https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los resultados empresariales no justifican una caída sostenida de las bolsas

Moderadas caídas al cierre de las bolsas europeas, en una sesión de escasa volatilidad, y en la que la caída de Wall Street en los últimos momentos de contratación ha impedido un cierre alcista. Los mercados de valores europeos no ha trasladado el descenso que sufrió ayer Wall Street y esta mañana los mercados asiáticos.
La jornada comenzaba con descensos en los mercados de valores asiáticos, presionados por los descensos ayer en Wall Street, y por el mal dato del sector manufacturero en China. El Nikkei caía cerca del punto y medio porcentual, mientras que la bolsa china más del uno por ciento.
Antes de la apertura de las bolsas europeas se publicaba el dato del crecimiento del PIB de Francia del cuarto trimestre (+0,6% igual que las previsiones), y el gasto consumidor en enero también en Francia que descendía un 1,9% mensual frente +0,5% esperado.
La temporada de resultados tanto en Europa como en EE.UU. han estado por encima de las expectativas.
El Eurostoxx 50 abría con una caída del 0,34%, mientras que el Ibex 35 descendía un 0,34%. Los inversores del viejo continente valoraban la primera comparecencia pública del nuevo presidente de la Fed Jerome Powell, en la que mostraba su optimismo sobre la economía estadounidense, lo que incrementó la probabilidad de más subidas de tipos en EE.UU. este 2018. Según los fondos federales, la probabilidad de que la Fed suba cuatro veces los tipos en 2018 es ahora de cerca del 33%, frente el 24% de antes de la declaración de Powell.
Pero el factor más importante de la sesión vino desde el lado microeconómico. Hoy, último día para publicar los resultados del cuarto trimestre del año, un gran número de compañías han dado a conocer sus cuentas. En resumen, la temporada de resultados del cuarto trimestre ha estado por encima tanto en Europa como en EE.UU. En el caso americano el porcentaje de compañías que han superado las expectativas está por encima del europeo. Pero en conjunto, la valoración tenemos que hacerla positiva.
Tras las primeras dos horas de negociación, y con una cierta calma en los mercados, se publicaba el dato de IPC de la zona euro de febrero que cumplía expectativas. A diferencia del caso estadounidense, en Europa no hay miedos por una presión inflacionista descontrolada, por lo que la atención sobre los datos de precios es menor.
A media sesión las caídas en el Eurostoxx 50 eran del medio punto porcentual. Algo más en el caso del Ibex 35. El comportamiento entre unas empresas y otras variaba mucho debido a que en muchos casos cotizaban factores particulares como los resultados publicados.
El dato más importante del día fue el crecimiento del PIB de EE.UU. en el cuarto trimestre, que se ajustó a las previsiones (+2,5%). La lectura anterior fue de un crecimiento del 2,6%. Esta reducción de una décima gustó a los inversores pues modera las expectativas alcistas sobre los tipos de interés.
Wall Street abría con alzas cercanas al medio punto porcentual, lo que era aprovechado por las bolsas europeas para ponerse en positivo.
Poco después se conocía el PMI de gestores de compra de la Fed de Chicago, que se situó claramente por debajo de las expectativas, y los inventarios semanales de energía de la AIE. Estos datos coincidieron con un incremento de la presión vendedora en la bolsa estadounidense, que llevó a sus indicadores a cerca de terreno negativo, y a las bolsas europeas a incrementar de nuevo las pérdidas.
En resumen, jornada de escasa volatilidad y ligera toma de beneficios, a pesar del gran número de referencias macro y microeconómicas que se han publicado hoy.


capitalbolsa