https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Quiere reducir su estrés? Preocúpese sólo por las cosas de las que tiene algún control

En ocasiones hablamos en estas páginas sobre el problema que origina el estrés y la ansiedad en nuestra vida cotidiana, y como afecta a nuestras relaciones personales, y a nuestro desempeño laboral. De hecho, y en lo que nos ocupa en este diario, los grandes bancos de inversión en EE.UU. han elaborado programas de meditación y yoga dedicados exclusivamente a sus operadores, pues han demostrado que un alto nivel de cortisona (hormona del estrés), empeora sustancialmente los resultados de trading. La meditación regular reduce el nivel de esta hormona en tu cuerpo.
El prestigioso divulgador Trent Hamm, ha elaborado una lista de 12 recomendaciones que podemos hacer para vencer al estrés y la ansiedad. Todas ellas gratuitas y de fácil práctica. Veamos en el artículo de hoy las seis primeras, y en el de mañana las otras seis.
1. Reflexione en las cosas que puedes controlar, y preocúpate menos por las cosas que no puedes.
Si me enfrento a algo que me hace sentir incómodo y molesto, trato de verlo a través de una lente de lo que puedo controlar sobre esa cosa y lo que no puedo. Con cualquier cosa, hay algunas partes que están fuera de mi control y otras partes dentro de mi control. También hay algunas cosas en las que puedo influir, pero que no puedo controlar directamente, como hablar con alguien sobre un problema.
Básicamente, reconozco conscientemente que no me ayuda a preocuparme por las cosas que están completamente fuera de mi control. No puedo controlar lo que hacen otras personas. No puedo controlar el clima. No puedo controlar la llegada y la propagación de las pandemias. No puedo controlar las fuerzas del mercado. Es un desperdicio de mi energía preocuparme por esas cosas o sentir ansiedad por ellas.
2. Si algo te molesta, toma medidas con respecto a los aspectos de esa cosa que puedes controlar.
Si está sentado con algún tipo de preocupación sobre su hombro, modifíquelo inmediatamente en términos de lo que realmente puede hacer para cambiar el resultado de esa preocupación o para minimizar el dolor del peor de los escenarios. Luego, tome medidas rápidamente sobre esas cosas. En otras palabras, en lugar de quedarse sentado y preocuparse por algo que le molesta, tome medidas para resolver el problema o tome medidas para minimizar las desventajas de ese problema.
3. Escribe diariamente sobre las cosas por las que estás agradecido.
Cada día, pasa unos minutos simplemente volcando tus sentimientos en un papel. No me refiero solo a enumerar lo que hiciste ese día, sino a escribir tus pensamientos sobre lo que más te preocupa. Es increíblemente catártico.
Mi práctica diaria es realmente simple. Por lo general, lo hago poco después de despertar, y solo escribo cinco cosas en mi vida por las que estoy agradecido, luego paso 15 a 20 minutos escribiendo lo que más me preocupa en ese momento. Escribo lo que me preocupa y por qué me preocupa (en otras palabras, lo que tengo miedo de perder), y luego trato de resolver lo que mencioné en los dos pasos anteriores: en qué partes no puedo hacer nada al respecto, por lo tanto no vale la pena preocuparse.
4. Dedica tiempo a tus pasatiempos.
Averigua cuál de tus pasatiempos realmente te satisface más, luego simplemente programa bloques de tiempo para realizar esos pasatiempos sin interrupción. Esto significa que desconectes de las cosas que pueden interrumpirlo, como los mensajes del trabajo o cualquier texto que no sea de la máxima urgencia, y déjese llevar por ese pasatiempo.
5. Comprométete con lo que estás haciendo Idealmente, esto significa cosas que estás haciendo activamente.
No estoy hablando de mirar a un aburrido programa de televisión con estupor. Más bien, estoy hablando de cosas con las que estás comprometido mental o físicamente, cosas que están haciendo que tu mente y / o tu cuerpo estén activos, que resultan tan interesantes que pierdes la noción del tiempo y el lugar.
Todos hemos sentido esa sensación de estar tan inmerso en una tarea que no te das cuenta de la sorprendente cantidad de tiempo que le has dedicado.
Este estado se denomina comúnmente "estado de flujo", y aquí hay un secreto: hacerlo es una forma increíblemente poderosa de aliviar el estrés y la ansiedad.
6. Ve a dormir temprano
Con los años, descubrí que siempre soy mucho más susceptible a los sentimientos negativos de estrés y ansiedad si no he dormido lo suficiente en las últimas noches. Si un despertador me obliga a despertar constantemente o tengo un par de malas noches de sueño seguidas, me sentiré rápidamente caído en sentimientos de ansiedad y estrés.
La forma de combatir esto es simple: simplemente acuéstate lo suficientemente temprano para que puedas dormir hasta que te levantes naturalmente la mayoría de las noches. Eso no significa que no configure una alarma, sino que naturalmente se despierte un poco antes de que suene la alarma.




capitalbolsa