https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los criminales están dejando de usar el Bitcoin por esta otra criptodivisa

El Bitcoin está perdiendo su encanto entre algunos de sus fans más antiguos y más ávidos, los delincuentes, dando lugar a una nueva variedad de monedas virtuales. Las monedas de privacidad como Monero, diseñadas para evitar su rastreo, se han disparado en los últimos dos meses a medida que los agentes del orden público adoptan herramientas de software para monitorear a las personas que usan Bitcoins.
Una gran cantidad de firmas analíticas como Chainalysis son cada vez mejores a la hora de marcar los activos digitales relacionados con la delincuencia o el lavado de dinero, alertando a los mercados de intercambio e impidiendo la conversión al tradicional cash.
La agencia de aplicación de la ley de la Unión Europea, Europol, alzó la voz de alarma hace tres meses, escribiendo en un informe que "otras criptomonedas como Monero, Ethereum y Zcash están ganando popularidad dentro del subsuelo digital". Extorsionadores online, que usan ransomware para bloquear las computadoras de las víctimas hasta que realizan un pago, han comenzado a exigir esas monedas en lugar del Bitcoin. El 18 de diciembre, los hackers atacaron hasta 190,000 sitios de WordPress por hora para pedir un pago en Monero, según la compañía de seguridad Wordfence.
Para los ataques de ransomware, Monero es ahora "uno de los favoritos, si no el favorito", dijo Matt Suiche, fundador de la empresa de seguridad Comae Technologies, con sede en Dubai.
Monero se cuadruplicó en valor a $349 en los dos últimos meses de 2017, según coinmarketcap.com, colocándolo entre una serie de monedas advenedizas que subieron más que el Bitcoin, la moneda digital más valiosa del mundo. El Bitcoin casi se duplicó en el mismo período, según datos compilados por Bloomberg. El precio de Monero ha subido otro 7 por ciento en lo que va del año, de acuerdo con coinmarketcap.com.
En el caso de Monero, los delincuentes lo están aprovechando porque la tecnología subyacente del Bitcoin puede funcionar en contra de ellos. El llamado blockchain, el libro de contabilidad digital registra minuciosamente las transacciones de envío y recepción, incluyendo el momento exacto y la cantidad: datos excelentes para usar como evidencias. Haga coincidir una dirección con un crimen y luego observe cuidadosamente el universo de Bitcoin, y puede ver que los fondos desaparecen y reaparecen en otros lugares.
Los detectives han desarrollado bases de datos y técnicas para digerir esa información para finalmente atrapar a los malhechores. Digamos, por ejemplo, que se sabe que una cafetería en Berkeley tiene cierta dirección de Bitcoin, y una billetera utilizada por un extorsionista transfiere la misma cantidad cada mañana a las 9 a.m. La policía puede pasar y realizar un arresto.
Monero es muy diferente. Encripta la dirección del destinatario en su blockchain y genera direcciones falsas para ocultar el remitente real. También oscurece el monto de la transacción.
Las técnicas son tan potentes que el software que señala monedas sospechosas de ser obtenidas mediante delitos ahora etiqueta cualquier cosa convertida en Monero como de alto riesgo, según Pawel Kuskowski, director ejecutivo de Coinfirm, que ayuda a los mercados de intercambios y otras compañías a evitar dinero corrupto. Eso se compara con solo alrededor del 10 por ciento del Bitcoin, dijo.
"Lo que marcamos como 'alto riesgo' es algo que está anonimizando los fondos", dijo en una entrevista telefónica. "¿Cómo van a probar que estos fondos no provienen de fuentes ilegales?"
Monero es una de las muchas monedas centradas en la privacidad, cada una de las cuales ofrece diferentes funciones de seguridad. Su principal competidor, Zcash, que no es conocido por tener un seguimiento criminal significativo, puede ofrecer una protección de privacidad aún mejor. En lugar de crear direcciones falsas para ocultar remitentes, cifra su dirección verdadera. Eso hace que sea imposible identificar a los remitentes al buscar correlaciones en las direcciones utilizadas en las transacciones múltiples para identificar el verdadero: una vulnerabilidad de Monero. Sin embargo, los desarrolladores de la moneda han progresado en reducir ese riesgo.
Aún así, los investigadores de la Universidad de Princeton recientemente desarrollaron una herramienta que los ayuda a analizar las transacciones de Zcash al menos hasta cierto punto, pero no han podido descifrar Monero. Y las características de alta seguridad de Zcash no se pueden usar en los teléfonos desechables, uno de los favoritos de los delincuentes que desean permanecer en el anonimato.
Los desarrolladores detrás de Monero dicen que simplemente crearon una moneda que protege la privacidad. La mayoría de las personas lo usan legítimamente, simplemente no quieren que otros sepan si están comprando un café o un automóvil, dijo Riccardo Spagni, desarrollador principal de Monero, en una entrevista telefónica.
"Como comunidad, ciertamente no abogamos por el uso de Monero por los delincuentes", dijo Spagni. "Al mismo tiempo, si se tiene una moneda descentralizada, no es posible evitar que alguien la use. Imagino que Monero proporciona ventajas masivas para delincuentes respecto al Bitcoin, por lo que usarían Monero".
Sin embargo, los delincuentes son probablemente solo una fracción de los usuarios de Monero, según Lucas Nuzzi, un analista senior de Digital Asset Research, que proporciona investigaciones a inversores institucionales.
"Al igual que con cualquier tecnología disruptiva, muchos de los usos iniciales giran en torno a actividades ilícitas", escribió en un correo electrónico. Pero a medida que la gente común se preocupe por la privacidad y la vigilancia, "habrá una utilidad en estas monedas que va más allá de solo un medio de intercambio de productos ilícitos".
Carlos Montero - Lacartadelabolsa