https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bitcoin: ¿Podemos pensar en un suelo?

La cotización de bitcoin corrige esta tarde alrededor del 5% y se mueve ligeramente por encima de los 5.000 dólares, después de haberse anotado en las últimas sesiones una subida que ronda el 30%. En un surrealista rally comprador plagado de explicaciones de lo más variopinto, lo cierto es que la moneda digital más popular del mundo vuelve a estar de nuevo en el radar de los inversores y traders, quienes se siguen preguntando a qué ha podido deberse semejante furor alcista. 
El último sospechoso en engrosar la lista de posibles culpables ha sido un 'hedge fund' algorítmico a cuya actividad se podría achacar la subida del 20% que vivió bitcoin en la madrugada del pasado martes en el mercado asiático. Según explica a Bloomberg Oliver Von Landsberg-Sadie, CEO de la firma londinense BCB Group, este fuerte incremento en la cotización de bitcoin, que se produjo en menos de un ahora, se debió con mucha probabilidad a la acción de un software automático programado para ejecutar una orden de 100 millones de dólares a través de tres casas de intercambio distintas.  
Los algoritmos utilizados por este tipo de fondos 'hedge' tienen la ventaja de que no dependen de la acción del ser humano, ya que rastrean automáticamente la red en busca de oportunidades de inversión. Algunos hacen miles de operaciones al día, y otros apenas cierran un par de transacciones a la semana, pero en todos los casos aplican el principio del arbitraje, es decir, aprovechar los distintos precios de bitcoin en las casas de intercambios para lograr un beneficio. Hay quienes opinan que son un campo abonado para la manipulación, mientras que otros, como Landsberg-Sadie, consideran todo lo contrario y piensan que dotan al mercado de más eficiencia. 
Sea como fuere, el supuesto protagonismo de este algoritmo como desencadenante del rally en bitcoin es solo una de las muchas teorías que han aparecido estos días para intentar arrojar luz en este 'Expediente X' que parece rodear a bitcoin. El mismo martes sonó con mucho fuerza la hipótesis de una supuesta inocentada. Así, la web 'Finance Magnates', coincidiendo con la celebración del día de los Inocentes en Estados Unidos (april Fool's), aseguraba que la SEC había convocado "una reunión de urgencia para aprobar no una sino dos solicitudes de fondos cotizados (ETF) en bitcoin". Si bien esto parece claramente una inocentada, el problema es que algunos 'bots' o robots automáticos que rastrean las informaciones de la web (otra vez los algoritmos), tomaron la noticia como cierta y comenzaron a comprar, con lo que se habría producido una especie de 'efecto bola de nieve' o reacción en cadena que habría presionado al alza sobre los precios. También cabe una explicación técnica a la cuestión, ya que el precio de bitcoin rebasó esa noche un nivel crítico y muy vigilado por los inversores, los 4.200 dólares. Es un punto de congestión, donde lo normal es que el precio hubiese retrocedido. Sin embargo, al pasarlo con fuerza, saltaron muchos 'stops loss' de inversores posicionados a la baja, con lo que este 'cierre de cortos' nocturno habría sido el que finalmente habría disparado las compras.
¿Ha tocado fondo?
Ahora, las pregunta que se hacen muchos inversores es que si ya se han visto los mínimos de bitcoin y la criptodivisa ha tocado finalmente fondo. Seguramente, esta pregunta no tiene respuesta, o no al menos una respuesta clara. Los analistas técnicos dicen ahora que el soporte de los 4.000 dólares ha demostrado su fortaleza, aunque esperan ver al bitcoin rebasando con la misma alegría la resistencia de los 5.200 dólares, con la que no ha podido en el día de hoy. 
Esta repentina reversión del precio es producto en buen parte de la fuerte sobrecompra que hay en el mercado, aunque bitcoin se mueve con bastante comodidad ligeramente por debajo de los 5.000 dólares, donde los expertos esperan que puede hacer un nuevo suelo. En cierta forma, este "pullback" es saludable en tanto en cuanto bitcoin se mantenga por encima de la resistencia de los 4.200 dólares. Por arriba, el analista Jacob Canfield prevé una consolidación de niveles en torno a los 4.700 dólares, antes de que el precio vaya a atacar la media de 350 sesiones y pueda alcanzar en unas semanas los 5.700 dólares. 
From my long earlier, my stop is at 4750. Seeing big buy walls at $4800 and $4750.

Potential final move for before consolidation or moving sideways.

Final target is the 350MA on the daily along with the 1.618 of the 4th wave and 2.618 of the 2nd.
15 personas están hablando de esto
Para responder a la cuestión, en Bloomberg han repasado lo que sucedió en otras burbujas. Y estas son algunas de sus conclusiones
1.- La caída del 84% por ciento que lleva bitcoin desde máximos es ahora superior a las pérdidas que siguieron a la burbuja del Nasdaq en al año 2000 o el 'boom' que experimentó el petróleo en 2008. Con todo, aún no llega al desplome que sufrió el Dow Jones durante la Gran Depresión de 1929, que dejó un 89%. 
2.- El tamaño de la burbuja que se ha pinchado en bitcoin es mucho más grande. Así, en los cinco años previos al pinchazo, la criptodivisa se revalorizó un 140,310%, mientras que el Dow Jones solo se disparó un 266% en el crash del 29. En este caso, el selectivo estadounidense rebotó un 331% en los cinco años siguientes desde que hizo suelo.
3.- En la crisis puntocom del año 2000, el Nasdaq se desplomó desde máximos un 78%, pero una vez que hizo suelo, la cotización del índice tecnológico se disparó un 152% durante los cinco años siguientes, lo que sugiere que bitcoin, si de verdad ha hecho suelo, con una caída del 84%, podría tener un margen alcista aún mayor que lo que lo tuvo el propio Nasdaq. 

4.- Y para los que piensen que bitcoin ha hecho suelo, la historia de Japón ofrece una útil lección. Después del pinchazo de la burbuja de la bolsa japonesa en 1989, el parqué nipón se desplomó desde máximos alrededor del 62%, pero luego de este batacazo, el Nikkei experimentó una serie de rallies que terminaron con mínimos más bajos, de modo que en los cinco años siguientes al desplome, el rebote era tan solo del 30%. 


finanzas