https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Se busca el acuerdo

Los principales índices norteamericanos cerraron la jornada cotizando mayormente al alza. El S&P500 y el DOW fueron los que más crecieron, marcando aumentos de hasta 0,6% mientras que el Nasdaq apenas pudo subir 0,13%. Por su parte el Rusell 2000 cerró neutro. Por otro lado, el índice que mide la volatilidad, VIX, sigue por debajo de los 25 y anotó una baja del 2%. La renta variable norteamericana logró mantenerse en el sendero positivo a pesar de que las relaciones entre Estados Unidos y China se hayan puesto más tensas en los últimos días. Esta vez, el gobierno norteamericano acusa a China de robar propiedad intelectual y ordenó cerrar el consulado chino en Houston. Esta situación hizo que desde el país asiatico pidan que se retire dicha orden, amenazando con tomar represalias si no se cumple con su demanda. Sin embargo esto afectó más a los mercados europeos que cerraron la rueda con bajas generalizadas ya que también se sumaron comentarios del BCE con respecto al acuerdo de la UE para crear un fondo que ayude a recuperar la economía de la zona. La presidenta de la entidad expresó que el acuerdo podría haber sido mejor aunque no negó que sea un proyecto ambicioso.
Por otro lado, los casos de coronavirus en el mundo alcanzan los 15 millones, siendo Estados Unidos el país con más casos y con perspectivas de que los contagios sigan aumentando. Sin embargo, Estados Unidos se suma a la Unión Europea y a Gran Bretaña y acuerda con Pfizer la compra de 100 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus una vez que esta sea aprobada. Sumado a esto, desde la empresa AstraZeneca, expresaron que su vacuna puede estar lista a partir de septiembre lo que mantiene el positivismo en los inversores ya que de ser cierto, habría mucha menos preocupación sobre la posibilidad de reestablecer las medidas de aislamiento que perjudicarían la recuperación económica.
En lo que respecta a los commodities, la plata escaló más de 7% mientras que el oro continúa con su camino ascendente avanzando 1,2% el día de hoy. La suba en estos metales preciosos no hace más que reflejar que los inversores aún tienen dudas sobre la sustentabilidad de esta suba en el mercado accionario y por lo tanto no dejan de posicionarse en activos de cobertura. El WTI cayó 0,3% luego de que se conociera que los inventarios de petróleo en Estados Unidos hayan aumentado mientras que los analistas esperaban una reducción en los mismos.
Frente a los rumores de acercamiento entre el gobierno argentino y los acreedores el índice Merval avanzó un 4,%. Todos los componentes del panel principal experimentaron fuertes aumentos que fueron desde 0,5% hasta 7,5%. Nuevamente los bancos volvieron a impulsar el índice ya que fueron los que vieron subir sus cotizaciones de manera más fuerte.

La renta fija argentina experimentó aumentos generalizados, sin distinguir moneda ni legislación. Hubo solo algunas bajas leves principalmente en los bonos pagaderos en moneda local. El mercado se encuentra experimentando un sentimiento de positivismo en lo que respecta al proceso de reestructuración de la deuda luego de que los acreedores hayan presentado su oferta. Desde el gobierno estarían trabajando en modificaciones sobre las cláusulas legales pero no sobre las características financieras de lo ofrecido. Aún queda una semana en la que la oferta del gobierno estará vigente y pareciera ser que ambas partes tienen la voluntad de llegar a un acuerdo por lo que los activos financieros locales se ven beneficiados. No hay que perder de vista que la oferta actual puede volver a extenderse en caso de que se esté cerca de un acuerdo. En el caso de no hacerlo quedará bien clara la postura de ambas partes y el mercado actuará sobre los precios de los títulos y de las acciones en consecuencia de esto.
El Riesgo País reflejó el buen humor inversor y cayó 3% para cerrar por primera vez en meses debajo de los 2.300 puntos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es una medición muy elevada y que deberá seguir tendiendo a la baja siempre y cuando el acuerdo para reestructurar la deuda se encuentre más cerca.

Desde el INDEC se dio a conocer que la economía argentina creció 10% en mayo, mientras que la medición más importante que es la interanual muestra que cayó 20,6%. La mejora con respecto al mes pasado se debe a la leve relajación en las condiciones de aislamiento experimentadas durante el quinto mes del año. Los sectores más golpeados son la industria manufacturera, el comercio y la construcción.

El tipo de cambio mayorista sigue avanzando 0,1% de manera diaria y de esta manera cerró la rueda en $71,78. Por su parte el MEP y el CCL luego de haber experimentado varios días de fuertes subas y de haberse encaminado nuevamente hacia sus máximos, volvieron a retroceder el día de hoy. El dólar MEP cayó 1,4% y se situó en los $114,45, mientras que el CCL retrocedió 1,7% y finalizó el día en $116,91. La baja en la presión compradora viene en línea con lo bien que se está tomando el mercado las negociaciones para reestructurar la deuda.




Joaquín Candia
Analista

RAVA