https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Quirós: "Esperamos el pico para fines de mayo o principios de junio"

El ministro Fernán Quirós dijo que en la Ciudad esperan que el pico de contagios llegue en la última semana de mayo o la primera de junio. Para frenar los contagios en barrios populares el gobierno porteño comenzó con los testeos "puerta a puerta" en la Villa 1.11.14, donde suman 143 casos. La Ciudad instalará controles de fiebre en las entradas del barrio y hará lo mismo en la Villa 31.
Con el correr de las semanas y por el aislamiento social, el pico de casos que esperan en Ciudad se movió de abril a junio. "Nosotros esperamos que (el pico) sea a fines de mayo y principios de junio, hay cierto margen de variabilidad, pero en 3 o 4 semanas vamos a tener un aumento de casos", dijo Fernán Quiros en una conferencia de prensa.
El ministro de Salud aseguró que la Ciudad "tiene un aumento lento y progresivo" de los casos. "Hubo áreas muy localizadas de aumentos y por eso decidimos mantener la cuarentena estricta salvo algunas actividades. Si la sociedad acompaña, podremos sostener y abrir otras, si hay un crecimiento acelerado deberemos desandar el camino", explicó.


El foco está puesto ahora en las villas, donde hay mayor penetración del virus. Como explicó LPO, la estrategia del gobierno porteño en conjunto con Nación es recorrer todos los domicilios de personas que estuvieron en contacto con portadores del Covid-19.El coronavirus ya llegó a todas las villas de la Ciudad y son un tercio de los casos

Según el ministro de Salud Fernán Quiros, cada infectado pudo haber tenido "contacto estrecho" con otras 10 o 20 personas. Los equipos realizan visitas a esos hogares y si determinan que son casos sospechosos los testean.

En la Villa 31 los tests arrojaron un 50% de positivos. "Es un número alto, pero eso no quiere decir que la mitad de la villa esté infectada", aclaró Quiros. "Nosotros testeamos donde sabemos que hay mayores posibilidades", agregó.

Además hay un seguimiento periódico de los contactos estrechos: los llaman dos veces por día para saber si aparecieron síntomas compatibles con el coronavirus. Intentan que esas personas mantengan el aislamiento social y no salgan de sus casas: para ello organizan compras de alimentos y los acercan a los domicilios.

En los próximos días se sumará otra herramienta: habrá gazebos de control de fiebre en las entradas de la 31 y de la 1.11.14 para cubrir posibles casos que hayan escapado al control puerta a puerta.