https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Acreedor ve "muy difícil" que Argentina evite el default; se extiende negociación

Un miembro destacado de un grupo de acreedores dijo el jueves que sería “muy difícil” que Argentina evite una cesación de pagos, lo que podría suceder el viernes pese a que las negociaciones continuarán hasta junio.
Las autoridades argentinas están analizando contraofertas realizadas por sus acreedores para la reestructuración de 65.000 millones de dólares en deuda, pero el viernes vence un período de gracia para el pago de bonos.
De no hacerlo, el país, que atraviesa una severa crisis económica, ingresaría en el noveno ‘default’ de su historia.
La cesación de pagos, sin embargo, podría ser temporal, ya que las negociaciones parecen avanzadas y el jueves Argentina extendió hasta el 2 de junio el plazo para negociar, el que también vencía este viernes.
“Odiaría ver algo tan desordenado como un ‘default’ duro”, dijo Hans Humes, quien encabeza a Greylock Capital y ha liderado a un grupo de fondos de cobertura y otros acreedores privados.
Humes, que habló en una conferencia virtual, señaló que era más probable para Argentina encontrar consenso entre sus acreedores después del plazo de vencimiento del viernes.
“Debería haber suficiente flexibilidad para llegar a un acuerdo que sea aceptable, pero tendremos que ver”, señaló Humes.
Los acreedores de Argentina realizaron contrapropuestas a finales de la semana pasada luego de rechazar una oferta inicial del Gobierno que incluía un período de gracia de tres años, un recorte del 62% en el pago de cupones y la postergación de vencimientos hasta el 2030 y más adelante.
Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local operaron el jueves con una leve mejora promedio del 0,2%, encabezados por las emisiones dolarizadas.
Edward Glossop, de Capital Economics, dijo en una nota el jueves que un incumplimiento no sorprendería al mercado, donde los bonos argentinos se cotizan a niveles muy bajos.
Pero dijo que las conversaciones podrían prolongarse y las pérdidas podrían ser mayores de lo esperado, con valores de los bonos internacionales “tan bajos como 30 centavos por dólar”.


reuters