https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Exceso de petroleo deja al crudo en su menor valor desde el 2002

El recorte de producción anunciado por la OPEP no fue suficiente. La recesión derivada de los efectos del coronavirus (covid-19) se hace sentir con fuerza. Reclaman un barril criollo a más de 45 dólares.
La cotización del barril de petróleo caía 2% a 19,7 dólares por barril de la variedad WTI, en un contexto de exceso de stock a pesar del recorte anunciado días atrás por la OPEP.
“La acumulación implícita de existencias de 12 millones de barriles por día en la primera mitad del año todavía amenaza con abrumar la logística de la industria petrolera – barcos, tuberías y tanques de almacenamiento – en las próximas semanas”, informó la Agencia Internacional de Energía (AIE).
En el mundo, los integrantes de la OPEP llegaron a un acuerdo para recortar en 9,7 millones de barriles diarios la producción de crudo durante los meses de mayo y junio, cifra que podría rondar los 20 millones de barriles si otros países se suman al compromiso, de acuerdo con información de La Opinión Austral. 
La cotización del petróleo se derrumbó más de 35% en un día durante el primer trimestre, por los efectos recesivos de la pandemia del coronavirus y por las diferencias entre Arabia Saudita y Rusia en torno a los niveles de producción.
El descenso en el precio del crudo a estos niveles constituye un duro golpe a la producción en yacimientos no convencionales como Vaca Muerta.
En este contexto, en Argentina se desplomó casi 90% la venta de combustibles. El gobierno nacional apura las negociaciones con las provincias y empresas petroleras para acordar un precio sostén del crudo en el mercado interno luego de que la cotización internacional se desplomara más del 50% en marzo. Las conversaciones apuntan a un “barril criollo” de USD45, superior al valor actual del petróleo europeo Brent, que es la referencia en Argentina. El brent cotiza hoy con una baja de 4% a 28 dólares.
Es un precio que podría resultar de consenso entre las pretensiones de los distintos actores: las provincias, lideradas por Neuquén, Chubut y Santa Cruz, que buscan proteger sus ingresos por regalías en un contexto de asfixia presupuestaria por la coronacrisis y reclaman un barril a USD52/54; y las refinadoras (YPF, Raízen, PAE y Trafigura), que quieren comprar el crudo a USD37 para conservar sus márgenes de ganancias luego del aumento del 30% en el impuesto a los combustibles líquidos que dispuso el Ejecutivo la última semana de marzo.
Fuente: BAE