https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Wall Street quiebra racha alcista y absorbe impacto de tipos de interés

Wall Street puso fin a la racha de máximos históricos de las tres jornadas anteriores y cerró este lunes con el descenso más pronunciado en lo que va de año, impactado por el repunte en la rentabilidad de los tipos de interés de referencia entre temores a un alza en la inflación.
El Dow Jones cedió un 0,67 %, hasta 26.439,48 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,67 % hasta 2.853,53 unidades, y el índice compuesto del mercado Nasdaq cayó un 0,52 %, hasta 7.466,51 unidades.
Los mercados detuvieron así las ganancias de los últimos días y reaccionaron con cautela en la víspera del primer discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Donald Trump.
En lo que va de año, los tres principales indicadores del mercado bursátil de Nueva York han coincidido con marcas históricas en una misma sesión en nueve ocasiones, y el Dow Jones por separado ha logrado once récords históricos desde que comenzó 2018.
La sesión de este lunes transcurrió además con la mirada puesta en la reunión de dos días que iniciará mañana la Reserva Federal, la última bajo la presidencia de Janet Yellen, quien será reemplazada por Jerome Powell.
Pero algunos analistas claves anticiparon la posibilidad de que el mercado esté entrando en una etapa de correcciones tras los avances que ha habido desde que Trump llegó a la Casa Blanca, con unos efectos que se notarán a lo largo de este año.
"Al margen de qué lo pueda disparar, es altamente probable que haya una corrección de algún tipo", afirmó el jefe de estrategia global de la firma bancaria Goldman Sachs (NYSE:GS), Peter Oppenheimer (NYSE:OPY), en una nota a sus clientes.
"Los inversores -añadió Oppenheimer- deberían estar vigilantes en períodos en los que el optimismo ha sobrevalorado los activos, dejándolos vulnerables a pequeñas 'decepciones".
La mira estuvo puesta hoy en el alza del indicador de volatilidad, también conocido como de miedo, que hoy terminó con un aumento del 24,91 %, una variación que no se veía desde agosto del año pasado, un temor que también advirtió Oppenheimer.
Pero, sobre todo, el parqué neoyorquino estuvo pendiente hoy de la rentabilidad del bono del Tesoro a diez años, de referencia en el mercado de deuda, que llegó hoy a estar por encima del 2,7 %, en niveles de abril de 2014, lo que tuvo impacto en el ánimo de los operadores.

Según los analistas, este aumento está ligado a temores del mercado sobre la posibilidad de un aumento de la inflación este año.


efe