https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La guerra comercial de Trump con China será más difícil de defender ahora que el daño alcanza a Apple - Capital Bolsa

El gobierno del presidente Donald Trump argumenta que el beneficio a largo plazo de una guerra comercial con China justifica el dolor a corto plazo para los consumidores e inversores. Ese caso puede ser más difícil de defender ahora que el daño colateral a alcanzado a una de las marcas más reconocidas de Estados Unidos.
Apple bajó el miércoles su perspectiva de ingresos del primer trimestre después de una desaceleración de la demanda de China más grande de lo esperado y menos actualizaciones a los modelos del iPhone. En una carta a los inversores, el Director Ejecutivo, Tim Cook, dijo que la compañía no esperaba que el crecimiento en los mercados emergentes se desacelerara tanto, especialmente en China.
Es la evidencia más reciente de cómo las tensiones entre las dos economías más grandes del mundo son contraproducentes para EE.UU., socavando la seguridad de Trump de que Estados Unidos podría continuar creciendo rápidamente a pesar del conflicto. Al mismo tiempo, el crecimiento chino se está desacelerando más rápidamente de lo que muchos observadores esperaban, dejando a unos pocos ganadores en ambos lados.
"La economía de China está experimentando una desaceleración mucho más aguda de lo que informan los datos públicos, lo que sugiere que hay mucha más presión sobre Pekín para llegar a una tregua comercial de lo que se entiende popularmente", dijo Leland Miller, CEO de China Beige Book, una firma de análisis de datos. que analiza a miles de compañías en la economía china. "Por otro lado, la caída del mercado de valores de Estados Unidos parece estar jugando un papel similar para el presidente Trump".