https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

54º Coloquio Anual de IDEA Vidal: “No podemos pedir a los argentinos que sostengan el esfuerzo, si primero la política, los gremialistas y los empresarios no lo hacen”


Durante el Coloquio de IDEA, la gobernadora dijo que el Gobierno necesita a los empresarios para sostener el empleo y a las pymes, y anunció que le quitará a la Policía Bonaerense la potestad para recibir denuncias

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó que el cambio cultural “empezó en 2015” cuando Cambiemos llegó al poder, pero advirtió que “cada cosa difícil e importante cuesta”, “no se hace en poco tiempo”, subrayó que los gobernantes “no” tienen “infalibilidad” y enfatizó que “no podemos pedir a los argentinos que hagan el esfuerzo, si la dirigencia, los gremialistas y los empresarios no lo hacen”, en la jornada del apertura del 54° Coloquio de IDEA.
La gobernadora les dijo a los empresarios: “Nosotros los necesitamos para sostener e incrementar el empleo y también para sostener a las pymes en este momento, tenemos que identificarnos y tirar para el mismo lado”.
Vidal anunció que para luchar contra las mafias sacará “el poder de la información” a la policía, a través de una aplicación digital para presentar denuncias sin pasar por las comisarías y “evitar que algunas sean cajoneadas”.
Durante la conversación frente a los asistentes al evento, que fue moderada por Federico Procaccini, miembro del comité organizador del 54° Coloquio y CEO de Openbank Argentina, la mandataria provincial destacó el apoyo “incondicional” del presidente Mauricio Macri durante sus tres años que lleva de mandato y sostuvo que los “bonaerenses hicimos cosas que pensábamos imposibles”.
Cuando se le consultó sobre el cambio cultural, lema del Coloquio de este año, Vidal remarcó que en la provincia “empezó cuando en 2015, contra todos pronósticos, Cambiemos ganó las elecciones con una candidata mujer casi desconocida” y remarcó que “esa elección fue la confirmación de que la sociedad no cambia por un gobierno, sino que cambia un gobierno porque cambia la sociedad”.
“Los cambios se producen primero en la sociedad y después lo representan los dirigentes. Vinimos a representar una intención de cambio que estaba en la gente y que yo creo que sigue estando”, subrayó la gobernadora y puso como ejemplo la eliminación de la jubilación de privilegio por parte de los legisladores bonaerenses o la presentación de declaraciones juradas por parte de los policías.
Tras subrayar que “enfrentar al sistema mafioso es un cambio cultural, no político ni partidario”, la gobernadora aseveró que seguirá con las purgas policiales y anunció que a partir de enero de 2019 “cada una de las denuncias que se hagan sí o sí van a ir a un sistema único para sacarle el poder de la información a la policía. Y van a subir todas las estadísticas de delito y ¿saben por qué? Porque no la van a poder cajonear más”.
Por otra parte, Vidal sostuvo que “no” quiere “una Argentina cerrada, donde los únicos amigos sean Venezuela e Irán, donde tenga que haber un enemigo para justificarse”. “Yo quiero la Argentina de los Juegos Olímpicos, del G-20, del Invap lanzando un satélite, quiero la Argentina de Ignacio Berra, que desarrolla un corazón artificial en Castelar y que no sale en los diarios”, sentenció.
“Esa es la Argentina que yo elijo y pienso que es posible, frente a una realidad difícil. En estos meses escuché mucho otra vez a gente más grande que yo decir a gente más joven que yo: ‘Esta yo lo viví varias veces’ y tentarlos a la resignación… Si hacemos lo mismo de siempre vamos a tener resultados iguales, hay que hacer algo distinto”, agregó.
En ese sentido, Vidal dijo que “hay que poner la verdad sobre la mesa, respetar contratos y acuerdos no es más que sostener el valor de la palabra, no gastar más de lo que uno tiene, promover que podemos vender a otros países y dejar de pensar que vivimos de lo nuestro no es de izquierda ni de derecha, es de sentido común” y agregó que “hay que entender que hay que hacerlo con responsabilidad y equidad en los esfuerzos”.
“Los empresarios, los gremialistas y dirigentes políticos estamos viviendo todo el tiempo viendo qué es lo que debería hacer el otro y que no hacen, antes de ver qué deberíamos hacer nosotros. Todo el tiempo nos estamos mirando para ver de quién es la culpa para que no sea nuestra. Y no le podemos pedir a todos los argentinos que sostengan el esfuerzo que están haciendo si primero la política, la dirigencia gremial y los empresarios no hacemos el esfuerzo. Y se tiene que notar” 

Afirmó que “la gente piensa que deberíamos estar mejor de lo que estamos”, pero remarcó que “es como la vida, no es lineal, cada cosa difícil e importante cuesta, todo lo que vale la pena, cuesta y no se hace en un año o en poco tiempo”.
“En un país no es muy distinto. ¿Por qué los que gobernamos no podemos equivocarnos?, ¿Tenemos infalibilidad? No”, remarcó.
Finalmente, Vidal dijo que no se considera “una líder muy tolerable en el trabajo”, subrayó la importancia de la “responsabilidad colectiva” y aseveró que “cuando uno toma decisiones sobre otras personas tiene que conocerlas e ir al lugar todos los días”.