Repsol pide a BofA-Merrill valorar campos del mar del Norte para su posible venta

La petrolera española Repsol (MC:REP) ha pedido a Bank of America-Merrill Lynch que haga una valoración de su cartera de activos en el mar del Norte mientras estudia si abandona una atribulada sociedad conjunta con la china Sinopec (NYSE:SHI), dijeron dos fuentes bancarias. Repsol Sinopec Resources UK, se creó en 2015 en el marco de la compra por parte de la española del grupo canadiense Talisman, que compartía activos con Sinopec en el mar del Norte a través de la sociedad Talisman Repsol Sinopec Resources UK.
Sinopec y su filial canadiense Addax Petroleum habían invertido en su momento 1.500 millones de dólares en el 49 por ciento de esta sociedad conjunta con Talisman, una cifra que luego calificaron de excesiva.
Un año después de la compra de Talisman por Repsol por 8.300 millones de dólares, Sinopec presentó una demanda arbitral contra Repsol argumentando que Addax había pagado en exceso por unos activos comprados en 2012, exigiendo una compensación de unos 5.500 millones de dólares.
Repsol considera que la demanda arbitral no tiene fundamento alguno, pero la disputa sigue sin resolverse y se espera que un tribunal de arbitraje de Singapur se pronuncie sobre la misma a principios de 2019.
"Es una venta difícil debido al arbitraje, pero también por la madurez de algunos de los campos, que podría afectar a la valoración", dijo una fuente bancaria, añadiendo que la disputa con Sinopec es una de las razones que llevan a Repsol a decantarse por la venta de la cartera del mar del Norte.
Repsol ha anunciado desinversiones por más de 5.000 millones de dólares en los últimos dos años para capear la última crisis de precios del mercado petrolero y retomar la inversión. A principios de este mes, acordó la venta de su participación del 20 por ciento en Gas Natural (MC:GAS) a CVC Capital Partners por 3.820 millones de euros. ($4.690 millones).
Repsol y Bank of America-Merrill Lynch declinaron hacer comentarios, mientras que Sinopec no estaba inmediatamente disponible para comentar la información.
Esta sociedad conjunta en el mar del Norte tiene intereses en 52 yacimientos de petróleo, de los que opera 41, y cuenta con 12 instalaciones marinas y dos terminales terrestres.
Tras incorporarse a la sociedad hace tres años, Repsol se anotó pérdidas contables de 1.227 millones de euros porque los activos eran deficitarios y tenía demasiados campos maduros con costes de extracción muy elevados.
Desde entonces, ha invertido otros 1.000 millones de dólares en el proyecto, reducido los costes de producción e incrementado la producción. Y en 2017, la sociedad conjunta tenía flujo de caja positivo.
La producción de crudo del mar del Norte se ha reducido en más de la mitad desde el pico de casi 3 millones de barriles diarios a comienzos de siglo, aunque en los últimos años se ha recuperado ligeramente con la autorización de nuevos proyectos antes del desplome de precios de 2015.
Los proyectos que se han acelerado en 2017 harán que 2018 se el mejor año de producción en la zona desde 2010, con una producción de hidrocarburos prevista en 1,9 millones de barriles diarios, según la consultora Wood Mackenzie.

reuters