https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Dicen en el sector: no todas las aerolíneas van a sobrevivir y algunas podrían no volver a la Argentina

La Asociación Internacional de las Líneas Aéreas (IATA) pide ayuda porque tendrá que adaptarse a un mercado nuevo, aunque no todos lo lograrán-
Rafael Schvartzman, vicepresidente de la asociación, indica que "estamos ante un parón repentino de la demanda de una magnitud sin precedentes. En algunas regiones como Europa la caída del tráfico aéreo supera el 90% respecto al año pasado".
"Muy pocas empresas estaban preparadas para una crisis de esta magnitud. Incluso mantener un avión en tierra supone unos costes elevadísimos con lo que la caja se agota rápido y, en promedio, a las compañías les quedan como mucho tres meses de tesorería si no se toman medidas", remarcó el ejecutivo.
Y señaló que "es razonable pensar que una vez terminada la transición quedarán menos aerolíneas. Nuestros estudios indican que este año habrá una caída del 55% de los pasajeros. No va a haber un mercado suficiente para todos, como hubiera ocurrido en otras circunstancias. Va a haber una limitación gradual de los vuelos".
En cuanto a la Argentina, expertos consultados ante iProfesional, la colocaron en situación de revisión de servicios al país -con eventual reactivación en algún momento de 2020 o, directamente, no retorno de los vuelos- a compañías como Emirates Airlines, Qatar Airways, Turkish Airlines, Ethiopian, e incluso las estadounidenses United y American, entre otras.
"La actividad en general está muy castigada y se sabe que el flujo de pasajeros será muy bajo en los próximos dos años. La Argentina es un país terminal, quien viaja viene sólo a hacer turismo y ese es el pasajero que, justamente, más tardará en recuperarse y volar. ¿Quién podría pensar en salir de vacaciones en el mediano plazo?", comentaron a iProfesional fuentes de UPSA, el gremio que integra al grueso del personal jerárquico en la Argentina.
"Todas las empresas están analizando sus operaciones, aunque quizás no lo dicen. La Argentina no es el mejor de los destinos. Es muy probable que, también, algunas bajen las frecuencias para no perder las rutas. Pero hoy la prioridad es sobrevivir en un contexto en el que no hay demanda de pasajes y el mercado recién alcanzaría cierta normalidad en más de dos años. La mayoría de las aerolíneas, sin aporte de los Estados, están cocinadas", añadieron.


En diálogo con
 iProfesional, Franco Rinaldi, consultor y reconocido experto del mercado aerocomercial, sostuvo que Emirates, Turkish y Qatar Airways están entre las compañías que dejarían de venir al país a partir tanto de la imposibilidad de vender pasajes como del seguro derrumbe de pasajeros argentinos que seguirá a la pandemia.Las grandes, en retirada

"Son compañías que casi en su totalidad son utilizadas como alternativa de conexión por los argentinos que van sobre todo a Europa o Asia. Del movimiento de pasajeros que venían efectuando Emirates y Qatar, apenas el 2 por ciento se trasladaba con destino final a Doha o Dubai. La mayor proporción apelaba a la opción como una alternativa más atractiva desde lo económico para llegar a otros puntos del mundo", explicó.
El especialista comentó, además, que compañías como Qatar y Emirates amortiguan sus eventuales pérdidas mediante un financiamiento originado en la producción y venta de petróleo. El derrumbe del crudo consolidado en las últimas semanas quitó a las empresas un oxígeno económico que bien podría haberles permitido sortear con relativa comodidad la parálisis del mercado aéreo.
Rinaldi dio por descontado que British Airways reducirá su oferta al país -hoy por hoy, posee un vuelo diario a Londres-, y que incluso algo similar podría ocurrir con la oferta de Alitalia. "Es una empresa que está muy herida. Su estrategia, igualmente, es difícil de fijar dado que la Argentina es el tercer territorio del continente en cuanto a cantidad de italianos", dijo.
"De la que sí hay precisiones respecto de que no volverá a volar a Buenos Aires es Norwegian, que más allá del Covid-19 tiene una situación general muy complicada en términos económicos. De hecho, está devolviendo algunos aviones en Europa. Se puede suponer algo similar para Ethiopian, que venía dando servicio con escala en Sao Paulo. Lo más probable es que tampoco continúe luego de septiembre", anticipó.
Norwegian es una de las aerolíneas que no volvería al país
Norwegian es una de las aerolíneas que no volvería al país


En lo referente a las compañías estadounidenses, Rinaldi recordó que United inició el achique en octubre del año pasado con la quita del servicio Buenos Aires-Nueva York, y que en la actualidad sólo mantiene una ruta a Houston.
¿Qué aerolíneas no volverán a volar a la Argentina?

"Es muy probable que también levante ese vuelo porque ya venía con una demanda de asientos muy baja previo a la pandemia. El en caso de American, no volverá el vuelo a Los Ángeles y quedarán servicios acotados a Dallas, Miami y Nueva York", detalló.
¿Qué ocurrirá con la oferta de gigantes europeos como Air France-KLM? iProfesional tomó contacto con fuentes de la compañía en Buenos Aires, quienes expusieron que la aerolínea tiene como "ambición" mantener " un vuelo diario de Air France y uno de KLM a Buenos Aires".
"El programa de todas formas es analizado semana a semana y llegado el momento, si hay una baja de la demanda, es posible que se adapte la oferta. Aún es muy pronto para saber, pero lo importante es que nuestra ambición es mantener nuestro programa, siempre sujeto a aprobación gubernamental", expresaron las voces interpeladas.

Apoyo estatal

La industria de las aerolíneas advierte que tendrá que recurrir a los despidos y obtener el apoyo estatal para sobrevivir a la crisis del coronavirus, luego de que la mayoría de las firmas el sector en todo el mundo han tenido que tomar medidas drásticas para ahorrar efectivo.

United Airlines de Estados Unidos, IAG -matriz de British Airways, Aer Lingus e Iberia-, Air France-KLM, easyJet, Finnair, Air New Zealand y Aeroflot dieron a conocer nuevas acciones para reducir costos después de varios países, incluidos Alemania y España, cerraron sus fronteras.
A estos se sumó Chile, con lo que el impacto se verá directamente en Latam, Delta y Sky, por citar sólo algunas de las que vuelan en la región.
Poco antes, ya tres grandes alianzas de aerolíneas que operan en el globo, Oneworld, Skyteam y Star Alliance, firmaron un comunicado conjunto en el que urgen a los gobiernos tomar medidas para apoyar al sector. El grupo, que represente a las 60 mayores compañías, pidieron iniciativas adicionales a la reciente suspensión en Europa de los requerimientos para que las aerolíneas mantengan sus slots.
El aeropuerto de Ezeiza podría sufrir una caída en la oferta de vuelos
El aeropuerto de Ezeiza podría sufrir una caída en la oferta de vuelos

Bancarrota a la vista

Uno de los gigantes más golpeados es IAG, cuyo jefe Willie Walsh, anunció que pospondrá su retiro para poder dirigir al grupo a través de la emergencia. Al anunciar una reducción del 75% en la capacidad en los próximos dos meses, Walsh dijo que no había garantía de que muchas aerolíneas europeas sobrevivieran.
"La situación será bastante dinámica en las próximas semanas", dijo. "Hay muchas aerolíneas que están muy estresadas con pocos o ningún recurso en efectivo".
Sus comentarios se produjeron cuando el Centro de Aviación (Capa), una consultora de aviación respetada, advirtió que para fines de mayo la mayoría de las aerolíneas estarían en bancarrota debido a las restricciones de viaje sin precedentes que están implementando los gobiernos de todo el mundo.
"Muchas aerolíneas probablemente ya han sido llevadas a la quiebra técnica, o al menos están violando sustancialmente los convenios de deuda", dijo Capa en un informe. "Para fines de mayo de 2020, la mayoría de las aerolíneas del mundo estarán en bancarrota. Se necesita una acción coordinada del gobierno y la industria, ahora, si se quiere evitar una catástrofe".


iprofesional