El mercado alcista es intenso, y no se perciben riesgos que puedan dañarlo

Sólidas alzas al cierre de las bolsas europeas en una jornada sin datos macroeconómicos relevantes, y en la que los principales focos de interés han sido el cierre parcial del gobierno de EE.UU., y la votación este fin de semana en el congreso del SPD alemán a favor de entablar negociaciones de gobernabilidad con el partido de Merkel. El primer hecho incrementó la incertidumbre de los inversores, el segundo la ha reducido.
En cuanto al cierre del Gobierno Federal, hoy el Senado de los EE.UU. se reunirá de nuevo para evitar que esta situación se prolongue durante más tiempo. El objetivo es que se alcance financiación hasta el 8 de febrero, a la espera de un acuerdo global sobre otros temas en discusión. El consenso de los analistas consultados nos señala que a no ser que el cierre del gobierno se prolongue de manera atípica, no tendrá excesivas repercusiones económicas. Un cierre prolongado no es previsible por lo que los mercados han ignorado este hecho.
Respecto al otro tema, este fin de semana el Congreso del SPD alemán ha dado vía libre para abrir las negociaciones de gobernabilidad con el partido conservador de Angela Merkel. Durante las últimas semanas los inversores temían la posibilidad que la falta de acuerdo para alcanzar una coalición de gobierno en Alemania derivara en unas nuevas elecciones, lo que incrementaría la incertidumbre política en el país y el resto de Europa, y por tanto, la presión vendedora en las bolsas. Con esta votación en el SPD dicha incertidumbre se ha reducido sensiblemente.
La incertidumbre política en Alemania se reduce sensiblemente.
El efecto conjunto de estas noticias fue positivo para los mercados de valores europeos, que iniciaban la jornada con pocos movimientos, pero que poco a poco fueron ganando posiciones de forma sólida. En el caso español, la subida por parte de Fitch del rating soberano el pasado viernes se veía recompensado tanto en el mercado de deuda, la prima de riesgo caía a mínimos de 2010, como en el de acciones, el Ibex 35 era el que más subía entre sus homólogos europeos.
En cuanto a los datos macro nada que destacar en el lado europeo, y en el lado EE.UU. resaltar únicamente el índice de actividad de la Fed de Chicago que en diciembre no cumplía expectativas (0,27 vs 0,44 esperado).
Wall Street abría con moderadas caídas, menores de lo que se podría haber esperado tras el cierre parcial del gobierno de los EE.UU. Hoy el Senado del país se reunirá de nuevo para intentar alcanzar un acuerdo de financiación hasta febrero. Ese es el escenario que manejan los inversores, de ahí que la repercusión en los mercados haya sido escasa.
Tras esos primeros minutos de contratación, los índices de valores estadounidenses se giraban al alza alcanzando nuevos máximos históricos intradía. “La fortaleza de la bolsa americana es asombrosa. No parece haber nada que interrumpa las subidas día tras día”, nos comentaba un operador de la Bolsa de Madrid.
Ante este buen comportamiento en EE.UU., las bolsas europeas mantenían los sólidos moderados ascensos, mayores en el caso español.
En el mercado de divisas el euro seguía al alza frente a sus principales pares. El euro/dólar sube un 0,20% a 1,2248. El euro/yen +0,23% a 135,76.
En el mercado de materias primas alzas generalizadas. Destacaríamos las subidas del aluminio y café por encima del punto porcentual. El petróleo registraba alzas del 0,35%. El oro plano.
Poco más que señalar de una jornada muy tranquila y sin referencias importantes, a la espera de los importantes datos y resultados que conoceremos a lo largo de la semana. Para finalizar traer a estas páginas el escenario operativo de M&G Valores sobre la renta variable:
Los inversores creen que la expansión económica global se prolongará en los próximos años.
Los primeros días del año han registrado una intensa subida en la mayoría de Bolsas mundiales con avances del 3% en Europa (5% el Ibex) y del 5% en EEUU. Un movimiento alcista generalizado que refleja la creciente confianza en que la actual fase expansiva de la economía global se va a prolongar en próximos años. El año 2018 se presenta con un elevado optimismo de los inversores. Este optimismo se fundamenta en las expectativas de sólido crecimiento de la economía global y crecimiento de los beneficios del orden del 10% en Europa y más del 15% en EEUU gracias a la reforma fiscal. De momento los riesgos de un fin de ciclo en EEUU se perciben lejanos y el proceso de normalización monetaria, que podría implicar subida en la rentabilidad de los bonos, tiene inicialmente un impacto positivo sobre las bolsas. Estas condiciones son propicias para un mercado alcista intenso como el que estamos teniendo en el que el riesgo principal para el mercado es interno, en la medida en que las propias subidas provocarán procesos de ajuste de cierta intensidad difícilmente anticipables. La tendencia bajista del dólar y la subida de las rentabilidades de los bonos, siempre que no alcancen una intensidad excesiva, no deberían impedir el comportamiento alcista de la Bolsa en los próximos meses.

capitalbolsa