https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En medio de los rumores de cambio de gabinete, Alberto fortalece a Cafiero

Eliminó por decreto la restricción del 5% que tenía el jefe de Gabinete para reasignar partidas y hasta le permite disponer de fondos reservados de la Agencia de Inteligencia. Las versiones de cambio de gabinete.

Santiago Cafiero tiene desde este domingo facultades para remover sin límites partidas de gastos generales y de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), a partir de un decreto de necesidad y urgencia de Alberto Fernández que deberá ratificar el Congreso.
Se trata de un fuerte espaldarazo de Alberto a su jefe de Gabinete en medio de los rumores de posibles cambios de gabinete.

Luego de la salida de Alejandro Vanoli de la Anses en busca de un organismo más "dinámico", se especuló con un cambio por las mismas razones en diferentes áreas del gobierno. Las versiones se potenciaron tras la reunión que mantuvo el presidente con Cristna Kirchner en Olivos. Cafiero aparecía como uno de los apuntados por la vicepresidenta en esas versiones junto a la ministra de Justicia, Marcela Losardo. Como explicó LPO, la vicepresidenta se quejó de que se mencionara en los medios con frecuencia al camporista Juan Martín Mena, segundo de Losardo, como el culpable del affaire de los presos liberados por el coronavirus.La deuda y la crisis de las excarcelaciones, los ejes de la cumbre de Cristina y Alberto

Sin embargo, Alberto no tiene ningún interés en desprenderse de dos de sus funcionarios de mayor confianza.

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, aparece encabezando la lista de los posibles desplazados del gobierno. Cafiero y Losardo enfrentan cuestionamientos del kirchnerismo, pero Alberto Fernández no parece dispuesto a desprenderse de dos de sus funcionarios más cercanos.


Distinta pareciera ser la situación de Miguel Pesce, titular del Banco Central, que por estas horas aparece primero en la lista de posibles cambios en el Gobierno. Pesce quedó la semana pasada en el centro de las críticas del equipo económico por la suba del dólar libre. El titular del Central ya venía golpeado por uno de los motivos que aceleró la salida de Vanoli, que fue el caótico viernes 3 de abril en el que los jubilados se agolparon en las puertas de los bancos para cobrar sus haberes.
Desde el Senado que Cristina controla con puño de hierro, tampoco han disimulado su molestia con la gestión de Pesce y el bloque oficialista no se privó de presentar proyectos pidiéndole explicaciones por la falta de créditos.
El presidente del Banco Central, Mario Pesce.

Como sea, este lunes el presidente, con la firma de todos los ministros, reasignó fondos del presupuesto de 2019 previstos para obras públicas en su mayoría hacia defensa y seguridad, las áreas más afectadas por la pandemia. Pero en uno de sus artículos le permite al jefe de Gabinete eludir los límites para reasignar partidas incorporados por el Congreso a la ley de administración financiera cuando Macri arribó a la Rosada.
En ese momento se fijó un tope de 7,5% del presupuesto 2017 y de 5% del de 2018 y los siguientes; además de no superar el 15% de cada partida por finalidad, "cuando se trate de incrementos de gastos corrientes en detrimento de gastos de capital o de aplicaciones financieras".

Sin esas restricciones, Cafiero ahora podrá redireccionar los fondos que quiera del presupuesto de 2019, el último vigente porque jamás se trató el enviado por Macri el 15 de septiembre. Como explicó LPO, el plan del presidente era enviar y aprobar el suyo este mes, terminada para bien o para mal la negociación de la deuda. La pandemia del coronavirus complicó las gestiones con los acreedores y  prefirió asegurarse el manejo de los fondos sin límites por decreto. 

El decreto de Alberto elimina los topes que Macri había impuesto a la reasignación de partidas del Presupuesto, una práctica muy polémica que en los hechos implica saltear al Congreso, que es quien debe definir la orientación del gasto de los fondos públicos.

El DNU 457 trajo otra sorpresa: Cafiero, además, recibirá los fondos reservados de la Agencia Federal de Inteligencia que "excedan a los necesarios para el normal funcionamiento del organismo", para invertirlos en "políticas públicas nutricionales, educativas y de salud que resultan estratégicas para abordar la emergencia social y sanitaria".
Y podrá reasignar "gastos reservados y de inteligencia", una facultad que le arrebató a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, quien lejos de molestarse celebró que "primera vez en la historia" el organismo de inteligencia nacional "publica su información presupuestaria, que se puede ver en el portal del Ministerio de Economía que es presupuestoabierto.gob.ar de la oficina nacional de presupuesto".
Cristina Kirchner deberá conseguir que el Senado avale el decreto que da superpoderes a Cafiero.
Si bien el decreto puede aplicarse desde esta mañana, para que no corra riesgo alguno de ser derogado necesita que al menos una de las Cámaras del Congreso avale el decreto y la mira está puesta en el Senado, que Cristina Kirchner controla con una sólida mayoría propia.
Alberto consigue que el Congreso apruebe sus decretos por internet 

De hecho, el miércoles a las 14 horas la Cámara alta tendrá su primera sesión por sistema remoto para aprobar 20 decretos firmados por Alberto desde el inicio de la pandemia. En comisión, Cambiemos sólo rechazó dos: el que suspende los despidos y el que restringe el retorno de argentinos del exterior para evitar contagios.
Pronto llegará otra tanda de decretos, entre ellos el que le otorga superpoderes a Cafiero, considerado de los funcionarios más resistidos por el kirchnerismo. Sus nuevas facultades, dependen de Cristina.
"El Gobierno directamente suspendió ayer por decreto la Ley de Administración Financiera para todo 2020 y se arrogó superpoderes presupuestarios ilimitados. Además de no tener el país presupuesto 2020, asume ahora el Presidente las facultades del Congreso", protestó el diputado de la UCR Alejandro Cacace.