https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Fino equilibrio

Los principales índices de renta variable norteamericanos cotizaron mixtos durante toda la rueda. Sin embargo las variaciones de los mismos se mantuvieron entre +/- 1,5% y finalmente cerraron a la baja a excepción del Nasdaq que avanzó 0,15%. Esto refleja que el mercado aún no pudo definir su tendencia. Los inversores siguen operando de manera prudente y no definen su posición sobre si el mercado volverá a recuperarse o si la caída del mercado aún no vió su peor parte. Los temores sobre la posibilidad de la vuelta atrás en las medidas de reapertura en la economía llevada a cabo por gran cantidad de países que creyeron que habían logrado superar la peor parte de la pandemia se reavivan cuando se habla de rebrotes en algunas zonas del mundo. Por otro lado, los gobiernos y las entidades monetarias de las principales potencias se encuentran generando estímulos tanto para el sistema financiero como para la economía real que le da a los inversores cierto sentimiento de seguridad ya que hay una entidad mucho más grande que vela por evitar una caída aún mayor de la economía. La pulseada entre estas dos situaciones se encuentra muy reñida y si no fuera por el compromiso de los gobiernos y de los bancos centrales, los fundamentals actuales y los futuros no lograron sostener al mercado.
Por otro lado, el petróleo cayó 1,4% a pesar de que se conoció que el recorte propuesto por la OPEP+ fue cumplido en un 90%. Sin embargo, esta noticia no fue suficiente para elevar el precio del crudo y siguen las dudas de si el recorte en la producción será suficiente en estos niveles o tendrá que profundizarse.
En lo que respecta a la renta variable local, no tuvo un buen desempeño y el índice Merval cerró el día con una caída del 4,7%. Los activos más castigados del día fueron BMA y EDN con bajas de hasta el 7% y no hubo papeles que hayan mejorado sus precios. La rueda fue aprovechada por los inversores de opciones financieras para cerrar las posiciones con vencimiento del mes de julio y ya empezar a posicionarse para el siguiente ejercicio.

Los bonos soberanos en dólares siguen cotizando de manera mixta y se encuentran presos de la incertidumbre que genera el proceso de reestructuración de la deuda. Si bien trascendió que este viernes finalmente habrá una adenda a la oferta presentada inicialmente por el gobierno, también se habló de un endurecimiento de la postura de los acreedores. Los acuerdos de confidencialidad firmados impiden que se opere con información más precisa y es por es que los precios de los bonos se encuentran erráticos hace algún tiempo. Por otro lado, el gobierno en línea con su objetivo de conseguir financianciamiento en el mercado local, licitará 5 letras del tesoro y un bono CER el día de mañana. Hay que tener en cuenta que mientras no se reestructure la deuda el gobierno se encuentra imposibilitado de acceder al mercado en dólares. Sin embargo en moneda local vienen teniendo buenos resultados a la vez que cumplen con los compromisos asumidos.
El Riesgo País sigue sin experimentar movimientos llamativos y se mantiene cercano a los 2.500 puntos. El día de hoy la medición cerró en 2.533 luego de un aumento del 0,6% con respecto al día de ayer.

El dólar mayorista, luego del salto de ayer, volvió a subir 0,1% como tiene acostumbrado a los inversores y cerró en $69,67. Por otro lado, el dólar MEP cayó solamente 0,3% mientras que el CCL lo hizo en 1,3%. De esta manera la brecha entre estos tipos de cambio se achicó con respecto a la vista los dias atrás. Al final de la rueda el MEP cotizaba $104,96 y el CCL lo hacía en $ 107,68.


Joaquín Candia
Analista

RAVA