https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

HAMACAS DE MADERA: RELAJACIÓN Y DISFRUTE EN LA MEJOR ÉPOCA DEL AÑO


Con la llegada de la primavera, se busca pasar más tiempo afuera y disfrutar al máximo del sol y los aromas que la naturaleza nos brinda. Para ello, la idea de tener una hamaca en el jardín, en el balcón o en la galería de casa resulta fantástica para relajarse y deleitarse con su comodidad; tener una propia es posible y la madera es el material esencial para realizarla. Los profesionales de CADAMDA – La Cámara de la Madera – cuentan los detalles a tener en cuenta para su cuidado, mantenimiento y preservarlas en excelente estado.

La madera, como material constitutivo primario de las hamacas y de tantos otros elementos de la construcción y decorativos, es un material perfecto y considerado como “el material de construcción del futuro” gracias a sus características únicas. Mayor resistencia al fuego, es sustentable, reciclable y aislante, está colmada de innumerables diseños, colores, tonos y formas que la naturaleza le otorga, además de su gran versatilidad y capacidad de adaptación a geometrías complejas y todo tipo de proyectos arquitectónicos.
Hoy en día, son muchas las opciones que la madera nos puede ofrecer para la confección de hamacas perdurables y sustentables. De distintos tamaños, formas y colores, estas maravillosas construcciones están pensadas para disfrutar y recibir la mejor época del año: la primavera y el calor, para pasar un hermoso día al aire libre en familia o con amigos, una tarde de mate, o para relajarse mirando la belleza que nos muestra el atardecer.
Las hamacas pueden estar ubicadas en el jardín, en la zona de la piscina, en galerías, en balcones y también en el interior de una casa. Además, sus funciones suelen ser variadas depende el tipo de hamaca.
Para los más pequeños: pueden estar confeccionadas para la diversión de los niños, siendo simples de un cuerpo, colgadas con sogas o cadenas de un árbol, o en una construcción mayor con toboganes y diversos juegos, lo que le agregan a sus días de ocio un toque de color y creatividad.
Para adultos: orientadas a la comodidad y relajación, en formas de cama con almohadones y colchones, con toldos para los días muy soleados, de uno o dos cuerpos para disfrutar en compañía, y con variadas decoraciones.
La comodidad y diversidad de las hamacas resulta fuente de creación y creatividad. Se las utiliza en momentos de lectura, escritura, trabajo personal, para componer música, entre muchas otras actividades más. Además, ya son muchos bares y cafeterías del mundo en las que se las utiliza reemplazando las sillas o banquetas tradicionales para hacer de la estadía del cliente, un momento diferente, más ameno y divertido.
Tipos de madera a utilizar:
El tipo de madera depende de diversos factores tales como la durabilidad, el costo, el peso, el color, la estabilidad y la fortaleza del material. Por ejemplo, el pino es una madera “suave” o “blanda”, es fácil de trabajar y no se necesitan herramientas costosas para obtener buenos resultados.
La madera presenta muchísimos tipos de clasificaciones ya que es un material con una gran variedad de propiedades, usos o procedencias. Entre estas formas de clasificar la madera la más extendida es la referente a sus características de dureza.  Así, se engloban  en dos grandes grupos: Las maderas blandas y las maderas duras.
Maderas blandas: los árboles de crecimiento rápido, perennes y coníferos suelen ocupar el mayor porcentaje entre el tipo de maderas blandas. Algunas de las más utilizadas son: pino, álamo, olmo, ciprés, abeto, cedro, etc.  El término blanda no equivale siempre a madera menos resistente; algunas pueden serlo y otras no tanto. En realidad, se refiere a que son más fáciles de trabajar y mucho más dúctiles.
 Maderas duras: Son más resistentes y trabajar con este tipo de madera es más complicado porque son menos lisas y tienen más irregularidades, sin embargo, darles forma con máquina suele ser más sencillo. Son las utilizadas para la construcción y la ebanistería, produciendo como resultado muebles de gran calidad y de excelentes acabados. Tienen un tratamiento más complicado, pero un mejor poder visual, dureza y resistencia al paso del tiempo.
Tener una hamaca es una opción única para poder hacer todo lo que uno hace habitualmente pero de una manera diferente y original. Son prácticas y capaces de hacer de un día normal, uno más placentero y cambiar por completo cada momento de la vida.
CADAMDA – La Cámara de la Madera Argentina –  recomienda el tratamiento correcto de la madera que recae en la preservación y protección:
·         Preservación de los insectos y hongos
·         Protección de los agentes atmosféricos
Ambos procesos son muy necesarios y deben realizarse en forma independiente. Para el primero se recomienda usar preservadores aprobados por el Senasa y aplicarlos a pincel, inmersión o por vacío-presión (método industrial) previo a la protección. Luego se debe proteger de los agentes atmosféricos (sol, lluvia, viento, nieve, polución) ofreciendo una película flexible, que no cuartee y mantenga la madera expuesta en buenas condiciones y que, además, soporte la abrasión. En este paso además se decora y se procura la terminación estética a la madera que está siendo protegida. Por otra parte, además puede hacerse la ignifugación, como paso intermedio entre preservación y protección.

Uno de los grandes objetivos de CADAMDA es fomentar el consumo de madera por medio de difusión de información especialmente elaborada sobre sistemas de construcción con madera (arquitectura en madera, tendencias), muebles (propiedades, diseño y tendencias) y decoración en el hogar.
La Cámara actualmente posee una destacada presencia en Redes Sociales, mas de 80 mil seguidores en Facebook https://www.facebook.com/cadamda/, está llevando adelante una intensa campaña de prensa en medios masivos y de nicho, además de realizar eventos por todo el país vinculados con los objetivos anteriormente mencionados.