https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tres principios de inversión que me llevaron al éxito financiero


Dependiendo de tus propósitos financieros, puedes optar por dos tipos de inversión: las que generan ganancias de capital o las que generan cashflow. Hoy te explico la diferencia entre una y otra, por cual me inclino para manejar mis finanzas y te presento tres ventajas clave de ésta.
"Robert, ¿en qué debería invertir?".

Me preguntan esto a menudo, y es una pregunta que no puedo responder.

¿Por qué?

Porque tus objetivos financieros son muy personales y dependen de lo que quieras lograr en la vida. Pero si bien las inversiones son una decisión personal, de lo que sí puedo hablarte es la diferencia entre las buenas inversiones y las que no lo son tanto.

Uno de los conceptos más importantes en las finanzas e inversiones es el flujo de ingresos pasivos o cashflow. Esta herramienta es lo que realmente te llevará a lograr estabilidad e independencia financiera.

Hoy en día, muchas personas están en problemas económicos porque sale mucho dinero de sus bolsillos y les entra muy poco. Sin embargo, si tu propósito es lograr libertad financiera, debes aprender a generar flujo de ingresos.

¿Qué es el flujo de ingresos?
Cuando invierto mi primer y principal objetivo es enfocarme en generar flujo de ingresos pasivos o cashflow. Con esto me refiero al ingreso que recibes de un activo cada mes, trimestre o año, menos los gastos necesarios para mantener ese activo.

Es dinero que va directamente a tu bolsillo.

En el mundo de las inversiones, la gente invierte principalmente para lograr dos cosas: ganancias de capital y flujo de ingresos.

¿Sabes cuál es la diferencia? Te las explico brevemente:

• Ganancias de capital: las ganancias de capital son las ganancias que obtienes una-sola-vez de la venta de un activo. Por ejemplo, compras 5 acciones de una compañía en la Bolsa por un total de USD 100. Esas acciones suben de precio a USD 150. Si decides vender esas acciones, la ganancia de USD 50 que obtienes es lo que se entiende como ganancias de capital.

Lo mismo se aplica a los bienes raíces: Compras una casa por USD 100.000. La refaccionas y la vendes por USD 140.000. Tus ganancias de USD 40.000 cuando vendes la casa son ganancias de capital... Ahora, aquí está el truco: para obtener ganancias de capital, debes vender el activo. También puedes tener una pérdida de capital si recibes menos dinero del que invertiste al momento de la venta del activo.

Una estrategia de ganancias de capital supone un mercado alcista. Para que puedas obtener ganancias, el activo debe aumentar de valor. Y alguien debe pagarte más de lo que tú pagaste inicialmente por ese activo.

• Flujo de ingresos: el flujo de ingresos pasivos o cashflow es el ingreso continuo que recibes de una inversión. Puedes recibir este dinero en forma mensual, trimestral o anual, dependiendo de la inversión. La estrategia detrás del flujo de ingresos es comprar y mantener, mientras que la estrategia detrás de las ganancias de capital es comprar y vender.

Entonces, supongamos que compras una acción que te paga dividendos cada año. Ese dividendo es el flujo de ingresos. Prestas dinero a una nueva empresa y cada mes, el negocio te paga intereses sobre ese préstamo. Ese interés es el cashflow.


¿Por qué es importante el cashflow?
Para mí, cashflow significa una sola cosa: LIBERTAD. Cuando soy financieramente libre, puedo hacer lo que quiera, ya sea tener una vida de descanso o emprender una nueva aventura empresarial. Soy libre de estar con las personas que elijo. Soy libre de establecer mis horarios.

Mi tiempo es realmente mío.

La libertad también significa que tengo más opciones. Y me gusta poder elegir.

Si tuvieras que elegir entre viajar en clase turista o en primera, ¿cuál elegirías? La mayoría de la gente no tiene esa opción. Vuelan en clase turista porque eso es lo que pueden pagar.

El punto es que con la libertad financiera, ¡puedes elegir!

La mayoría de los inversores inmobiliarios buscar seguir una estrategia de cashflow cuando se disponen a comprar y mantener una propiedad. Por ejemplo, compras un edificio de apartamentos de seis unidades y alquilas cada una. Todos los meses cobrarás el alquiler, pagarás los gastos operativos y la hipoteca y, si te administras bien, terminarás con un flujo de ingresos positivo.

¿Es posible tener un flujo de ingresos negativo?

Absolutamente. Es por eso que tener una base financiera sólida es tan importante para que las inversiones que realices generen un cashflow positivo.

Entonces… ¿por qué la inversión de cashflow me entusiasma tanto? Pues porque tiene numerosas ventajas, incluido el logro de:

1. Libertad financiera

La realidad es que la libertad financiera no se trata de cuánto dinero tienes. Más bien, se trata de un cambio en tu forma de pensar.

Mi padre rico una vez me dijo: “Existen dos problemas que involucran al dinero. No tener suficiente y tener demasiado. ¿Cuál de los dos quieres tener?”.

Lo que quiso decir es que muchas personas ven un mundo que es escaso. Piensan que de lo que hay, hay poco, así que operan con miedo. El miedo nubla su toma de decisiones y les impide hacer grandes cosas. El miedo les hace tratar mal a los demás y mirar a todos como un enemigo potencial que puede tomar lo suyo. Ese tipo de mentalidad es una prisión.

Otras personas ven al mundo como una abundancia. No piensan que no hay suficiente para todos. De hecho, piensan que hay suficiente para que todos prosperen. Y, cuando no hay, encuentran formas de crear lo suficiente. Estas son las personas que inician negocios, hacen inversiones ganadoras y viven la vida al máximo. A menudo, son las personas más amables y generosas que jamás hayas conocido. Están viviendo una vida verdaderamente libre.

Cuando te das cuenta de que en el mundo hay abundancia, dejas de actuar con miedo y, en cambio, comienzas a preguntar: "¿Cómo puedo aprovechar esa abundancia?". Una vez que comiences a preguntarte eso, comenzarás realmente a ver el mundo y a interactuar con él de una manera completamente diferente.

Entonces estarás listo para la libertad financiera. ¿Por qué? Porque el miedo a perder dinero no te controlará. Serás libre de aprender y crecer. Eres libre de obtener tu riqueza, no solo la financiera, sino también la física, emocional y espiritual.

2. Retirarte sin preocupaciones

No es fácil. De hecho, diría que es casi imposible ahorrar la cantidad de dinero que necesitarás para retirarte. Desafortunadamente, muchas personas trabajadoras que planeaban retirarse en los próximos años están descubriendo que no pueden permitirse el lujo de hacerlo. Demasiadas personas se verán obligadas a trabajar hasta el día de su muerte.

Un mejor enfoque sería generar el nivel de flujo de ingresos positivo que deseas por mes, y que durará mientras seas el propietario de la inversión que te lo proporcione.

Por ejemplo, cuando Kim y yo nos retiramos en 1994, no teníamos una gran cantidad de dinero en ahorros. De hecho, teníamos muy pocos ahorros. Nuestra cartera de acciones era casi inexistente, y no teníamos fondos mutuos ni un plan de retiro.

Lo que sí teníamos era un cashflow positivo de USD 10.000 por mes proveniente de nuestras inversiones (principalmente bienes raíces, para entonces). Nuestros gastos, por otro lado, eran solo de USD 3.000 por mes. En ese momento, éramos financieramente libres. Nuestro ingreso pasivo era mayor que nuestros gastos. No eran millones, eran USD 10.000 por mes. Eso, y más, es algo que puedes lograr fácilmente.

3. Control

No me gusta invertir en cosas donde no tengo control, especialmente cuando el dinero es mío. No soy un corredor de bolsa ni un inversor de pequeños emprendimientos. No soy bueno siguiendo los máximos y los mínimos de precio en el mercado de valores o el mercado inmobiliario. Simplemente no soy tan inteligente para eso.

No puedo controlar los mercados, pero puedo controlar mis propiedades en alquiler y mis negocios. La mayoría de las inversiones en acciones que poseemos Kim y yo están vinculadas a compañías nuestras. La mayor parte de mi cashflow no está dictado por las fluctuaciones diarias del mercado. Y aunque no puedo controlar la producción de petróleo de los pozos de petróleo que me generan cashflow, puedo levantar el teléfono y hablar con los dueños en cualquier momento.

Esto no significa que está mal invertir en el mercado de valores. En lo absoluto. Pero si vas a hacerlo, asegúrate primero de comprender la inversión y cómo puedes tener control sobre la misma.

Una de las mejores cosas de desarrollar tu inteligencia financiera (obtenida a través de la educación financiera) es que tienes el conocimiento y la confianza necesarios para invertir en activos sobre los que puedes tener control. Sabes las preguntas correctas que debes hacer y las cosas que debes buscar.

En resumen, es cómodo tener el control.

Saludos,

Robert Kiyosaki

Para El Inversor Diario