https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Exclusivo: la durísima discusión de los radicales con Peña que obligó a eliminar el tarifazo

 "A ver si entendés: si no haces nada, mañana vamos a votar con el peronismo el rechazo al nuevo tarifazo del Gobierno", amenazó el senador Ángel Rozas a Marcos Peña, en la violenta reunión de Gabinete de este martes a la mañana, luego que el secretario de Energía, Javier Iguacel, ratificara en una conferencia de prensa la resolución para compensar a las distribuidoras de gas con un aporte extra en las boletas.

"Eso sería grave, porque mostraríamos una fisura", reaccionó el jefe de Gabinete, que suele ignorar las amenazas de sus socios de Cambiemos pero, por el tono del chaqueño, se la tomó en serio.

Igual o más agresivo había estado el senador Luis Naidenoff, mientras que el diputado Mario Negri, didáctico, se apartó con Iguacel a comparar gráficos con la afectación del sorpresivo incremento de las boletas en cada rincón del país.
"No podemos seguir enterándonos tarde de las medidas oficiales. Si somos una coalición hay que consultar", exigió Naidenoff. Peña intentaba explicar que el secretario de Energía no avisó a nadie porque era una resolución de rutina para cumplir con la ley y hasta había festejado poder resarcir a las empresas en cuotas.
Y se mostró sorprendido por tempranero tuit de Cristina Kirchner, previo a una resolución de Enargas que restaba para validar la resolución. "Alguien le avisó", se perseguían los ministros.

El trío y la senadora Silvia Elías de Pérez salieron de la Casa Rosada envueltos de furia e incrédulos por tanta desconexión del Gobierno con el humor social, que inevitablemente se iba a sentir en el Congreso. Y justo este miércoles había sesión ordinaria en el Senado, tras más de un mes de espera.

Al teléfono, Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, se mandó sólo con una contrapropuesta improvisada: que el Estado pague una mitad y las empresas la otra.

"Si no haces nada, votamos con el peronismo", amenazó Rozas a Peña, que juraba no haberse enterado del tarifazo de Iguacel. Los legisladores de la UCR se reúnen el 19 para definir un plan de acción. 




Negri se lo planteó a Emilio Monzó y a otros diputados de Cambiemos, pero los más entendidos del tema advirtieron que era impracticable. "Lo pagaría todo YPF, no tiene sentido", explicaron. Cornejo no quiso analizar más, la filtró en los medios y obligó a Macri a reaccionar.
Los tiempos urgían también en esa Cámara: esta mañana, Laspina iba a anunciar los cambios al presupuesto y su propuesta se iba por la borda si seguía vigente otro tarifazo, como anticipó LPO.

Miguel Pichetto llegó furioso a la reunión de labor parlamentaria, que es donde se definen los temas a tratar en cada sesión. "Si no se ponen de acuerdo entre ustedes, menos podemos aparecer nosotros respaldando", gritó.

Naidenoff, Rozas y Pinedo.

Los senadores radicales ya habían hecho su catarsis, entre amenazas cruzadas y propuestas alocadas. Uno de los más enojados era Julio Cobos, que cuando lo tuvo cara a cara a Frigerio le arrancó una promesa que luego relató en el recinto: si el dólar sube por encima de 38, las empresas no pedirán nada.

Extraño, porque Iguacel había justificado la medida en que la ley vigente obligaba a proteger a las empresas de la devaluación. Parece que no era tan así. "La ley dice que las distribuidoras no perderán ni ganarán, pero tampoco que el usuario tiene que resarcirlas ante cada centavo de dólar que sube", interpretaron los radicales, al releer la legislación.

Entre tanta bronca suelta, los legisladores le cambiaron los planes a Cornejo: se suspendió la cumbre del 19 y el 20 en Mendoza y se reemplazó por una cumbre de legisladores el viernes 19 en Capital Federal, para garantizar que no haya ausentes.

No será un encuentro más. Empezará a surgir la estrategia electoral de la UCR para 2019, para cuando aún no tienen claro si apoyarán a Macri sin candidato propio y lo desafiarán a internas.