https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

54º Coloquio Anual de IDEA Presidente de IDEA: “Debemos empezar por nosotros mismos para lograr el cambio cultural que queremos”


Javier Goñi dijo que es “triste y lamentable” la situación del país en términos de corrupción y pidió a la Justicia “trabajar a fondo para que aquellos que cometieron delitos cumplan sus condenas”


El Presidente de IDEA, Javier Goñi, calificó de “triste y lamentable” la situación que vive el país en términos de corrupción y pidió que “la Justicia trabaje a fondo para que aquellos que cometieron delitos se atengan a las consecuencias y cumplan sus condenas”, durante su discurso de apertura del 54° Coloquio de IDEA que se realiza en Mar del Plata bajo la consigna "Cambio cultural: soy yo y es ahora".
El Gerente General de Ledesma se refirió a la causa de “los cuadernos” y aseguró que ese hecho les “hace decir basta” a los empresarios: “Lo que estamos viviendo en nuestro país es triste y lamentable, sin embargo, lo vemos con esperanza”, aseguró ante un salón colmado del hotel Sheraton.
Goñi explicó que la consigna de este Coloquio hace hincapié en la necesidad de “empezar por nosotros mismos” para lograr el cambio cultural que queremos para el país.
“Proponemos empezar a transitar el camino del cambio cultural a través de los siguientes 4 pasos: Empezar por nosotros mismos, actuar con responsabilidad e integridad en nuestros negocios. Trasladar esa transformación de nosotros al ámbito de toda nuestra empresa. Transmitir y ejercer estos valores con toda la cadena productiva, inspirar a clientes y proveedores para que adopten estos principios y no interactuar con aquellos que usan los atajos. Y, por último, involucrarnos activamente para fortalecer las instituciones, para que las normas se cumplan y haya castigos a quienes las violen”, detalló el titular de IDEA.
Recordó que “antes de que surgiera el tema de los cuadernos, IDEA aprobó un código de ética y conducta, para todas las empresas miembros que incluye un apartado anticorrupción”, con el objetivo de “trasladar esa transformación a todas nuestras empresas para que sea el reflejo del país que queremos construir”.
“Cuando empezamos a preparar este Coloquio nos pusimos como objetivo contagiar nuestras ganas de contribuir juntos al país que queremos. Argentina sufre crisis cíclicas que nos hacen dudar de nuestra capacidad como sociedad para dejar esa suerte de adolescencia eterna y alcanzar una madurez sustentable”, criticó Goñi.
“Como en la cinta de Moebius, empezamos una y mil veces de nuevo para volver al mismo lugar. Venimos de muchas décadas de tropezones y fracasos, nos duele lo que nos pasa como país, cuya peor expresión es ese casi 30% de pobreza que tenemos”, resaltó el empresario y explicó que “ese dolor e impotencia debe dotarnos del coraje necesario especialmente a los que estamos en roles gerenciales para impulsar un cambio que sea de una vez y para siempre”.
Señaló que con “cambio cultural” los líderes de IDEA se refieren a “dejar de creer que el Estado es de otros y que tiene recursos ilimitados, para entender que el Estado es de todos, que se financia con los aportes de los que producimos y que los gobiernos deben administrar los recursos en bien de la sociedad”.
Goñi instó a los empresarios a “dejar de hacer lobby con el fin de adueñarnos de una porción de la torta. Pasar de la anomia y del zafar para pasar al respeto por las leyes. Pasar de liderazgos personalistas a la solidez de las instituciones, que trascienden las personas y los personajes. Dejar las defensas corporativas en pos de una verdadera construcción colectiva, escuchar más al otro y buscar consensos. Dejar de hacer lo políticamente correcto, para dar lugar a la convicción genuina de que hay que hacer lo que corresponde sin temor a los costos políticos. A dejar el decir por hacer lo que realmente digo. A pasar de la hipocresía al sinceramiento para asumir la responsabilidad que nos toca a cada uno, más en este momento de nuestro país”.
“En definitiva, a pasar del interés individual al costo del otro, al interés colectivo, donde el bien individual sea consecuencia de haber bregado por el bien común”, concluyó el presidente de IDEA.
“Hoy damos un paso más, proponemos comenzar ya, cada uno de nosotros, que seamos capaces de hacer algo diferente para sentar las bases de un desarrollo sustentable, es una transformación profunda que debemos atravesar todos los actores sociales, pero comenzando por nosotros que tenemos roles de liderazgo y dirigencia”.
En IDEA buscamos un equilibrio entre el largo y el corto plazo, haremos especial hincapié en eso, y por eso el sentido de urgencia que requerimos en el país. Y se manifiesta en el soy yo y es ahora. El cambio cultural es un proceso que lleva tiempo, pero es la única forma de que lo hagamos sea realmente sostenible y nos permita cortar de una vez y para siempre esta cinta de Moebius.
El presidente de IDEA invitó a todos los asistentes a comprometerse con ese cambio y poner el cuerpo.
“Como bien nos ilumina Goethe, en su Fausto nos dice: ‘Hasta que uno no se compromete, hay vacilación. En el momento en que uno se compromete definitivamente, también la providencia se moviliza. Acuden a nuestra ayuda toda suerte de cosas que de otra manera nunca hubieran ocurrido. Una corriente de sucesos fluye en la decisión, haciendo surgir a nuestro favor todo tipo de incidentes e imprevistos, de encuentros y de asistencia material que nadie hubiera soñado pudieran venir de ese modo.  Porque el coraje encierra en sí mismo el genio, el poder y la magia’. Esta es la invitación para este 54° Coloquio y la invitación de los empresarios de IDEA”, finalizó.