https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El viejo sueño de Sturzenegger se hace realidad

Ayer fue el debut de las nuevas subastas diarias de las Letras de Liquidez del Banco Central (Leliq) en el marco del nuevo esquema de política monetaria. A las 11 el BCRA comunicó la oferta inicial de $60.000 millones. Cómo rápidamente la demanda trepó, finalmente se adjudicaron órdenes por un valor nominal de $71.060 millones en Leliq a 7 días, con una tasa de corte de 71,999% anual. Según informó el BCRA la tasa promedio de corte fue de 67,175% anual. En realidad la demanda superó ampliamente a la oferta por lo que quedó un exceso de demanda de más de $20.000 millones. El espectro de tasas ayer su ubicó entre el 65% y cerca del 80% anual.
Pero lo cierto es que se están plasmando el viejo anhelo del ex-titular del BCRA, Federico Sturzenegger quién pensó en las Lebac como instrumento para que los ahorristas pudieran acceder a los rendimientos de los bancos. En realidad perseguía el objetivo de que los bancos, una vez en la vida, trasladaran gran parte de los rendimientos que recibían del BCRA a los ofrecidos por los depósitos a plazo fijo. Claro que el experimento nunca llegó a funcionar y terminó colapsando por las compras de dólares al Tesoro luego esterilizadas con Lebac.
Ahora el torniquete monetario está llevando algo de agua al molino de los ahorristas de plazo fijo. Desde el jueves pasado las entidades comenzaron a ajustar hacia arriba los rendimientos ofrecidos por los plazos fijos en pesos desde un 45%-47% promedio. En las últimas jornadas las tasas de plazo fijo empezaron a orillar el 50% (similar a las Lebac en el mercado secundario). Ayer se llegó a pagar más de 50% anual a 30 días, incluso para seducir a la renovación del depósito. Pero ahora la nueva normativa tiene el atractivo de la flexibilización de la forma de cobrar los intereses. Por ejemplo, si un ahorrista hace un plazo fijo a 90 días, no tiene que esperar al vencimiento para cobrar los intereses, ya que a partir de los 30 días el banco ya se los puede empezar a pagar.
Cabe recordar que estas subastas diarias de Leliq a 7 días apuntan a que el BCRA logre cumplir con la regla de crecimiento nulo del promedio mensual de la base monetaria que entró en vigencia ayer. Las Leliq son ahora el instrumento por excelencia de control de la liquidez del sistema financiero por parte del BCRA, y en menor medida, junto con las operaciones de Pases. Al respecto se conoció que el BCRA mediante la Comunicación 6576 estableció que a partir de ayer limitará su participación en la Rueda REPO a la operatoria de pases activos y pasivos a 1 día de plazo manteniéndose vigente el pase pasivo nocturno a 1 día de plazo del último día del mes. Adicionalmente, entre las 16.30 y las 17.30 el BCRA podrá administrar las condiciones de liquidez, ya sea mediante la compra/venta de Leliq en el mercado secundario o vía pases. Para inyectar liquidez, el BCRA podrá ofrecer pases activos a 1 día de plazo y/o la recompra de las Leliq y la tasa será la que surja de la máxima tasa pagada en por las Leliq, multiplicada por un coeficiente entre 1,01 y 1,5. Mientras que para absorber liquidez, continuará ofreciendo pases pasivos a 1 día de plazo a la tasa que surja de la mínima tasa anunciada por este BCRA en las licitaciones de las Leliq.
Fuente: Ambito