https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La evolución de la informalidad laboral

La informalidad laboral en 2019 es de 36 % del total de asalariados, un número que en la crisis de 2002-2004 llegó 48 % de dicho total de asalariados. Los efectos de la crisis de 2002 se notaron hasta 2004.

Es decir, que la informalidad laboral si bien es alta ahora, fue aún mayor en los picos de las crisis del pasado. Las cifras de 2019 están en rojo, por contener no los valores efectivos sino estimaciones para los últimos meses de este año.
Recordemos que este total de informales era en 1990 del 25 % de los que trabajaban y ese número fue creciendo hasta 30-33 % hasta 1994. A partir de 1995 bajó a menos del 30 % pero, a partir de allí fue aumentando hasta 35 % y luego 38 % para 2002, donde creció hasta los picos que hemos señalado para 2004, de 48 %.
¿Este número de informalidad en el mercado laboral es un reflejo de la economía informal en materia económica? Sí, la parte laboral es un reflejo de la economía informal. Esta llegó a extremos en la crisis final de la convertibilidad en 2002. Después dicha crisis fue aflojando hasta la cifra de 36 %, que es la cifra actual, aunque es mucho mayor que la de 30 años atrás.
¿Cómo se estima la economía informal de un país? En nuestro caso se calcula por medio de distintos indicadores como ser el pago del IVA teórico y su realidad, que da diferencias según cada sector de la economía. La evasión de IVA es muy pequeña en servicios eléctricos, bancos, gas, teléfonos y muchos otros sectores. En la industria, la evasión es de 15%, similar a la que hay en EE.UU. Donde hay muy alta evasión de IVA es en la construcción, especialmente la de vivienda propia, 67%; en el comercio minorista, almacenes, restaurantes, bares, la evasión se estima en un 54%. También sería alta la evasión en la agricultura y ganadería, especialmente en esta última. En la construcción de reformas a cada casa o departamento es muy grande el porcentaje de informalidad. En 1994 el porcentaje de informalidad en las cuentas nacionales, en el cálculo del PIB, se estimó en 28 %. Esa cifra, si bien no disponemos de los datos necesarios para determinar el nivel de informalidad en la economía, se estima que debería seguir los lineamientos de lo que pasa en el mercado laboral, aunque ahora dicha informalidad de la economía podría ser mayor que esta cifra.
La economía informal puede ser algo distinta a la informalidad laboral, pero también depende de lo que ocurra en el mercado laboral estatal, el que ha tenido un aumento muy grande en los últimos 20 años, lo que puede haber disminuido mucho el desempleo y la informalidad laboral. Si bien el desempleo arroja ahora un valor algo mayor al 10 % de la población activa, no es menos cierto el gran incremento de los empleados públicos que ha habido en los último 10-15 años que muestran un resultado del desempleo efectivo muy distinto a lo que aparece en las estadísticas numéricas.
Hay que recordar que el número de jubilaciones y pensiones se ha duplicado desde 2003, lo que también puede haber afectado al porcentaje de informalidad laboral, haciéndolo disminuir.
Por lo general, ambas series de informalidad del mercado de trabajo y de la economía han seguido una evolución similar. Pero recordemos que el empleo en el sector público provincial entre 2003 y 2019 creció en 73 % en tanto que la población aumentó en esas fechas en el 18,5 %. No requiere mucho comentario esta cifra, pues son valores muy distintos.
También tenemos que tener presente que posiblemente ya nos hemos olvidado de lo que fue la crisis de 2002 y años siguientes para la economía argentina, con su gran recesión económica y gran caída de la demanda, lo que hizo desaparecer a una parte de la economía formal.
En resumen, hoy tenemos un 36 % de economía informal en lo laboral y posiblemente un número algo mayor de informalidad en la economía general.
Orlando J. Ferreres