https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El financiamiento anticrisis del Gobierno no garantiza los salarios de pymes

El BCRA ya liberó unos $350.000 millones que estaban en encajes y Leliq para viabilizar los préstamos
Las firmas de hasta 100 empleados tienen una masa salarial de $140.460 millones mensuales
Según el BCRA, ya se otorgaron créditos al 24% por $43.298 M
En medio de la creciente disputa entre pymes y bancos por el otorgamiento de los créditos al 24% que lanzó el Gobierno para que las empresas puedan pagar los sueldos completos ante el parate que impuso el coronavirus, la disponibilidad de financiamiento no alcanza a cubrir la masa salarial de ese segmento. Algunos analistas advierten que el paquete anticrisis del Gobierno tiene un gran componente de inyección de recursos por vía monetaria, que es menos eficaz que la vía fiscal.
El Banco Central informó que entre el 20 de marzo, cuando entró en vigencia la línea de créditos al 24%, y el 8 de abril las mipymes accedieron a financiamiento para sueldos por $43.298 y que los bancos desembolsaron dos tercios de los $66.182 millones aprobados. Donde el, 55% corresponde a entidades privadas de capital nacional, 30% de capital internacional y 15% a la banca pública.
El monto resulta escaso ante el contexto actual. Por el aislamiento obligatorio, sólo el 10% de las mipymes se encuentran totalmente operativas y apenas el 16% puede pagar salarios sin asistencia, de acuerdo con un relevamiento de la Fundación Observatorio Pyme. Según datos de la AFIP de febrero que recogió la UIA, sólo entre las firmas de hasta 100 empleados la masa salarial a total a cubrir alcanza los $140.460 millones mensuales. En la industria, entre micro, pequeñas y medianas suma $47.965 millones.
El BCRA ya liberó unos $350.000 millones que estaban en encajes y Leliq para viabilizar los préstamos, que deben ser adjudicados de forma automática a las empresas que pagan los salarios a través del mismo banco por un monto equivalente a su nómina salarial. Pero con pymes que ya venían en crisis tras dos años de recesión, las entidades se mostraron reticentes a soltar los pesos por temor a no cobrar luego las cuotas por posibles quebrantos.
Esto hizo que Desarrollo Productivo creara el Fondo de Garantías Argentino (Fogar) con $30.000 millones de cobertura para pymes que necesitaran avales. A través del BICE se negoció con los bancos que el Fogar respalde créditos por $120.000 millones pero, por ahora, las entidades sólo comprometieron cerca de $90.000 millones. Un número que está lejos de cubrir la masa salarial en riesgo.
El impacto en las cuentas sueldos de los trabajadores ya se sintió este mes, con rebajas y cuotificaciones en algunos sectores pese a las medidas oficiales que impiden hacerlo, y podría profundizarse con los acuerdos de suspensiones a cambio de sostener puestos de trabajo que negocian algunos sindicatos de la CGT con las cámaras empresariales. En la industria, donde suele pagarse por quincena, ya adelantan posibles complicaciones para pagar la primera mitad del mes antes del 20 de abril.
En ese marco, los bancos y el Central salieron a mostrar en las últimas horas números que respaldan una mayor celeridad en la adjudicación de préstamos, crece el malestar al interior del Gobierno por las dificultades para hacer efectivo el componente principal del paquete de asistencia anunciado equivalente al 2,2% del PBI: de ese conjunto de medidas, 0,7% corresponde a un aumento del gasto público y 1,5% al aumento del crédito estimulado por el BCRA.
Según un análisis del IET, esto complica la inyección efectiva de los recursos. “La política monetaria en tiempos más o menos normales tiene una escasa efectividad y su eficacia es más bien indirecta. En tiempos de pandemia su alcance es aún menor. Esto ocurre porque los bancos privados no prestan al sector privado según las necesidades de crédito de empresas y/o personas, o siguiendo linealmente los movimientos de la tasa de interés, sino que prestan a la demanda solvente”, planteó el instituto y señaló que esto comenzó a revertirse parcialmente con el Fogar.
Además, este martes Jefatura de Gabinete informó una ampliación del programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción, que incluye la reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales de marzo y la cobertura de parte de los salarios de abril con fondos del Estado.
Fuente: BAE