https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Unas 700.000 personas accedieron a productos crediticios por primera vez en Argentina durante el último año


Representa un 3,5% del total de la población sin productos crediticios que en el país alcanza los 20 millones de personas.  La tarjeta de crédito sigue siendo el producto estrella para acceder al mercado financiero. La data alternativa genera una nueva perspectiva que aporta valor y mejora la capacidad para analizar el riesgo.
   
  
Según datos de Equifax, empresa líder en Big Data y Customer Insights, durante el último año más de 700.000 personas ingresaron al mercado financiero de nuestro país a través de diferentes productos que les permitieron integrarse al sistema de consumo y crédito. El 50% de los nuevos ingresantes, lo hizo a través de una tarjeta de crédito, el 40% a través de un préstamo personal, y el restante 10% a través de otros productos como cuentas corrientes.

Por otra parte, y en cuanto al nivel socio - económico de este grupo de personas, sólo el 6% son nivel ABC1, el 44% son C2 (clases medias altas) y C3 (medias medias), y el restante 50% son de niveles medio bajo. Según Eduardo Traverso, CEO de Equifax para Argentina, el sector que más ingreso al mercado financiero está formado por personas de nivel medio y medio bajo, es decir ni el extremo de mayores ingresos (que en su mayoría, ya tiene un producto crediticio), ni el extremo de ingresos más bajos. Esto demuestra que para un segmento de la población de nivel socioeconómico medio- medio bajo, del cual hasta hace muy poco no había información financiera, ahora se puede contar con herramientas muy certeras para evaluar su capacidad y para darles el primer producto crediticio de su vida, con todo lo que esto significa para ellos.”

La baja cantidad de morosos da cuenta que los sistemas utilizados actualmente para entender la conducta financiera de las personas son mucho más eficientes y desarrollados. Jonathan Rubin, Designer de Equifax explicó que “esta situación permite dos cosas, en primer lugar que muchas más personas tengan la posibilidad de acceder a productos crediticios con todas las posibilidades que este hecho brinda a su desarrollo personal, y en segundo lugar que las entidades crediticias puedan brindar mejores servicios y más personalizados, lo que le brinda al individuo una posibilidad de pago mucho mayor”. El 37% obtuvo un producto crediticio a través de Bancos Privados, el 17% por Bancos Públicos, y el 46% por financieras, retailers y otros.

Si bien la situación económica actual puede ralentizar un poco el crecimiento del segmento que ingresa al mercado financiero, se espera que el desarrollo del mismo continúe durante los próximos años y que cada vez más personas puedan contar con un producto crediticio. Argentina tiene un nivel bajo de personas que utilizan un producto de crédito en comparación con el resto de los países de la región. Brasil, Uruguay y Chile cuentan con niveles superiores al 65%, mientras que el promedio de la región es de 54% y para Argentina es del 32%.  

Con el objetivo de mejorar su capacidad predictiva, a través de los años los Scores de Riesgo y Cobranzas han ido evolucionando desde técnicas analíticas simples hacia modelos más complejos como redes neuronales.  Este proceso ha sido complementado con la búsqueda de nuevas fuentes de datos y en combinación han logrado mejoras substanciales. Es decir que incluir data alternativa, no necesariamente asociada al mercado crediticio y proveniente de otras industrias, ha presentado nuevos espacios de negocio de mayor retorno, versus el enfoque único de mejorar las técnicas de analytics a esquemas súper complejos y  muy costosas.  Es todavía la mejor forma de inclusión financiera que podemos obtener. Cada fuente de información nos permite conocer un poco más a los consumidores y por ende, reducir los riesgos de asimetría de la información. Por ende es prioridad la búsqueda de nuevas fuentes que brindan valor.


Gustavo Favaro, Product Manager de Equifax para Argentina, Uruguay y Paraguay, agregó “la data alternativa genera una nueva perspectiva, por ejemplo para la predicción del riesgo de default a un crédito que puede incluir uso de datos provenientes del uso de diferentes servicios de telefónica, celular, de utilities y redes sociales. En término estadísticos, incluir estas variables (aparentemente no asociada directamente al riesgo) no es redundante sino que da una perspectiva distinta, algo nuevo que aporta valor y mejora la capacidad para analizar el riesgo”.

Para las funciones tradicionales del marketing offline la data alternativa brinda Insights para atacar nuevas problemáticas más específicas, por ejemplo mejorar procesos de captación de nuevos clientes, upsell y crossell  y mitigación del fraude. Y, para aquellas funciones del marketing digital, sirve para la generación de Audiencias Digitales segmentadas por datos de consumo, propensión de compras, estilos de vida, información crediticia, perfiles financieros, segmentación de individuos. El concepto de dato alternativo no solo se vincula con nuevas fuentes de datos, sino con nuevas formas de agrupar datos en atributos, pasando de analizar las personas en forma separada a estudiar el hogar en su conjunto con características y dinámicas propias. La dimensión geográfica aporta valor muy rico sobre los individuos y permite realizar personalización de ofertas. Estas tecnologías permiten llegar al Consumidor con un discurso unificado desde la omnicanalidad. Finalmente, el incorporar fuentes diversas de gran volumen y con nuevos enfoques, requiere el uso de nuevas tecnologías de Big Data para el tratamiento de datos.