500 casos están relacionados con este brote.
Es por ello que dos provincias alemanas en las que viven más de 600,000 personas aplicaron durante la última semana de junio las medidas de prevención del pasado marzo: cerrar escuelas, centros de ocio y deporte, así como permitir la salida de familias solo para acudir a los servicios básicos de médico, farmacias, compras y para ir al trabajo.
La aparición de varios focos de contaminación en mataderos en Alemania, pero también en Francia, ha reactivado el debate sobre las condiciones de trabajo en estos lugares, usualmente denunciadas por las asociaciones medioambientales.
2. Corea del Sur
Corea del Sur ha sido también citada por la OMS como un ejemplo de cómo se puede contralar la pandemia de coronavirus gracias a un amplio programa de rastreo, test y tratamiento de las personas infectadas, a pesar de tener una epidemia muy activa en febrero.
El 28 de mayo Corea del Sur impuso una serie de restricciones ante un repunte de contagios de COVID-19. Las autoridades surcoreanas reforzaron durante dos semanas las medidas de distanciamiento en Seúl, donde también ordenaron el cierre de muchos espacios públicos ante el fuerte repunte de casos ligado a un brote en una nave comercial.
Las autoridades señalaron 79 nuevos contagios, la mayoría en la zona metropolitana de Seúl. De ellos, 69 se produjeron en personas que frecuentaron un almacén de la compañía de comercio electrónico Coupang en Bucheon, al oeste de Seúl, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea.
3. Leicester, Reino Unido
El 29 de junio, el gobierno anunció un endurecimiento del confinamiento en Leicester, incluido el cierre de tiendas no esenciales, en un momento en que las restricciones se estaban relajando en el país.
El golpe fue duro para la localidad, que como el resto de Inglaterra se preparaba para reabrir el sábado 4 de julio pubs, restaurantes, cines y peluquerías.
Pero aquí, el movimiento es al contrario: todos los comercios menos alimentación y farmacias tuvieron que bajar la persiana el 30 de junio y la mayoría de escuelas cerraron el jueves 2 de julio.
Leicester, ciudad de unos 340,000 habitantes con una población de más de 600.000 en el área urbana afectada por el reconfinamiento, representó alrededor del 10% de todos los casos del Reino Unido la semana del 22 al 28 de junio. Hubo 944 casos locales confirmados de coronavirus en las últimas dos semanas de junio, anunció el ayuntamiento.
4. Melbourne, Australia
Melbourne, la segunda ciudad más poblada de Australia con cinco millones de habitantes, inició el 9 de julio un nuevo confinamiento de seis semanas de duración por un rebrote de la COVID-19.
Desde el rebrote de finales de junio, que se atribuye al posible incumplimiento de las cuarentenas en los hoteles para los viajeros alojados en Melbourne, se han acumulado más de 1,000 casos, cifra que está muy por encima del número de contagios que se registran en el resto del país.
El resto del territorio de Australia, que había logrado eliminar el coronavirus y había dado grandes pasos en su plan de recuperación económica, está en alerta máxima y ha adoptado medidas para prevenir y frenar cualquier propagación local a raíz de este rebrote en Melbourne, la capital del estado de Victoria.
Los restaurantes y cafeterías sirven únicamente comida para llevar, mientras que los gimnasios, salones de belleza y cines se han visto obligados a cerrar nuevamente.
5. Cataluña
Cataluña ordenó el domingo 12 de julio el reconfinamiento de 200,000 personas por un rebrote de coronavirus, la primera medida de ese tipo desde que habían sido levantadas en España las disposiciones de aislamiento para luchar contra la pandemia viral.
La zona está situada alrededor de la ciudad de Lérida, en el interior, a un centenar de kilómetros de las turísticas playas de la costa catalana. Las entradas y salidas están restringidas en esta zona y las reuniones de más de diez personas prohibidas.
La región afectada ya había sido aislada del resto de Cataluña una semana antes cuando los hospitales estaban casi saturados.
Tras una caída drástica del número de casos y de fallecimientos en España, uno de los países de Europa más afectados por la pandemia con más de 28,400 muertos, ahora hay varias decenas de brotes activos.
La zona de Lérida es una de las que más preocupan. Según las autoridades, el foco de contagio está relacionado con los trabajadores agrícolas temporales que laboran en la recolección de fruta.
6. Hong Kong
A partir de este miércoles, Hong Kong ha endurecido de nuevo los límites de las reuniones públicas. En medio de crecientes temores por el crecimiento de una tercera ola de infecciones por coronavirus en la ciudad.
La jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, compareció en una rueda de prensa en la que explicó las nuevas medidas, que se toman después de que el lunes 13 de julio se registrasen 41 casos locales, de los que 20 son de origen desconocido.
El gobierno limitará las reuniones grupales a cuatro personas frente a las 50 actuales, una medida vista por última vez durante la segunda ola de marzo.
Algunos negocios, como gimnasios y centros de juego, tendrán que cerrar por una semana, mientras que los restaurantes solo podrán servir pedidos para reparto a partir de las 18:00 horas.
7. California
California fue uno de los primeros estados en imponer un confinamiento general en marzo, pero desde hace varias semanas el número de casos ha seguido aumentando hasta llegar a cerca de 330,000, entre ellos más de 7,000 fallecidos.
Como respuesta, el gobernador demócrata Gavin Newsom decretó el cierre de bares, los salones de los restaurantes, cines, zoológicos y acuarios.
En Los Ángeles, unos 600,000 estudiantes se enteraron este lunes de que no volverán a las aulas a mitad de agosto como estaba previsto y que comenzarán el año con un modelo a distancia.
8. Argentina
Las medidas de confinamiento fueron endurecidas en Buenos Aires y su periferia del 1 al 17 de julio. La cuarentena empezó el 20 de marzo, en un momento de hartazgo de la población y temores crecientes sobre la economía, en recesión desde 2018.
El uso de tapabocas es obligatorio y las autoridades han prometido aumentar el testeo y el aislamiento de las personas infectadas.
Hasta ahora se renovaron poco más de dos millones de permisos de circulación para trabajadores de actividades esenciales en el área metropolitana de Buenos Aires, en la que habitan unos 14 millones de personas y donde se concentra más de 90% de los nuevos casos de COVID-19 de Argentina.
Más de 350,000 comercios que habían reabierto en el área metropolitana de Buenos Aires, entre estos negocios de vestimenta, calzado, mueblerías y jugueterías, tuvieron que cerrar de nuevo, al restablecerse las restricciones sanitarias que solo permiten funcionar a los de alimentos y las farmacias.
La actividad de hoteles, gimnasios, lavaderos de autos y peluquerías no ha sido autorizada hasta ahora, y los restaurantes solo pueden funcionar en modalidad de delivery.
9. India
Unos 133 millones de indios de la gran ciudad de Bangalore, en el sur, y el Estado de Bihar en el norte volverán a quedar confinados para frenar la propagación del nuevo coronavirus, anunciaron este martes las autoridades.
Bombay y Nueva Delhi eran hasta el momento las grandes ciudades más afectadas por la pandemia, pero Bangalore, en el sur del país, sede de las empresas de alta tecnología indias, surge también como un nuevo foco, con 19.702 casos confirmados hasta el lunes por la noche.
El gobierno local impuso un reconfinamiento en la ciudad y los distritos aledaños que entra en vigor el martes a las 20:00 locales (14:30 GMT) y debe continuar hasta el 23 de julio a la mañana.
Los transportes públicos quedarán suspendidos y sólo los servicios y comercios esenciales podrán continuar abiertos.
10. Colombia
Alrededor de 3.5 millones de personas regresaron este lunes al encierro estricto en Colombia, ante el «alarmante» crecimiento de contagios del nuevo coronavirus que, según autoridades, podría alcanzar su máximo de propagación en las próximas semanas.
Solo en la capital colombiana el confinamiento alcanza a 2.5 de sus 8 millones de habitantes. Hoy Bogotá concentra un tercio de los más de los 154,000 casos de covid-19 detectados desde el 6 de marzo en el país.
Con una población de 50 millones de habitantes, en todo el territorio colombiano han fallecido desde entonces poco más de 5.400 personas, 1.168 de ellas en la capital.


revista mercado